Verdura cruda fermentada: sana, rica y fácil de elaborar!

Los vegetales crudos fermentados son alimentos que contienen enzimas naturales y bacterias lácticas activas que son responsables de una flora intestinal sana y del fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico.

Ya desde hace siglos se conoce el poder curativo de las verduras crudas fermentadas.

Antiguamente las hortalizas fermentadas fueron en nuestras regiones, un componente importante de las despensas de viveros en inverno. Garantizaron en la temporada pobre en verduras frescas, el suministro adecuado de vitaminas, minerales y oligoelementos.

Aparte de su delicioso sabor, los vegetales fermentados proporcionan también culturas vivas de bacterias que son responsables de una flora intestinal sana y del fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico. Así las hortalizas fermentadas nos ayudan de forma indirecta a defendernos mejor contra muchas enfermedades.

Desafortunadamente hoy en día la mayoría de las personas asocian sólo el chucrut (col o repollo)como hortaliza fermentada, que generalmente se ofrece en forma de conserva y por lo tanto no contiene casi ningún valor nutritivo. Sin embargo el chucrut preparado de forma casera, sin aditivos ni conservantes si que constituye una fuente de vitaminas y bacterias indispensables para la salud del intestino y para las defensas.

“Alimentos vivos” para un intestino saludable

Los vegetales crudos fermentados son alimentos vivos que contienen enzimas naturales y bacterias lácticas activas. Especialmente estas pequeñas sustancias cumplen grandes tareas en nuestro organismo, creando un ambiente equilibrado y saludable en nuestros órganos digestivos y armonizando al mismo tiempo nuestra flora intestinal. véase el artículo Las enzimas.

Una gran parte de nuestro sistema inmunológico se encuentra en el intestino. Un colon sano es la mejor defensa contra los intrusos no deseados como por ejemplo las bacterias dañinas, los parásitos, los hongos, etc. Además un intestino en equilibrio impide el desarrollo de muchas enfermedades crónicas. Un colon intacto es esencial para una buena digestión y un rendimiento óptimo del cuerpo.

Los microorganismos activos beneficiosos en las hortalizas fermentadas pueden ser útiles para muchos problemas de salud, en particular en caso de trastornos digestivos como la Cándida (infección por hongos intestinales), úlceras pépticas, colitis ulcerosa (enfermedad inflamatoria crónica del intestino), cólicos y una variedad de alergias a los alimentos. Además tienen un efecto curativo en caso de infecciones de la vejiga o infecciones vaginales debidas a  hongos.

Mejor control del apetito

Si el intestino está dominado por los microorganismos dañinos, el cuerpo reacciona a menudo con un deseo incontrolado de ciertos alimentos poco saludables como los dulces o la pasta. Quien incorpora cada vez más vegetales crudos fermentados en su dieta, pronto se dará cuenta de que estos antojos se disipan con el tiempo. Véase el artículo Hambre o Apetito?

Las vitaminas y los Fito-nutrientes

En los alimentos frescos fermentados se encuentra un contenido muy alto de vitaminas y Fito nutrientesLos fito-nutrientes también son a veces denominados “Fito-químicos”. Se trata de sustancias naturales bio-activas que se encuentran sólo en alimentos vegetales y que actúan en nuestro cuerpo como antioxidantes, estimulantes inmunológicos y anticoagulantes. Debido a estas propiedades los alimentos frescos fermentados pueden reducir el riesgo de padecer enfermedades graves como el cáncer, la diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Las hortalizas crudas fermentadas casi han desaparecido del mercado

En los mercados o supermercados se encuentran raramente vegetales fermentados, aparte del chucrut en frascos o latas.  Pero este chucrut está pasteurizado y por lo tanto ha perdido todas sus propiedades nutritivas. Queda sólo una solución:  Si no se puede encontrar una tienda de verdura especial que ofrece vegetales crudos fermentados, tenemos que hacer nosotros mismo nuestros propios vegetales fermentados. Así la calidad esta garantizada y sabemos como tener un producto natural y sano que apoye nuestra salud.

Como elaborar su propia verdura fermentada:

Puede elaborarse de muchas maneras todas ellas muy fáciles, pero para garantizar que todos sus beneficios se multipliquen, siga los siguientes pasos:

  1. Corte en trozos pequeños o ralle la col, las zanahorias, la remolacha, los nabos, los ajos, las cebollas, el pepino o la verdura que prefiera.
     
  2. A continuación, agregue un poco de sal de alta calidad (por ejemplo la sal del Himalaya) y/o vegetales marinos (como el “alga dulce” del atlántico del norte), bayas de enebro, ramitas de eneldo, hojas de laurel, granos de comino o de pimienta (especies a su gusto). Se mezcla con la mano aproximadamente diez minutos de manera que se forma una salmuera.
     
