Glucomanano, la fibra vegetal para el control del peso y del colesterol

"Pierda peso rápido y sin esfuerzo" es un argumento altamente atrayente para aquellos que desean eliminar los kilos de más sin someterse a una dieta rigurosa o a realizar ejercicio. Está científicamente comprobado que no existe el producto milagro que logre tal objetivo. No obstante, con ayuda de sustancias naturales como el glucomanano, que ayuda a reducir la sensación de hambre se puede lograr, si el propósito es controlar el peso.

El glucomanano es una fibra soluble cuya capacidad de hinchamiento al contacto con el agua es sorprendente, ya que puede formar una solución viscosa más elevada que cualquier otra fibra vegetal conocida. 

La planta Amorphophallus Konjac pertenece a la familia de las Araceae, es un tubérculo del cual se extraen sus raíces y bulbo para elaborar la harina que ha sido utilizada en las culturas orientales desde hace cientos de años como ingrediente de diversos alimentos. Y que en occidente se conoce como un adelgazante natural del cual se habla últimamente en todos los foros sobre el control de peso.

El glucomanano es una bebida conocida como adelgazante pero sus propiedades se extienden de manera que es beneficioso para:

  • Controlar el peso
  • Equilibrar niveles de colesterol
  • Disminuir problemas de estreñimiento
  • Controlar azúcar en sangre

¿Cómo funciona el glucomanano en el organismo?

El glucomanano, como hemos mencionado, es una fibra vegetal dietética que formada por cadenas de carbohidratos no digeribles, y como todas las fibras, el cuerpo no tiene capacidad de asimilarla por completo, con lo cual se elimina sin haber aportado apenas calorías. Cuando el glucomanano entra en contacto con cualquier líquido, preferiblemente agua, su tamaño aumenta hasta 50 veces su propio volumen, lo que produce una sensación de plenitud y saciedad en el estómago que disminuye la necesidad de comer o estar picando entre horas.

Al ser un complemento alimenticio no se deben sustituir las comidas principales por glucomanano.Es así como el glucomanano pasa de ser un producto milagro cuestionable a ser un suplemento alimenticio que funciona de manera eficaz y comprobada como parte de una dieta para la pérdida de peso. Según datos aportados por la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria).

El glucomanano es hoy en día un compuesto recomendable para personas con problemas de sobrepeso y obesidad. No obstante, al ser un complemento hay pautas que se deben tener en cuenta como:  No sustituir las comidas principales solo por glucomanano, sino reducir la ingesta de calorías en cada comida, basándose en una alimentación equilibrada, rica en verduras, fruta y proteínas de calidad. Y apoyarse con una ración de 3g de glucomanano disuelto en agua antes de las tres comidas más importantes. Recordamos que debe prepararse al menos 30 minutos antes de beberlo y beber suficiente agua a lo largo del día.

La forma más segura de tomar glucomanano

Siguiendo la pauta anterior ininterrumpidamente se puede conseguir el objetivo deseado. Y para ello qué mejor que dejarnos guiar por la forma en que los japoneses utilizaban antiguamente la harina de la planta Konjac, puesto que existen diferencias dignas de considerar respecto a la forma en que se utiliza el glucomanano en algunos países de occidente.

Según la tradición oriental, una forma  segura de tomar glucomanano es disolverlo en agua media hora antes de beberlo.

La historia se remonta al año 900 aproximadamente y se sigue el mismo método hoy día en la cultura japonesa. Ellos trituran el tubérculo hasta convertirlo en una harina que dejan secar sin purificar y que también utilizan como gelificante e ingrediente de diversas recetas. 

Una vez conseguido el punto de harina deseado, la dejan reposar aproximadamente media hora en una cantidad suficiente de agua para que se hidrate y se hinche. Seguidamente ingieren la bebida resultante. De esta forma el glucomanano transita ya en su forma expandida a través del tubo digestivo y llega al estomago, sin correr riesgos de obstrucción en el esófago o cualquier punto del recorrido intestinal. 

En occidente está más extendida su utilización de comprimidos o cápsulas, sin embargo, hay evidencias del año 1984 y 1985 donde se produjeron casos de obstrucción esofágica en Australia con la ingestión de un sólo comprimido de 500mg, por lo que en este país y en muchos otros, está completamente prohibida la comercialización de comprimidos de glucomanano. 

