Espirulina en la cocina

Actualmente disponemos de multitud de ingredientes que podemos utilizar en cocina, que desconocemos y que seguro tenemos en casa. Este puede ser el caso de la espirulina, una microalga básicamente utilizada como complemento alimenticio pero con la que podemos preparar multitud de deliciosas recetas, desde los tan socorridos batidos hasta platos muy elaborados.

Si quieres saber más de la espirulina te recomendamos un post que escribimos hace unos meses.

Aunque si tienes espirulina en casa, suponemos que ya sabes de ella, sus aplicaciones y funciones (y si no es así, no hay problema, te volvemos a dirigir al post).

Lo primero a tener en cuenta antes de adquirir espirulina es que, si tienes pensado comprarla para cocinar, en el mercado existen varias presentaciones:

Puedes encontrar espirulina en polvo, que será la ideal para tus creaciones culinarias. Aunque también puedes adquirirla en forma de comprimidos, que se deberán triturar, en cápsulas, que puedes abrir y utilizar el polvo interior, e incluso formando parte de preparaciones comerciales en forma de zumos (este último no te lo recomendamos para nada).

Y te avisamos antes de continuar, entre las recetas que te presentamos hoy no vas a encontrar ningún batido (es un recurso fácil al que no hemos querido caer).

Vayamos a por las recetas.

Pizza de espirulina

Si en lo referente a rellenar pizzas parece que ya está todo inventado, ¿por qué no probar con tunear la masa? Ahí va una pizza con una masa de color verde que podrás bautizar con el nombre de “Hulk” (por poner un ejemplo).

Ingredientes para la masa:

  • 400 g de Harina de trigo
  • 200 ml de agua
  • 50 ml de Aceite de oliva suave
  • 25 g de Fermento panadero fresco
  • 1 c/p de Espirulina (si la tienes en comprimidos, tritúrala antes)
  • Sal marina al gusto (opcional)

Ingredientes para el relleno:

Evidentemente los que quieras, pero aquí va una sugerencia bien colorida:

  • 150 g de Salsa de tomate
  • 12-15 Aceitunas negras
  • 1 Puerro
  • 1 Pimiento amarillo
  • 1 Calabacín
  • 12 Tomates cherry
  • 1 bola de Mozzarella fresca
  • Orégano o albahaca fresca

Nota: Las cantidades son orientativas. Puedes añadir más o menos cantidad según tus gustos. Lo que sí te aconsejamos es que no cargues mucho la pizza ni la dejes muy vacía.

Preparación de la masa:

  1. En un vasito separa un poco de agua y mezcla con la levadura hasta que se deshaga.
  2. Calienta el agua (a unos 37oC) y pon en un bol o recipiente hondo y añade el aceite y la sal y remueve hasta que ésta se deshaga. Mezcla también la levadura que has deshecho.
  3. Mezcla los ingredientes secos (harina, espirulina y sal) y añade al agua.
  4. Mezcla con la ayuda de un tenedor, o incluso con los dedos, hasta que se integren bien todos los ingredientes y se empiece a despegar de las paredes del recipiente.
  5. Sobre una superficie de trabajo (puede ser el mismo mármol de la cocina o una mesa) espolvorea un poco de harina y trabaja la masa hasta formar una bola. No se debe pegar ni en las manos ni en la superficie de trabajo.
  6. En un recipiente hondo (puede ser el mismo con el que has empezado a trabajar la masa) espolvorea un poco de harina y pon la bola dentro. Tapa con un trapo o film y deja reposar una media hora en la oscuridad (en épocas de frío tendrás que dejarla más tiempo) y lejos de corrientes de aire. 

Mientras la masa fermenta puedes preparar todos los ingredientes que irán en la pizza.

