Relajar

Se muestran 1 - 5 (de 5)

Como facilitar la relajación

El ser humano tiene la capacidad innata para relajarse. Una capacidad que es de gran ayuda para ganar salud y calidad de vida. Por desgracia, la gran mayoría no sabemos como utilizarla.

La relajación actúa en diferentes niveles, desde ayudar a conseguir el equilibrio de los centros vitales, hasta permitir la armonía entre el cuerpo, la mente y el espíritu. No obstante, para conseguir los beneficios de la relajación es conveniente practicarla con regularidad.

Con la relajación conseguimos más claridad mental, mantenemos a raya el estrés y relativizamos las preocupaciones. Para relajarnos, lo primero que hay que hacer es aprender a realizar respiraciones más profundas y tranquilas. Lo siguiente es relajar nuestros músculos. Por increíble que parezca, estos sencillos pasos ya facilitan que un ritmo cardíaco acelerado se ralentice, se despeje la mente y se consiga una cierta sensación de paz.

Practicar una relajación completa lleva su tiempo y requiere de práctica continuada. Conforme se progresa, los beneficios no se hacen esperar.

Las infusiones de hierbas, con sus propiedades tranquilizantes, son una gran ayuda en el proceso de aprendizaje. Así mismo, los aceites esenciales procuran bienestar a través de la aromaterapia. Pero, sobre todo, es la predisposición para iniciar el cambio lo que realmente favorece en todos los niveles.