10 razones por las que se deben tomar los probióticos

Los probióticos son microorganismos vivos que contribuyen de forma positiva la salud en todos los sentidos. Y ya no solo sobre la salud intestinal. En la actualidad sabemos que también influyen sobre nuestras emociones.

Los probióticos proporcionan una flora intestinal sana y fortalecen de esta manera  el sistema inmunológico  

Los probióticos son microorganismos vivos, generalmente bacterias, que contribuyen de forma positiva a la salud intestinal. Este efecto de los probióticos ha sido subestimado durante mucho tiempo, pero hoy en día sabemos que la flora intestinal tiene un gran impacto tanto en la salud física como en el estado de ánimo. Las bacterias intestinales controlan nuestro sistema inmunológico y nuestras emociones. Si el intestino está debilitado por un estilo de vida poco saludable, los microorganismos dañinos desalojan en parte a los microorganismos beneficiosos, lo que resulta en un desequilibrio de la flora intestinal.

Las consecuencias: El poder de las defensas en nuestro sistema inmune disminuye y los gérmenes  patógenos tienen la vida fácil.

¿Qué son los probióticos?

Un probiótico es una mezcla de diferentes microorganismos vivos (por ejemplo, bacterias de ácido láctico), que tienen un efecto saludable sobre el organismo humano, en particular sobre el intestino. Generalmente los probióticos se añaden a unos alimentos, se encuentran en los vegetales fermentados (véase artículo verdura cruda fermentada)  o en forma de cápsulas o de polvo como un suplemento dietético.

La relación entre los probióticos y el colon sano

Un intestino sano debería tener aproximadamente un 85% de bacterias beneficiosas.En nuestro tracto gastrointestinal existen alrededor de 400-500 tipos de bacterias. El intestino desplegado tiene una superficie de un campo de tenis y la totalidad de las colonias bacterianas residentes allí, pesan casi 2 kilos. 

En cuanto a estas dimensiones, parece bastante lógico que nuestro intestino y sus habitantes jueguen un papel importante en nuestra salud.  Un intestino sano debería tener aproximadamente un 85% de bacterias beneficiosas, mientras un máximo de 15% de las bacterias pueden ser patógenas. Como alrededor de un 80 % de nuestro sistema inmune se encuentra en el intestino, la relación entre estos dos tipos de bacterias tiene una importancia fundamental (véase  el articulo sobre la higiene intestinal)

Además un gran numero de estudios científicos ha podido demostrar  que la composición de la flora intestinal tiene un enorme impacto en nuestras emociones y en el rendimiento mental.

Las 10 razones para preocuparse de un suministro suficiente de probióticos:

1. Los probióticos mejoran la función inmune

Un ensayo clínico en USA (doble ciego en pacientes en la UCI) ha demostrado que los probióticos pueden  impedir la llamada falla del  MODS siglas en inglés para el (Síndrome de disfunción multiorgánica).  Es decir, los probióticos ayudan a prevenir una enfermedad que se considera la causa principal de muerte en los pacientes de cuidados intensivos. Si estas bacterias beneficiosas son capaces de superar esta tarea se puede saber lo bien que pueden contribuir en caso de un simple resfriado o de la gripe.

2. Los probióticos actúan contra las alergias, problemas de la piel y el asma

El efecto positivo de los probióticos sobre el intestino y el sistema inmune conduce a una menor susceptibilidad por alergias (especialmente reacciones alérgicas de la piel). Este efecto, en principio, observado a través de muchas experiencias en personas afectadas fue comprobado por un gran numero de estudios científicos que también llegaron al este resultado: 

Los probióticos pueden fortalecer las defensas naturales del cuerpo

contra las alergias en la piel.

  • En un estudio especifico (doble ciego) de la organización inglesa "Cochrane collaboration" el grupo destinatario  eran bebés y niños pequeños que a menudo sufren de eccemas y otras alergias de la piel. 150 mujeres embarazadas cuyas familias eran desde siempre muy propensas de alergias tomaron durante las últimas seis semanas de su embarazo tres tipos diferentes de probióticos o  un placebo.

    Hoy en día, hasta el ocho por ciento de los niños sufren de alergias alimentarias crónicas.Después del parto la mayoría de los niños se quedó todavía bajo observación médica por un período de doce meses y recibieron probióticos o placebos (conforme a sus respectivas madres  durante el embarazo). Tres meses más tarde, se observó que los niños del grupo que tomaba probióticos,  sufrían mucho menos de eccemas o de otras alergias de la piel que los niños del grupo que tomaba los placebos.