Preparación del relleno:

  1. Pon a escurrir la mozzarella.
  2. Pela y lava el puerro, corta en 3-4 trozos y posteriormente cada trozo en juliana. Lava y corta a daditos el pimiento amarillo y el calabacín y corta por la mitad los tomates.
  3. Corta en rodajas las aceitunas (si te has decidido por unas aceitunas con hueso, estaría bien dedicarte a sacárselos. Es una faena darle un bocado a la pizza, encontrarte con un “obstáculo” y arriesgarte a perder un diente).
  4. Si has adquirido albahaca fresca, separa las hojas
  5. Pasado el tiempo de reposo de la masa, retira del bol y vuelve a poner sobre la superficie de trabajo enharinada.
  6. Con un rodillo extiende la masa hasta darle la forma deseada (redonda o cuadrada, depende de la bandeja donde la pongas a hornear). Aprovecha para precalentar el horno a 220oC.
  7. Si eres un virtuoso de las pizzas, el rodillo te parecerá un poco cutre. Pues, hala, a darle forma con tus manitas.
  8. Unta con un poco de aceite la bandeja donde irá la pizza, pon la masa extendida encima y pincha un poquito con un tenedor para evitar que suba en exceso al hornear.
  9. Ves esparciendo los ingredientes del relleno empezando por untar la base con la salsa de tomate. Continua por las aceitunas, el pimiento, el puerro y el calabacín
  10. Corta con tus dedos la mozzarella en varios trozos (así le dará un toque rústico) y pon por encima.
  11. Finalmente reparte las mitades de tomate y el orégano. Si utilizas albahaca la deberás poner después de hornear.
  12. Hornea unos 15-20 minutos o hasta que la masa esté hecha y la superficie coja color. ¡Lista para servir! (espera a que se enfríe un poquito si no quieres quemarte la lengua)

Arroz verde a la espirulina

Este arroz te quedará de un interesante color (a parte de un buen sabor) que vestirá tus platos y te hará quedar como un gran chef.

Ingredientes:

  • 1 litro de Caldo vegetal (si es hecho por ti, mejor)
  • 200 g de Espinacas frescas
  • 1 Cebolla tierna mediana
  • 1 diente de Ajo
  • 2 c/c de Espirulina en polvo o 4 comprimidos (triturados)
  • 200 g de Arroz bomba
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

  1. Rehoga la cebolla cortadita y el ajo con un poco de aceite y sal.
  2. Mezcla la cebolla con las espinacas, la espirulina y el caldo y pasa por la licuadora hasta que las espinacas queden bien trituradas.
  3. En una paella o cacerola ancha añade un poco de aceite e incorpora el arroz. Mezcla bien con el aceite y agrega ¾ partes del caldo (reserva el resto).
  4. Cuando empiece a hervir, reduce el fuego y tapa durante unos 10 minutos
  5. Comprueba la cantidad de caldo que queda. Si hace falta, añade el resto (mejor si tienes el caldo muy caliente para no romper el hervor del arroz). Rectifica de sal.
  6. Pasados entre 15 y 20 minutos apaga el fuego y deja reposar otros 5 minutos (mejor si sigues las indicaciones que suelen aparecer en el envase de arroz).
  7. Ya tienes el arroz listo para acompañar con lo que desees.

Barritas energéticas de espirulina

¡Qué ricas, las barritas caseras! Si, es que, ¡podemos hacerlas con lo que nos apetezca! Después de los batidos, las barritas son el recurso más fácil para poner la tira de ingredientes raros. Puedes preparar hasta barritas saladas.

Ingredientes:

  • 150 g de Higos secos
  • 50 g de Dátiles secos
  • 150 g de Almendra Marcona cruda (o anacardos o nueces o una mezcla que te mole mucho)
  • 1 puñado de Semillas de calabaza
  • 1 puñado de Semillas de gira sol
  • 2 c/s de Cacao en polvo
  • 1 c/s Espirulina en polvo o en pastilla pero triturada

Preparación:

  1. Pon todos los ingredientes en una procesadora de alimentos y tritura hasta que quede una masa. Normalmente suele formarse una bola. Puedes dejar algunas pipas a parte y mezclarlas luego para que se vean enteras
  2. Extiende sobre papel de horno o bandeja cuadrada y dale un grosor de 1 cm aproximadamente. Pon en la nevera durante 45-60 minutos (o hasta que endurezca).
  3. Saca de la nevera y corta en forma de barritas o como desees.
  4. Puedes guardarlas individualmente e ir consumiéndolas cuando te apetezca.

Y si te da pereza, siempre puedes recurrir a las barritas ya preparadas.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com