La hipertensión, un síndrome con graves consecuencias

Un simple mareo, la pesadez de cabeza, nauseas y confusión podrían estar indicando una elevación momentánea de la tensión. Se calcula que un considerable porcentaje de la población padece hipertensión arterial, un síndrome que causa un gran numero de patologías conocidas como dolencias modernas o de la civilización.

La presión arterial se va modificando con la edad, el envejecimiento del cuerpo y del sistema circulatorio y aunque no tiene por que ocurrir en todas las personas, la tensión es un factor que tiende a aumentar, no digamos que sólo por la edad, mucho tiene que ver el estilo de vida.

Los bebes y los niños suelen tener una tensión mas baja de 127/80 pero a partir de los 40 años puede experimentar elevaciones que muchas veces se pueden considerar hipertensión.  Se considera hipertensión cuando la presión arterial es mayor de 140/90 mmHg.

La tensión arterial tiene un componente sistólico y otro diastólico, es decir una máxima que corresponde a la sístole y una mínima que corresponde a la diástole.  Ver articulo relacionado

La sístole es el esfuerzo máximo de contracción del corazón o presión máxima y la diástole es la relajación del corazón o presión mínima.  Estos valores se miden en milímetros de mercurio y se representan separados con una barra en la que el primer numero es la presión sistólica y el segundo la diastólica seguidos de la sigla mmHg.

Si una cifra superior a 140/90 es hipertensión, entonces se consideraría que la presión es normal si se obtienen resultados inferiores a ese.  No obstante, para ser mas exactos los valores normales de un adulto sano deben estar entre 120/80 con ligeras variaciones en la sistólica.  Por su parte la tensión diastólica no debe sobrepasar nunca los 90mmHg en ninguna etapa de la vida.

Posibles causas y factores de riesgo de hipertensión

La mas común es la hipertensión esencial, es decir cuando no se conocen las causas.La mayoría de personas con problemas de tensión alta desconocen la causa desencadenante, además la tensión nunca es la misma debido al esfuerzo, el constante movimiento, las variaciones emocionales etc.  Sin embargo, ciertos estados de animo y unos hábitos de vida poco saludables influyen de manera significativa para que la tensión aumente mas de lo normal.  Por ejemplo.

Los principales y de sobra conocidos como desencadenantes de múltiples problemas de salud

  • La obesidad
  • El consumo de alcohol
  • La sal
  • El estrés
  • El tabaquismo
  • El sedentarismo

Otros factores de riesgo que se deben tener en cuenta

La falta de elasticidad venosa:

Las venas o canales por donde circula la sangre y retorna al corazón tienden a endurecerse.  Así como cuando somos jóvenes son elásticas y flexibles, cuando nos vamos haciendo mayores se vuelven duros y pierden elasticidad.  Unas venas duras son menos resistentes a la fuerza de la sangre que sale del corazón, lo que provoca que la tensión sistólica aumente, ademas al empeorar la circulación, el corazón ha de hacer esfuerzos mayores para hacer llegar correctamente la sangre a todo el cuerpo, por lo que la tensión de base o tensión diastóica mínima también tiende a incrementar.

La retención de líquidos en el cuerpo:

Es poco conocido pero la retención o exceso de líquidos en el cuerpo es una causa importante de hipertensión.

Cuando el riñón no elimina suficiente orina, esta se queda retenida en el interior del cuerpo provocando una presión sobre las arterias.  Esa incapacidad de excretar el sodio en exceso, causa la retención de liquido que es un factor clave a la hora de regular la presión arterial.

Mucha culpa de esto la tiene la sal, ya que ésta mediante un mecanismo propio es capaz de atraer el agua hacia e interior del cuerpo reduciendo su eliminación normal. 

La dieta moderna:

la sal, presente en gran numero de alimentos, es un factor desencadenante de hipertensión arterial.Decíamos que la sal es uno de los componentes de la dieta que participa de forma alarmante en el desarrollo de la hipertensión, pues la sal se encuentra añadida a un gran abanico de alimentos de consumo frecuente, por ejemplo en los productos de origen animal, ya que cada célula animal tiene en su interior cantidades importantes de sal.  En los alimentos refinados, pre-cocinados, hasta las galletas dulces tienen sal.

Por eso en casos de hipertensiones incipientes se recomienda como primera medida reducir la sal y realizar una dieta mas natural para evitar llegar al punto de tener que controlarla con fármacos.

Por ejemplo la dieta vegetariana, rica en frutas, verduras, sustancias antioxidantes naturales, en fibra y en sales potásicas, puede reducir el consumo involuntario de sal y de paso ayudar a controlar el colesterol.  La dieta vegetariana esta indicada para personas con riesgo cardiaco elevado ya que ejerce un papel protector sobre los vasos sanguíneos.

