La vitamina K: Una sustancia casi olvidada que se descubre de nuevo

Muy pocas personas saben lo importante que es la vitamina K para el organismo. Esta vitamina no solo controla la coagulación de la sangre, también activa la formación de hueso e incluso protege contra el cáncer. La vitamina K es también de gran importancia frente a la prevención y la regresión de la calcificación arterial.

¿Qué es la vitamina K?

La vitamina K es una vitamina soluble en grasa (como las vitamina A, D y E).  Con el fin de aumentar su absorción a través de los alimentos, se recomienda el consumo simultáneo de grasas y de aceites altamente saludables.

Hay dos formas naturales de la vitamina K: la vitamina K1 y la vitamina K2

La vitamina K1 se encuentra principalmente en las hojas de varias plantas verdes, por lo que puede ser ingerido mediante la dieta. Los científicos estiman que después de haber llegado al aparato digestivo, el organismo convierte la vitamina K1 en la vitamina K2, la cual se considera como la vitamina más activa. Cuando existe deficiencia de vitamina K, ésta se puede suplir con complementos alimenticios o multivitamínicos que la contengan. Aumentar además la ingesta de alimentos ricos en su contenido con el fin de equilibrar su presencia en el organismo.

La vitamina K2 se produce por microorganismos (incluyendo las bacterias de nuestra propia flora intestinal) y puede ser absorbida directamente por las células intestinales. El consumo de chucrut crudo, de mantequilla, de yemas de huevo, de hígado y de ciertos quesos favorecen la producción de la vitamina K2.

¿De que forma actúa la vitamina K en nuestro cuerpo?

La vitamina K regula la coagulación de la sangre.Nuestro cuerpo necesita la vitamina K para que la coagulación de la sangre pueda funcionar. 

En este contexto es interesante mencionar que incluso altas dosis de la vitamina K ni aumentan la coagulación de la sangre ni el riesgo de la trombosis. Este fenómeno se debe al mecanismo regulador del organismo que es capaz de controlar y utilizar la vitamina K de tal forma que la coagulación de la sangre se mantenga siempre en equilibrio.

La ingesta diaria recomendada (IDR) de vitamina K se encuentra, a partir de los 40 años, en hombres 80μg, y en mujeres 65μg.

La vitamina K previene la aterosclerosis

La vitamina K es también de gran importancia concerniente a la prevención y la regresión de la calcificación arterial.

Debido a diversas influencias se forman grietas microscópicas en las paredes de las arterias. Por supuesto nuestro cuerpo intenta reparar este daño de forma natural. Pero si al cuerpo le faltan las herramientas necesarias, tales como los nutrientes esenciales, la vitamina C y la vitamina E, se busca un recurso provisional para reparar las grietas. 

Por obligación el cuerpo decide utilizar una cierta forma de colesterol, el colesterol LDL. Este colesterol transporta el calcio y otras sustancias desde la sangre a las paredes dañadas con el objetivo de llenar las grietas. Sin embargo esta forma de reparar es arriesgada, por lo que estos rellenos de calcio (los llamados depósitos placas de ateroma), en el caso de que se disuelvan, dan lugar a un aumento del riesgo de sufrir eventos cerebrovasculares. Véase el artículo  El colesterol: una bomba de relojería

La vitamina K combate la placa

Varios estudios científicos muestran que la vitamina K es capaz de reducir la placa. Por ejemplo, la revista "Journal of the American Medical Association" publicó en el contexto de la aterosclerosis un estudio con 564 participantes. Esta investigación mostró que una dieta rica en vitamina K reduce significativamente la peligrosa formación de la placa.

En otras palabras: La vitamina K natural puede reducir el riesgo del desarrollo de la aterosclerosis, o de morir por problemas cardiovasculares en un 50%.

Las vitaminas K y D para contrarrestar las enfermedades del corazón

El efecto positivo de la vitamina K en la prevención de enfermedades del corazón está estrechamente relacionado con la vitamina D. Ambos nutrientes trabajan mano a mano para aumentar la producción de una proteína, la GLA proteína de la matriz, que protege a los vasos sanguíneos de la calcificación. Por lo tanto es importante tomar ambas vitaminas a través de los alimentos, adicionalmente por la luz solar o mediante suplementos dietéticos. Así se puede reducir de forma natural el riesgo de enfermedades del corazón. Véase el artículo conservar los vasos sanguíneos

Los huesos necesitan vitamina K

La vitamina K estimula la formación de hueso, siempre que esté en equilibrio con la vitamina D.También los huesos necesitan, a parte del calcio y de la vitamina D, la vitamina K, para mantenerse sanos y fuertes. La vitamina K no solo facilita a los huesos y los dientes el calcio requerido sino que también activa una proteína, la osteocalcina, que está implicada en la formación del hueso. 

