Lupino o altramuz. El perfecto sustituto del café

El café, pese a ser una de las bebidas más consumidas del mundo, está vetada para una minoría por los efectos que la cafeína tiene en muchas personas. Afortunadamente existen alternativas que permite seguir disfrutando de un sabor, si bien no exactamente igual, muy parecido.

Seguramente, la primera vez que probaste el café lo encontraste extremadamente amargo. Seguramente no te gustó pero, sin saber bien el motivo, quizá por su embriagador aroma, quizá por esa “chispa” que necesitas para acabar de despertarte, continuaste tomándolo. Seguramente acabó por gustarte y a día de hoy forma parte de tu rutina mañanera. Sin embargo, pese a que es una bebida imprescindible para empezar el día y acabar la comida, ha llegado el momento en el que tienes que dejar de tomarlo.

Todo esto que hemos explicado, puede que te haya pasado, o puede que te pase en un futuro.

No todo el mundo puede tomar café pese a que le guste mucho su sabor.

Los motivos por los que se debe dejar de tomar café son básicamente dos. Por intolerancia, ya que el café contiene alcaloides que irritan nuestro sistema digestivo y provoca alteraciones gastrointestinales en algunas personas. O por problemas coronarios, ya que la cafeína puede ser un riesgo adicional ante la presencia de hipertensión. 

Llegado este momento, muchos son los que buscan alternativas que sustituyan el café pero que mantengan el sabor.

Sustitutos del café

La presencia de bebidas que emulan el sabor del café tiene un origen muy diferente al de buscar un sustituto por motivos de salud.

La aparición de otros granos nació de la necesidad de cubrir la alta demanda o simplemente con la intención de adulterar el café para obtener más beneficios.

Todo y así, la realidad es que con plantas como la achicoria, la más utilizada, o el altramuz, además de algunos cereales, se consiguen bebidas que se asemejan bastante al sabor del café.

Altramuz, uno de los más utilizados

El altramuz, también llamado chocho, lupinus, lupino, almorta y otros muchos nombres, es una legumbre que se obtiene de la planta Lupinus albus. Los lupinus son un género de plantas leguminosas que alberga un par de centenares de especies, de las que unas pocas son comestibles.

El lupino se utiliza mucho como planta ornamental. Sus bonitas flores tienen colores muy variados. El altramuz tiene un origen Mediterráneo y su perfil nutricional no tiene nada que envidiar al de otras legumbres. Es muy rico en proteínas, alrededor del 40%, contiene además sobre un 15% de grasas, motivo por el cual, también se puede obtener aceite de esta semilla, y relativamente menos carbohidratos si lo comparamos con otras leguminosas de consumo humano (40-45%).

Al igual que las demás legumbres, el altramuz contiene fibra, vitaminas del grupo B, minerales como el fósforo, magnesio, zinc, calcio y potasio.

Destaca del altramuz su contenido en alcaloides.

Los alcaloides son sustancias amargas que consumidos en exceso son perjudiciales. El altramuz contiene una cantidad importante de estas sustancias, motivo por el cual, quizá, se fue perdiendo el interés hacia esta legumbre como alimento en las últimas décadas.

Sin embargo, existen variedades de lupinus sin alcaloides o que los contienen a dosis muy bajas que poco a poco se están haciendo un hueco en la alimentación humana.

El altramuz se consume como cualquier otra legumbre, cocinado. Aunque es más fácil encontrarlo en conserva. De él también se obtiene harina, proteína, aceite (como ya hemos indicado), sucedáneos de carne y un sustituto del café.

El altramuz es, por detrás de la achicoria, el grano más utilizado para elaborar alternativas al café.

Lo que empezó siendo una versión “barata” del café ha acabado por ser la opción digestiva y sin cafeína de una de las bebidas más consumidas del mundo.

Para la obtención de café lupinus se utilizan las semillas tostadas y posteriormente molidas.

La ventaja de este sustituto del café es que puede prepararse como cualquier café convencional: se puede tomar solo, puede mezclarse con leche o bebida vegetal, se puede mezclar con cacao, para emular el capuchino… y lo mejor de todo ¡con un sabor muy parecido al café!

Si eres de los que, sea por el motivo que sea, no puede o quiere consumir café pero aprecia su sabor, el café lupinus es una de las mejores y más acertadas opciones.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com