Que tipo de cabello tienes y como lo cuidas?

El cabello no solo cumple una función estética, sino que tiene una importante finalidad protectora, además de conectarnos con el medio externo y reflejar nuestro estado de salud interior. Cuando la salud del organismo en general es buena, el pelo crece con normalidad, es fuerte, resistente y brillante, cuando el estado de salud se debilita, el pelo también lo hace.

El aspecto del cabello, un indicador del estado de salud!

Si miramos a través de la historia, al pelo siempre se le ha dado un valor estético muy importante, sin embargo para muchas culturas, la importancia del cabello radica en su papel como indicador inequívoco del estado de  salud interior de las personas.

La alimentación, el estrés, la contaminación, son factores que hoy en día influyen de manera considerable en la salud de las personas y por consiguiente en la salud del cabello, así es que para lucir una melena sana, primero debemos vigilar las condiciones y hábitos de vida que llevamos.

El abuso de tintes, decoloraciones, permanentes y planchas, están siendo hoy en día los principales castigadores del pelo.Por otro lado el abuso de prácticas y productos para embellecer el pelo están siendo una de las principales causas de deterioro del mismo, especialmente en las mujeres, quizá por la presión social que nos lleva a pensar que cualquier cosa vale para estar bellas, sin prestar atención a las consecuencias.  Estas practicas continuadas, aumentan la sensibilidad capilar, haciendo que el cabello se vuelva frágil, con una textura áspera y hacen que pierda luminosidad y movimiento.  Aunque la finalidad es aparentar un cabello bonito, lo que se consigue a largo plazo es el efecto contrario.

El cabello

El cabello esta formado por filamentos compactos, nace en la dermis (capa interior de la piel) allí se encuentra todo su tejido activo, sus fibras están formadas por proteínas fibrosas como la queratina y minerales como el zinc, hierro y calcio.  Cuando hay deficiencia o carencia de estos componentes en el organismo, se ve afectada la salud del pelo, produciendo fragilidad y en muchos casos la perdida del gradual de cabello.

Existen diferentes tipos de cabello, la genética es la que determina el tipo, textura y color de nuestro pelo. Las influencias externas y el cuidado que le proporcionemos al cabello son los que determinan el aspecto y el tacto del mismo.  Así mismo una alimentación equilibrada, donde no falten aquellos que contienen proteinas de calidad,  minerales como el yodo, vitaminas A y del complejo B, la biotina y el ácido fólico entre muchos otros que mas adelante relacionaremos.

Hay que tener en cuenta que el aspecto del cabello también puede variar en determinadas etapas de la vida, bien sea por cuestiones hormonales, anímicas y de salud en general.  No obstante manteniendo una sana alimentación y unos cuidados básicos, no se verá tan afectado por estos factores.

Identificando el tipo de pelo que tenemos podemos determinar el tipo de cuidados que necesita.

Los tipos de cabello

Cada tipo de cabello requiere unos cuidados diferentes
en cuanto a limpieza, peinado e hidratación.

  • El cabello Graso: se da por un exceso de producción de grasa por parte de las glándulas sebáceas, lo que hace que el pelo se apelmace, también puede darse por un exceso en el lavado, ya que las glándulas sebáceas reaccionan ante su carencia reanudando su función con mas intensidad.  Para que el pelo graso mantenga su nivel de grasa normal, debe lavarse a menudo con un champú suave, el acondicionador se debe aplicar solo en las puntas y se puede usar una mascarilla a base de frutas preferiblemente cítricas, una vez por semana.
     
  • El cabello seco: Se genera por lo contrario a lo que ocurre con el cabello graso, se deshidrata y se vuelve frágil y quebradizo, por la falta de grasa pierde elasticidad y brillo.  Normalmente la sequedad del pelo se debe a un marcado uso de tratamientos químicos que pueden ser agresivos o irritantes como el cloro, los tintes etc, también el factor medioambiental influye en la deshidratación y resequedad del pelo.  Para ayudar a regular la producción de grasa se debe masajear el cuero cabelludo activando así la circulación sanguínea y ayudando a distribuir la grasa de manera uniforme. El uso de mascarillas hidratantes al menos dos veces por semana y un acondicionador siempre después del champú indicado le ayudaran a equilibrar la humedad e hidratación del cabello.
     
  • El cabello fino y liso: Debe lavarse a menudo para evitar que se vuelva graso ya que la grasa lo hacen mas lacio y con tendencia a apelmazarse, este tipo de cabello esta condicionado por la genética y es muy difícil que cambie su textura o grosor a base de productos; su apariencia puede mejorar cambiando el color y el corte buscando un estilo que le de volumen.  Igualmente existen nutrientes que podrian fortalecer el pelo fino, como la cafeína y el zinc.
     
