Salsa vegana para patatas bravas

Las patatas bravas es una de las tapas más conocidas, típicas y demandadas de nuestro país. Desde que apareció por primera vez, durante la segunda mitad del siglo XX, no han dejado de hacerse versiones de la receta y podríamos decir que cada uno le aporta su toque personal. Hace tiempo que queríamos compartir nuestra particular propuesta. Esperemos que te guste.

Ingredientes

  • 1 cebolla mediana (la nuestra pesaba 125 g)
  • 1 diente de ajo (si son pequeños, 2 dientes)
  • 1 cucharada pequeña rasa de pimentón dulce
  • 1 cucharada pequeña rasa de pimentón picante
  • ½ cucharada pequeña (3 g) de caldo vegetal en polvo
  • 250 ml agua
  • 2 cucharadas pequeñas colmadas (unos 20 g) de harina integral
  • 1 cucharada sopera de vino blanco
  • 2 cucharadas soperas de AOVE
  • Sal
  • 1 pizca de Comino (opcional)
  • Unas gotas de salsa de soja (opcional)

Elaboración

  1. Pica la cebolla y el ajo y rehoga en un cazo junto con el aceite y una pizca de sal. Cocina a fuego medio-suave hasta que la cebolla quede transparente (si durante la cocción ves que se queda muy seco, puedes añadir cucharaditas de agua)
  2. Mientras se pocha la cebolla, prepara el caldo vegetal mezclando el concentrado con el agua y reserva
  3. Una vez la cebolla está pochada, añade los pimentones y mezcla bien hasta que se integren los ingredientes
  4. Acto seguido añade también la harina y remueve hasta que se integre con la mezcla anterior
  5. Ya puedes añadir el caldo y el vino a la mezcla. Hazlo poco a poco y sin dejar de remover. Verás como va ligando y formándose la salsa
  6. Es el momento de echar el comino y unas gotas de salsa de soja
  7. Deja enfriar, tritura y sirve junto con las patatas fritas

Recomendación: haz la salsa unas horas antes o incluso el día antes. Los sabores se habrán mezclado mucho mejor y está mucho más buena.

Notas: Te animamos a que le pongas imaginación a la hora de cocinar las patatas. Las puedes hacer como tradicionalmente: fritas. Pero también puedes hacerlas al horno o en la freidora de aire. Puedes jugar con la forma, dejarlas con piel, añadirles hierbas y especias... Para la salsa, dale tu toque personal. Puedes hacer una base de salsa de tomate, añadir tabasco, hacerla con guindillas, combinarla con una buena mayonesa casera... se trata de experimentar y que encuentres las patatas bravas que lleven tu sello particular. Aunque ya te decimos que si te gusta el sabor del pimentón, ¡esta receta le va de ole!

Blog posts relacionados

Productos relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional dsanitario. No se debe sustituir o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento médico.
© 2009-2022 Copyright - Cebanatural.com