El aceite de árbol de té, un pequeño todo terreno

Es conocido que el aceite de árbol de té tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas, antibacterianas y ayuda a la cicatrización de las heridas. Pero poco se sabe de sus efectos positivos en el estado de ánimo, de su uso en cosmética o de su utilidad para aliviar determinados dolores.

Aplicación y efectos del aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té es muy conveniente para aliviar todos los problemas inflamatorios de la piel, especialmente en caso de espinillas, acné, verrugas u hongos (por ejemplo, hongos de los pies y uñas). Además, también es eficaz en forma de enjuagues bucales, como tratamiento de resfriados, inflamaciones de la garganta y de las encías.

Una gran ventaja es que el aceite de árbol de té es muy suave para el tejido y muy raramente causa reacciones alérgicas. Sin embargo, igual que en todos los aceites esenciales, hay una advertencia: evitar el contacto con los ojos y las mucosas.

Además de las ya mencionadas propiedades antiinflamatorias, antisépticas y antibacterianas, por las cuales es más conocido popularmente, tiene muchas otras aplicaciones y efectos que mencionamos a continuación.

Efectos sobre el estado de ánimo

El aceite de árbol de té tiene efecto a nivel psicológico fuerte. Sus ingredientes son similares a los de la mejorana, entre las cuales se sabe también que tienen un efecto positivo en el estado de Ánimo. Especialmente en caso de ansiedad o dudas en la confianza sobre sí mismo.

El aceite del árbol de té ayuda a restablecer el equilibrio mental. Una de sus sustancias, los llamados monoterpenos que se encuentran también en el aceite de pino, aumentan adicionalmente ese efecto positivo. Cuando los sentimientos y pensamientos están fuera de control, el aceite del árbol del té es un soporte eficaz en la lucha contra el letargo, la apatía y el cansancio físico o mental.

Para restablecer el ánimo decaído, combatir la ansiedad y la inseguridad se colocan 3 gotas de aceite de árbol de té por cada 5 ml de un aceite base, puede mezclarse con aceite de lavanda y poner unas gotitas en un pañuelo para inhalar profundamente el aroma, repetir cada 5 minutos la inhalación sin necesidad de poner más gotas en el pañuelo.

Otra forma muy cómoda de aprovecharlo es con un quemador de cerámica o sencillamente poner unas gotas del aceite sólo o mezclado según el gusto de cada persona, en una bolita de algodón y dejar en un lugar de la casa para que el olor se esparza en el ambiente.

El aceite de árbol de té se recomienda especialmente a personas sensibles al estrés y la ansiedad, dos tipos de trastornos que a la larga pueden causar  problemas digestivos y musculares, entre otros.

El uso del aceite de árbol de té para la piel y el cabello

Granos:

Aplique aceite de árbol de té puro con un hisopo de algodón varias veces al día sobre granos y espinillas.

Masaje:

Usos del arbol de téMezcle unas gotas de aceite de árbol de té con aceite vegetal puro (aceite de aguacate, aceite de almendras, aceite de germen de trigo o aceite de jojoba).

Piel irritada y cansancio:

10 gotas en el agua de la bañera son suficientes para ayudar a recuperar la piel irritada y de paso favorecerse de su efecto revitalizante.

Picaduras de insectos:

Aplicar 1-2 gotas de aceite de árbol de té puro sobre la picadura o mordedura del insecto, en caso de niños, probar antes mezclando unas gotas en agua.

Cosmética:

Según la necesidad, añadir algunas gotas a su crema, loción o a un aceite base.

Cuero cabelludo irritado:

Añadir 5-7 gotas en el champú y lavarse el pelo con esta mezcla.

Limpieza de la cara:

Añadir unas gotas en un algodón húmedo y aplicar a la cara, manteniendo los ojos cerrados.

Pies:

En caso de cansancio, dolor u olor, frotar unas gotas puras entre los dedos de los pies y después bañarlos.

El uso del aceite de árbol de té para el cuidado de la boca y la garganta

Irritación en la garganta y las encías:

Añadir 3-5 gotas en un vaso de agua, hacer buches y gargarizar.

Sarro:

Añadir una gota del aceite a la pasta de dientes. Poco a poco se elimina el sarro. 

Caries:

Añadir una gota del aceite a la pasta de dientes para prevenir la formación de bacterias que causan la caries.

Labios:

Para eliminar el herpes labial aplicar varias veces al día con un hisopo sobre la zona afectada, se puede alternar con crema de aceite de árbol de té para este fin.

El uso del aceite de árbol de té en el hogar

Lavadora:

Añadir unas 20 gotas en la lavadora para aumentar la higiene, especialmente en caso de lavar  pañales, ropa interior, etc.

Limpieza:

Añadir 20 gotas al agua de limpieza.  El aceite de árbol de té inhibe la formación de moho en las zonas vulnerables.

Los aceites de la rosa o de la lavanda son adecuados para realizar una mezcla con aceite de árbol de té. Otros aceites recomendables serían el aceite de tomillo limonero y de bergamota.

Componentes clave

El árbol de té pertenece a la familia del mirto. Por destilación al vapor de las hojas del árbol y las ramas, se obtiene un aceite de aroma fresco conocido como: Aceite de árbol de té.

Una tonelada de material vegetal ofrece en dos o tres horas, y después de la destilación, unos diez litros de aceite. El aceite esencial de árbol de té tiene un color transparente o ligeramente amarillo, y un aroma fresco y picante. Los dos compuestos principales que dan las propiedades de curación al aceite de árbol de té son el terpinen y el cineol.

La evaluación subjetiva del olor puede variar. Olfatos sensibles dicen que huele bastante desagradable, sin embargo a otros no les molesta. La producción de este aceite es relativamente cara. Para obtener el efecto positivo deseado es indispensable utilizar un aceite de buena calidad. Por eso es preferible comprar solamente un producto ecológico y sano. Otros aceites suelen ser de inferior calidad.

Historia del aceite de árbol de té

El árbol de té (Melaleuca alternifolia) es nativo de Australia y ha sido durante mucho tiempo el remedio casero de los aborígenes. Europa empezó a familiarizarse con el árbol de té gracias a James Cook. Él descubrió, junto con el botánico Dr. Joseph Banks en 1770, este aceite durante un viaje de exploración por Australia. Allí, Banks observaba cómo los aborígenes utilizaban una decocción de las hojas del árbol de té para la curación de heridas y otros problemas de la piel.

El descubrimiento del botánico Banks, sin embargo, cayó en el olvido hasta que en 1925 se pudo demostrar científicamente su efecto antiséptico, antibacteriano y antifungicida. Hoy en día, el aceite de árbol de té vive un verdadero renacimiento.

Compartir artículo:

Comentarios de usuarios

Aceite de árbol de té

2013-08-30

El aceite de árbol de té reduce el dolor en heridas y quemaduras.
.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2020 Copyright - Cebanatural.com