Sólo bajo la acción de la vitamina K esta proteína puede ligar el calcio en la sangre y transmitirlo a los huesos.

Otros estudios

Un estudio realizado en 2005 trató ampliamente la vitamina K en relación con la formación de hueso.  Los investigadores pudieron mostrar que una deficiencia de la vitamina K conduce a la disminución de la densidad ósea y a un mayor riesgo de fracturas, especialmente en mujeres mayores.

Un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard con más de 72.000 participantes mostró que la vitamina K reduce el riesgo de osteoporosis. Se ha demostrado que las mujeres que consumían altos niveles de vitamina K, padecieron en un 30% menos fracturas de huesos (osteoporosis) que las mujeres del grupo de comparación, las cuales tomaban muy poca vitamina K.

Otra investigación demostró que la pérdida ósea debido a la osteoporosis puede ser disminuida mediante grandes cantidades de vitamina K que incluso estimulan la nueva formación de hueso.

Curiosamente el riesgo de osteoporosis aumentó en el caso de la combinación de altos valores en vitamina D con valores deficientes en vitamina K (véase el artículo la deficiencia de vitamina D). Este resultado demuestra una vez más que es muy importante mantener el equilibrio entre todas las vitaminas necesarias. Por lo tanto, una dieta equilibrada que aporte todos los nutrientes importantes y las sustancias vitales es la clave para la salud.

Alimentos ricos en vitamina K

Vale la pena incluir los alimentos siguientes en la dieta diaria, ya que cubren las necesidades de vitamina K. Además, contienen una variedad de otros micro-nutrientes importantes:

Los vegetales de hoja verde: No sólo contienen grandes cantidades de vitamina K1, sino también muchas otras sustancias que promueven la salud, tales como la clorofila.

Las hojas de remolacha: La mayoría de la gente no sabe que las hojas de la remolacha también se consideran como verduras de hoja verde. Recordar que las hojas contienen muchos más minerales y nutrientes que el tubérculo. En las hojas de la remolacha se encuentra incluso 2.000 veces más vitamina K que en el tubérculo ¡Las hojas son una verdadera fuente de sustancias vitales!

La col crespa: De todos los diferentes géneros de col, la col crespa es el que más contiene vitamina K1. Sin embargo, los otros géneros tales como el brócoli, la col de Bruselas y el repollo también demuestran niveles De todos los diferentes géneros de col, la col crespa es la que más contiene vitamina K1.valiosos de vitamina K1. Debido a su contenido de microorganismos, el repollo da al organismo la posibilidad de producir la vitamina K2 especialmente cuando se consume en forma de chucrut. Además, suministra grandes cantidades de otros micronutrientes saludables. Por eso la medicina natural se sirve del repollo como remedio en muchos casos.

El perejil y el cebollino: No sólo contienen muchas vitaminas sino también toda una serie de otros nutrientes importantes.

El aguacate: Cuenta también como fuente de la vitamina K, además de proporcionar grasas valiosas que son necesarias para la absorción de las vitaminas liposolubles. El aguacate favorece adicionalmente la absorción de muchas otras sustancias solubles en grasa, tales como la vitamina A, la vitamina D, la vitamina E, el alfa- y el beta-caroteno, la luteína, el licopeno, la zeaxantina y el calcio.

Para concluir

La vitamina K es una vitamina cuyos efectos positivos todavía se subestiman. Aún así, los científicos están en ella descubriendo paso a paso todos los efectos beneficiosos para nuestra salud.

Comentarios de usuarios

Pepe b

2018-06-15

Si ya tuve una trombosis hace anos pero no tomo anticoagulantes, la vit k2 es perjudicial o beneficiosa para prevenir otras trombosis..

Cebanatural

Hola, Pepe b. Si no toma anticoagulantes puede tomar vitamina k sin problemas, aunque le recomendamos que consulte previamente con su médico especialista.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com