Consecuencias de la presión arterial elevada.

La hipertensión es el factor de riesgo mayor en los trastornos cardiovasculares.  Se calcula que en nuestra sociedad mas del 20% de la población padece hipertensión arterial, un síndrome que desencadena un gran numero de trastornos "modernos" que afectan directamente y severamente a nuestro órgano y motor central, El corazón. 

Arteriosclerosis, infarto, ictus y embolias, son trastornos modernos, consecuencias de una tensión alta.Cuando nos referimos a estos trastornos como problemas de la civilización o dolencias modernas, es porque existen evidencias científicas de que la medicina no tenia constancia o mejor dicho no tuvo que ocuparse de estos problemas hasta muy avanzado el siglo XX.  Es decir, anteriormente los casos de infarto agudo de miocardio eran extremadamente raros, hasta que con la modernización de la vida y la alimentación se fueron elevando hasta alcanzar las proporciones o desproporciones de hoy día.  Por ejemplo dolencias como:

La arteriosclerosis

Es el proceso general al que induce la hipertensión, aunque no es el único, por que bien conocido es que el colesterol y el exceso de proteínas también producen arteriosclerosis.

La arteriosclerosis es el endurecimiento paulatino de las paredes arteriales y venosas, en las que se sustituye el tejido muscular y elástico por tejido menos elástico y por tanto mas duro.   También es frecuente el engrosamiento de las paredes, lo que provoca que se estrechen los canales y se ralentice el transporte fluido de la sangre, especialmente en los vasos sanguíneos mas pequeños y los capilares.

El peligro es inminente, si por ejemplo un coagulo de sangre obstaculiza el flujo normal al corazón o al cerebro, se puede producir un ataque al corazón.

La isquemia e infarto de miocardio

La isquemia es la falta de irrigación de la sangre, y el infarto es que no llega sangre a un área precisa.

El proceso de infarto de miocardio es debido solo en parte a la tensión arterial alta, pero no por ello es de poca importancia.   La hipertensión provoca pequeñas lesiones en la pared interna de las arterias y esto hace que se adhieran a ellas una mayor cantidad de sustancias que circulan por la sangre.  Esto pasa por ejemplo con las plaquetas, formándose pequeños trombos, o la placa de ateroma, una placa de grasa y proteínas que reduce el diámetro de las arterias y obstruye la circulación.

Cuando a la formación de placa de ateroma se suma una contracción nerviosa de la arteria causada por un esfuerzo o una emoción, la circulación puede verse obstruida y provocar el temido infarto.

Ictus o embolias cerebrales

Lo mismo que sucede con el corazón puede pasar en otras áreas del cuerpo, hablamos en este caso específico del celebro, donde una embolia (infarto cerebral por obstrucción de un vaso sanguíneo) o la rotura en la pared de una arteria puede ocasionar una hemorragia.  Las consecuencias de estos procesos pueden ser la lesión o muerte de tejido cerebral, la hemiplejia (parálisis de un solo lateral o hemisferio del cuerpo) y /o parálisis.   Estos problemas que solían darse en adultos mayores, esta siendo mas frecuente en personas jóvenes debido al estilo de vida moderno.

Prevenir la hipertensión con plantas

Las plantas medicinales y los alimentos naturales pueden ser muy útiles como tratamiento complementario de la hipertensión, bien sea como acompañamiento a un tratamiento convencional con fármacos, o bien, en casos menos graves como único tratamiento.  Pero en todos los casos aunque no se este en los grupos de riesgo, es conveniente prevenir alteraciones en la tensión arterial ya que los síntomas son silenciosos y pueden aparecer de un momento a otro manifestándose incluso de forma severa. 

Hojas de olivo: Contiene oleuropeina una sustancia que tiene efecto antihipertensivo moderado y pueden favorecer la elasticidad de las arterias.

El Ajo: Es conocido que tiene múltiples propiedades, pero destaca su capacidad hipotensora que puede reducir entre 10 y 20 mm de mercurio de la tensión arterial con sólo una cápsula de polvo de ajo o un ajo crudo al día.

El espino Blanco: Reduce la tensión arterial y fortalece el corazón, además tiene una acción relajante.  En capsulas o en infusión no debería faltar en la dieta de un hipertenso.

La cola de caballo: es diurética, recordemos que la retención o exceso de líquidos en el cuerpo favorece la hipertensión. además la cola de caballo tiene propiedades remineralizantes para los huesos.

La granada: Un rico antioxidante que favorece y estimula el buen funcionamiento de los vasos sanguíneos.

El Wu wei zi: Igual que la granada posee ácido elágico que tiene efectos positivos para todo el sistema cardiovascular.

 Es increíble lo que una sencilla infusión, una dieta sana y un poco de actividad pueden prevenir!

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com