    Después de los doce meses se paraba la administración de probióticos y placebos, pero  todavía se observaba las reacciones de los niños durante un año más.  Aún a la edad de dos años se notaba una diferencia significativa entre los dos grupos de niños.  Bien es verdad que en el grupo de niños al cual se le administraron los probióticos,  la tasa de susceptibilidad a alergias de la piel aumentó en comparación al periodo cuando tomaron los probióticos, pero demostraron  una mayor defensa contra el eccema que  el grupo del placebo. Los resultados del estudio indican que los probióticos pueden tener efectos positivos en los bebes de madres propensas a las alergias.

3. Los probióticos ayudan en caso de alergias alimentarias

La revista cientifica "Journal of Nutrition" publicó en 2009  los resultados de un estudio  con ratones, sobre los probióticos y su influencia  potencial alérgica en los alimentos. Todos los  ratones sufrían una alergia a la leche. Es decir: la toma de leche daba lugar a erupciones en la piel, cuando se añadió a la leche una combinación de probióticos prebióticos (compuestos alimentarios no digeribles  que estimulan el crecimiento y la actividad  de diferentes cepas de bacterias) los ratones dejaron de mostrar síntomas alérgicos como anteriormente. Una mejora significativa y rápida.

Hoy en día, hasta el ocho por ciento de los niños sufren de alergias alimentarias crónicas.
Los estudios mencionados anteriormente despiertan la esperanza que en el futuro los probióticos también se utilizaran para prevenir o incluso para curar en los niños este tipo de alergias.

4. Los probióticos como remedio en caso de  enfermedades intestinales

PrebióticosLos probióticos pueden frenar el crecimiento de úlceras y complementar el tratamiento de enfermedades como el síndrome del intestino irritable, colitis ulcerosa, inflamación del intestino y también en caso  de la enfermedad de Crohn.

5. Los probióticos alivian las consecuencias de  una dieta no adecuada

Debido a circunstancias especificas (estrés, trabajo, falta de tiempo para cocinar, etc.) no es siempre posible comer solo alimentos saludables. Una flora intestinal sana puede reducir el impacto de esta dieta no equilibrada. Por lo tanto se recomienda tomar diariamente probióticos, así el intestino esta siempre bien preparado para cumplir su tarea.

6. Los probióticos combaten infecciones fúngicas

Si las actividades de las bacterias patógenas perturban la relación de 85/15 entre las bacterias beneficiosas y perjudiciales, las infecciones por hongos como la candidiasis pueden afectar no sólo al intestino, sino también a todo el cuerpo. La toma asidua de probióticos puede impedir este peligroso desarrollo.

7. Los probióticos como prevención al cáncer

Parece que una flora intestinal saludable ayuda incluso a la prevención del cáncer, especialmente  del cáncer de colon.  Hay varios estudios que confirman esta tesis.  Además  una investigación realizada en 2012 ha demostrado que los probióticos también contrarrestan el desarrollo del cáncer de cuello uterino en las mujeres. Y un estudio científico con ratones da esperanza que los probióticos son capaces de frenar el desarrollo del cáncer de  mama.

8. Los probióticos protegen contra la radiación UV

Los probióticos también tienen un efecto protector para la piel, fortificando su sistema inmune.

9. Los probióticos reparan el daño causado por los antibióticos

Muchas personas toman suplementos probióticos después de un tratamiento con antibióticos para reconstruir la flora intestinal. Pero no solo los medicamentos antibióticos dañan la flora intestinal, sino también los pequeños residuos antibióticos debidos al consumo de carne proveniente de una cría en la cual se añadieron antibióticos al forraje.

10. El intestino es un mundo aparte

Tiene enormes tareas a cumplir y si solo un pequeña rueda en ese sistema está dañado, el motor humano se sentirá perturbado. Para reparar, o mejor aún, evitar esta avería, se recomienda tomar probióticos.

Compartir artículo:

Comentarios de usuarios

Rosa estibaliz

2013-01-29

Tienes razon domingo, muchas enfermedades son males buscados...debemos querernos un poco mas a nosotros mismos..

Domingo Lievano

2013-01-02

El agua que sobresale del yogurt o de los quesos frescos tambien es un aporte bueno de bacterias beneficiosas, no la tire. muy buena información, a ver si con metodos de prevención naturales, ayudamos a vaciar los hospitales de pacientes que los saturan por enfermedades que verdaderamente se pueden prevenir y curar en casa..

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2020 Copyright - Cebanatural.com