Recetas ricas en antioxidantes para el verano

Sabemos que la exposición al sol pone a prueba nuestra barrera antioxidante. Pero también queremos que disfrutes del verano, por lo que esta semana compartimos contigo unas recetas que te ayudarán a mantenerte protegid@, y fresquit@.

Batido para tu piel

Combinación de una de las frutas estrella de la temporada de verano, el melocotón, y zanahoria, una auténtica bomba de nutrientes antioxidantes que, además, protege tu piel.

Ingredientes

  • 3 Zanahorias
  • 4 Melocotones
  • 1 c/p de Escaramujo en polvo
  • ½ Vaso de Agua bien fría
  • Hielo picado

Preparación

  1. Limpia las zanahoria y pela los melocotones (evidentemente, quita el hueso).
  2. Pon todos los ingredientes, excepto el hielo, en la batidora y bate hasta que esté bien triturado. Si crees que ha quedado muy espeso, puedes añadir más agua.
  3. Añade el hielo picado y sirve

Nota: las zanahorias, así como los melocotones son ricos en carotenoides, precursores de la vitamina A que protegen nuestra piel y mucosas. El betacaroteno es un compuesto que muchos toman un tiempo antes de la llegada del verano para que su piel adquiera un ligero tono y alargar el bronceado una vez finalizada la temporada.  

El escaramujo es rico vitaminas del grupo B, flavonoides, minerales y ácidos de frutas, muchos, con acción antioxidante.  

Sandía en gelatina

Los que realmente van a disfrutar de esta receta son los más pequeños. El vaivén casi hipnótico de la gelatina los mantendrá en vilo y deseosos de probar este delicioso postre (o merienda).

Ingredientes

  • 1 sandía pequeña
  • 1 cucharada de estevia en polvo
  • 1 sobre de gelatina en polvo sin sabor
  • 1/ vaso de Agua

Preparación

  1. Pon la gelatina en agua hasta hidratarla (sigue las instrucciones del fabricante).
  2. Corta la sandía por la mitad y vacía su contenido lo máximo que puedas con la ayuda de una cuchara.
  3. De la fruta que has extraído, retira todas las semillas, incorpora en el vaso para batir, añade el edulcorante y tritura eliminando todo indicio de grumo. Comprueba el dulzor, si te parece poco, puedes añadir un poco más de edulcorante.
  4. Escurre la gelatina, añade un poco de agua bien caliente y remueve hasta que la gelatina quede bien disuelta.
  5. Pasa la fruta por un colador y mezcla con la gelatina removiendo para que quede todo integrado.
  6. Rellena las dos mitades de la sandía y pon en la nevera por unas horas hasta que se forme la gelatina.
  7. Puedes servir cortando rodajas de sandía como lo harías normalmente.

Nota: Lo primero a destacar de la sandía es la gran cantidad de agua que contiene, lo que la hace ideal para mantenerse hidratado. Las sandías con la pulpa roja contienen más licopeno, mientras que las sandías con la pulpa amarilla son más ricas en betacaroteno. Podemos decir que la sandía es la fruta del verano.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com