  3. Para garantizar que haya suficiente líquido se puede hacer una una mezcla de agua con sal marina o sal del himalaya, 2 cucharaditas de sal por cada tasa de agua  que se agregara al final. (NO usar sales refinadas o tratadas industrialmente)
     
  4. Apile ahora las verduras herméticamente, una encima de otra en un recipiente adecuado, tal como un tarro de cerámica o un frasco de cristal de boca ancha. haciendo presión hacia abajo para sacar la mayor cantidad de aire posible.
     
  5. Una vez que están prensadas hacia abajo, se pone una especie de tapa que puede ser una hoja de repollo para aislar y proteger las verduras del aire y para que el liquido suba. Para asegurarnos se pone encima de la tapa de repollo un peso limpio que empuje la mezcla de verduras hacia abajo y deje ascender la salmuera hasta que los vegetales (y posiblemente también la tapa de repollo) estén completamente cubiertos del liquido. pueden ser piedras limpias encima de la hoja de repollo, lo importante es hacer peso. (añadir mas mezcla de sal y agua sólo si fuera necesario)
     
  6. Cerrar el recipiente con la tapa original  y cada día abrirlo dos segundos para que salga el aire que se pueda acumular arriba.
     
  7. El envase debería ser guardado entre 3 a 7 días en un lugar donde la temperatura esté entre 15 y 22 grados y alejado de la luz.

Consejo:

**Poner el frasco sobre un recipiente mas grande porque es posible que suelte líquido aunque el frasco este cerrado. Cuanto más tiempo se fermente la verdura, más intenso será su sabor.

**Se pueden fermentar muchas verduras bien sea en una mezcla o por separado. (zanahorias, judías verdes, cebolla cabezona, pimiento, repollo, pepino, calabazin, col roja, apio etc). Todo es probar y fermentar las de mejor resultado al paladar de cada uno.

**Tener cuidado con la cantidad de sal, no es necesario poner demasiada ni dejar mucho tiempo de fermentación, para no darle un sabor muy fuerte a la verdura.

Durante el período de fermentación las bacterias beneficiosas se multiplican y convierten el azúcar y el almidón producidos de forma natural de los vegetales en ácido láctico.

Se recomienda controlar cada día el estado de la fermentación y sacar cualquier impureza. Las verduras no pueden ponerse malas porque están cubiertas de la salmuera en un ambiente anaeróbico (sin oxígeno). Cuando la verdura haya obtenido el sabor deseado, puede cerrar el frasco definitivamente y mantenerla en la nevera donde se puede conservar hasta su consumo y durante varios meses.

Las verduras fermentadas  pueden ser combinadas con todo tipo de comida. Este vegetal es un producto probiótico, que contiene enzimas vitales y valiosas bacterias lácticas vivas que incluso después de un almacenamiento prolongado están activas y disponibles.

Probióticos, prebióticos, simbióticos

"probiótico" procede del griego "pro-bios", que significa "para la vida". Este nombre no es casual, ya que los probióticos contienen microorganismos vivos, como los lactobacilos y las bífido bacterias. Estas bacterias ácido-lácticas renuevan constantemente las poblaciones de bacterias en el intestino humano e influencian así de forma positiva la flora intestinal. Especialmente en otoño y en invierno se recomienda un suministro adecuado de probióticos y prebióticos para prevenir los resfriados y la gripe. 

Los prebióticos son sustancias específicos no digeribles, que promueven de forma selectiva el crecimiento de las bífido bacterias y de otras bacterias intestinales.

Los simbióticos son una combinación de los prebióticos y de los probióticos, que une las ventajas especificas  de estas dos sustancias. La verdura fermentada casera contiene abundantemente simbióticos. Un motivo más para integrar esto alimento fresco y sano en la dieta de cada día.

Comentarios de usuarios

Simon

2014-09-16

deseo preguntar si las verduras fermentadas se toman una sola vez al día,
o si se toma solamente el agua salada o se toma verduras con el agua juntas,
si se toman una cucharada o mas al día.

Cebanatural

Hola Simon Las verduras al ser un alimento saludable y bajo en calorí­as podrí­an tomarse con las comidas principales o según su rutina de alimentos. Las verduras fermentadas se escurren y se come la cantidad que desee. Cada persona como conocedora de su propio organismo y su ritmo puede adaptar este tipo de alimentación de acuerdo a su gusto y a su digestión.

Aby

2014-08-22

muy interesante, me gustaría aprender a hacer este tipo de alimento..

mama tita

2013-05-06

Buenísimo, esto es lo que yo necesito, mil gracias.

Andrea Reyes

2012-11-06

Este tipo de alimentos han cambiado mi vida, al comienzo choca por la falta de costumbre, pero cuando notas que tu estómago y tu digestión mejoran, se hacen imprescindibles. hay videos en you tube para aprender a preparalos...os animo poque yo estoy encantada..

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com