El riesgo obstrucción se produciría porque al absorber mucha agua, el comprimido se expandiría rápidamente en el esófago sin darle tiempo de llegar al estómago produciéndose el taponamiento y las consecuencias posibles. Es así como la práctica japonesa de disolver el polvo en agua antes de beberlo es más segura, y el efecto sigue siendo el mismo. Eso sí, con glucomanano procedente de harina de Konjac purificada y habiendo superado todos los controles de seguridad alimentaria, sanidad y calidad.

Otros beneficios terapéuticos del glucomanano

El glucomanano como arma contra el colesterol

El glucomanano favorece la reducción del colesterol, con lo cual la medicina naturista ha puesto en el ojo de las investigaciones el papel que podría desempeñar el glucomanano en la lucha contra los trastornos cardiovasculares.

Ya detallado el modo en que el glucomanano actúa en el tracto gastrointestinal para ayudar a perder peso pasamos a describir como actúa a nivel intestinal, donde ejerce su función favorecedora en la reducción del colesterol LDL.

Con una ingesta diaria de 4g de glucomanano se contribuye a mantener unos niveles equilibrados de colesterol. El glucomamano tiene la capacidad de formar mucilago (gel) que atrapa los ácidos biliares que transportan el colesterol hasta las mucosas absortivas. Al quedar encapsulados en el gel que se forma, se excretan a través de las heces disminuyendo así la absorción intestinal del colesterol. Recordemos que el glucomanano es una fibra y por tanto no se absorbe. Y el hígado, para compensar la eliminación de los ácidos biliares que arrastran el colesterol, obliga a las células hepáticas a reponerlos, sintetizándolos a partir del colesterol. Es por eso que el indice de colesterolemia se ve reducido y atacado por dos frentes.

Con la ingesta diaria de 4g de glucomanano se contribuye a mantener un nivel normal de colesterol LDL en sangre.

El glucomanano reduce los problemas de estreñimiento

Los efectos fisiológicos del glucomanano en el organismo son terapéuticos aplicándolo a cada necesidad, y conociendo las cantidades indicadas y los efectos tanto positivos como los posibles efectos negativos.

El glucomanano, ayuda a controlar el ritmo intestinal.En problemas de estreñimiento su acción es relevante, esto debido a su capacidad de incrementar la viscosidad del contenido gastrointestinal, aumentando el volumen del bolo alimenticio y retrasando el vaciado gástrico. Con lo cual se prolonga por más horas la sensación de plenitud y saciedad y bajo estos efectos se reduce el apetito y de paso se favorece el ritmo intestinal produciendo heces más blandas, voluminosas y fáciles de deslizar hasta su eliminación natural. 

Si añadido a esto se toman alimentos probióticos ricos en bacterias beneficiosas, la acción del glucomanano ayudaría a aumentar la población de bacterias en el colon, las cuales se alimentan de los gases fermentativos que producen las fibras vegetales. El colon es un gran afectado ante el estreñimiento crónico, y el efecto laxante como consecuencia del consumo de glucomanano normalizaría el transito intestinal procurando una evacuación suave. Es decir, los problemas de estreñimiento crónico y ocasional se ven reducidos también con la fibra vegetal del glucomanano.

El glucomanano ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre

El glucomanano ayuda a reducir la absorción de la glucosa postpandrial.Al ayudar a retrasar el vaciado gástrico, los hidratos de carbono se absorben más lentamente, y de igual forma que hace con el colesterol, el gel que se forma podría atrapar las partículas de glucosa antes de que lleguen al intestino donde se absorberían. Es decir, la inclusión de glucomanano en la dieta ayuda a reducir la absorción de la glucosa postpandrial (la que se presenta una vez ingeridos los alimentos y que se detecta en sangre inmediatamente después de comer). Es recomendable que personas que sigan un tratamiento específico para la diabetes consulten con un profesional de la salud antes de iniciar la terapia con glucomanano.

Muy importante destacar que la fibra de glucomanano no limita la absorción de minerales importantes como el calcio, hierro, cobre o zinc.

Efectos secundarios

Es posible que se presenten gases y flatulencias en el inicio, se recomienda entonces bajar la dosis e incrementarla gradualmente hasta observar normalidad.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com