  • El cabello teñido: Someter el cabello a procesos químicos alterará su equilibrio en el pH y puede hacer que se vuelva seco y quebradizo, con tendencia a romperse y deteriorarse con facilidad, el cabello sufre y pierde naturalidad, por ello es importante el uso de productos específicos para cabellos teñidos.  La aplicación de mascarillas intensivas hidratantes y aceites o cremas que lo protejan de factores como los rayos ultravioleta, del cloro y del agua del mar son esenciales apra cabellos teñidos o con permanentes.
     
  • El cabello rizado: Como mejor luce es conservando y cuidando su aspecto natural, es un tipo de cabello difícil de manejar, su aspecto suele ser mate y tiene tendencia a secarse, para su buen mantenimiento se deben utilizar productos hidratantes y que eviten la humedad, acondicionadores que no necesiten enjuague y evitar peinarlo con cepillo o peine, para ello lo mejor es utilizar los dedos para marcar la forma, una vez seco la aplicación de un champu anti-encrespamiento y un serum puede mejorar el aspecto de encrespado.
     
  • El pelo afro: Este tipo de pelo suele ser grueso y seco, es característico de la raza negra, aunque lo pueden presentar personas de otras razas.  Es muy propenso a dañarse y a romperse, su cuidado no es fácil, por lo que una buena solución es recurrir a las permanentes medias con el fin de mejorar su apariencia.  Aunque es un tratamiento agresivo, ayuda a transformar los rizos dándoles una forma mas suelta y manejable. Para una buena hidratación y evitar su deterioro, se debe lavar frecuentemente a fin de que la producción de grasa se active con mas intensidad, la aplicación de aceites hidratantes especiales para este tipo de pelo son una magnifica opción y usar siempre mascarilla en lugar de acondicionador.  Aceite de aguacate y de sésamo son ideales tanto para masaje como para aplicar en las puntas después del lavado

El pelo y la alimentación.

Aunque cada tipo de cabello requiera unas pautas de cuidado diferentes, lo cierto es que para la buena apariencia de todos en general, la alimentación juega un papel muy importante.

El aporte de vitaminas necesarias como las del complejo B, vitamina A, vitamina E, vitamina H, vitamina C minerales como el yodo y el azufre, son de vital importancia para conseguir un cabello sano, bonito y para evitar la caída y la caspa.  Estos nutrientes por ejemplo, se pueden encontrar en las cápsulas de  mijo de oro, que por su contenido de silicio, biotina y demás vitaminas y minerales promueven a recuperar y desarrollar todo el potencial del cabello, es decir le ayudan a crecer mas fuerte y mas sano y por supuesto a evitar la caída.

La elasticidad, brillo y salud del cabello se consiguen mediante una dieta rica en proteínas, vitaminas, minerales, beta-carotenos y en aminoácidos, todos ellos necesarios para regenerar tejidos, normalizar la secreción de las glándulas sebáceas, reforzar la circulación sanguínea y evitar el envejecimiento celular entre muchos otros beneficios.

Los aceites vegetales, los cereales integrales, frutos secos, frutas y verduras juegan un importante papel en la apariencia del pelo.La dieta que contemple la salud de nuestro cabello debe ser rica en estos alimentos y debe mantenerse alejada de los fritos, las salsas, las grasas, carbohidratos refinados y el consumo excesivo de carnes.

Se deben evitar alimentos picantes y el consumo de alcohol y tabaco, estos pueden incidir en la aparición de caspa o irritaciones del cuero cabelludo

Para una mejor salud del pelo, se debe procurar la aplicación de productos de procedencia natural a base de plantas y aceites naturales como el de romero y la salvia, champús suaves que ademas de limpiar ayudan a mantener la humedad y previenen la caspa y la caída, como la ortiga, el áloe vera y la manzanilla. Se debe enjuagar muy bien el pelo tanto de champú como de acondicionador

les compartimos algunos consejos prácticos: 

  • Dejar el pelo suelto y libre el mayor tiempo posible
  • cepillarlo con cuidado antes de lavarlo
  • para eliminar impurezas y oxigenarlo, masajear el cuero cabelludo a menudo para activar la circulación sanguínea.

Estos consejos en conjunto con los cuidados antes mencionados son los mejores aliados naturales para mejorar la apariencia del pelo y recuperar su belleza.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com