Hambre o apetito? Los antojos de comida bajo la lupa

A menudo notamos la necesidad de picar algo durante el día, ¿pero porque ocurre esto? Hay dos posibilidades: Hambre de verdad o simplemente ganas de matar el gusanillo? ¿Cómo se pueden diferenciar estas dos circunstancia?

Hay dos posibilidades: Por un lado podría ser el organismo que verdaderamente nos indica que necesita alimentos, y por otro podía ser simplemente un ataque de apetito provocado por las ganas o antojo de comer algo especial. ¿Hambre o apetito, hambre de verdad o simplemente ganas de matar el gusanillo?

Como se pueden diferenciar estas dos circunstancias

El hambre es un indicador biológico del cuerpo debido a la escasez de alimentos o energía", explica la Profesora Dr. Susanne Klaus, una bióloga en el Instituto alemán de Nutrición Humana de Berlin-Potsdam.

El apetito, sin embargo, es en particular una especie de “hambre mental” que nos empuja a comer debido a la presión psicológica que esta produce.

Algunas veces no es fácil poder distinguir entre hambre y apetito, pero en el campo de una nutrición saludable es un factor muy importante para evitar la tan temida obesidad. Si ahora se le preguntará si usted tiene hambre o simplemente apetito, la primera consideración debería ser: Cuándo fue la última vez que comí algo? "Tres a cuatro horas después de una comida realmente nadie debería tener hambre", dice la Dra. Susanne Klaus.

En muchos casos el apetito es provocado por los estímulos visuales. El trozo de tarta del postre es por lo tanto más la consecuencia de un apetito que de tener hambre en si. En muchos casos el apetito es provocado por los estímulos visuales. Por ejemplo dejarse llevar por la visión de un paquete de golosinas en el escritorio del trabajo, o de la publicidad en la TV, es ver solo un spot publicitario, mientras estas sentado en el sofá, para que aparezca de repente el apetito insaciable de los chips (snacks, patatas fritas etc).

Lo aconsejable es comer sólo cuando se tiene hambre, porque del punto de vista de la salud, no es necesario satisfacer el apetito. Sin embargo comer golosinas moderadamente, no es tampoco un problema, sobretodo en personas que normalmente se alimentan de forma sana. "Cuando se come un pedazo de tarta en una fiesta de cumpleaños por la tarde, esto no solo es comer, es también un acontecimiento social positivo", dijo la Dra. Susanne Klaus. En estos casos, en general se debería comer un poco menos en la cena. Esto también es importante para mantener el balance de las calorías equilibradas.

Se puede describir el hambre como un sistema de alarma innata, que sirve como protección contra la desnutrición. "El hambre real que se conoce hoy en día en nuestras zonas occidentales, realmente ya no existe", explica Dra. Susanne Klaus.

El hambre real en este contexto significa  “hambre causada por una prolongada desnutrición”, cuyo síntomas son muy desagradables: debilidad, malestar, y susceptibilidad para las enfermedades. 

Sin embargo, el apetito de dulces, es también parcialmente innato. Ahora se sabe que los bebés prefieren los alimentos dulces, aunque también existe desde el nacimiento la preferencia por los alimentos grasos o ácidos. Sin embargo ¿que es lo que finalmente elegimos, pastel o pepino?, esta decisión se obtiene mas adelante durante la vida.

Relación entre el hambre real, la desnutrición y la falta de energía.

Sobre el tema "el hambre o tener hambre", en la literatura se pueden encontrar opiniones muy diferentes. Se debe distinguir exactamente, en si se trata de la omisión consentida (voluntaria, querida) de energía (por ejemplo, debido a un régimen estricto), o entre que no disponemos realmente y por otras razones, de las vitaminas o los minerales necesarios, como es el caso de una hambruna. Normalmente las personas sanas pueden sobrevivir 30-200 días sin comer si disponen de suficiente agua. Sin embargo la desnutrición, o el hambre en forma de falta involuntaria de calorías, prácticamente no existe en los países desarrollados. A cambio hay en nuestras zonas una falta de nutrientes que se manifiesta en una variedad de enfermedades metabólicas.

La falta de energía

La energía es la cantidad total de fuerza que está disponible para una organismo. Según las investigaciones actuales el responsable para el abastecimiento de energía en el organismo son estas tres fuentes que interactúan entre ellas:

  1. La actividad física (véase el artículo "Tecnica Alexander")www.cebanatural.com/tecnica-alexander-camino-hacia-equilibrio-blog-121.html
  2. Los nutrientes (véase el artículo “Nutrientes”)www.cebanatural.com/los-nutrientes-medicina-del-futuro-blog-145.html
  3. La radiación ambiental natural.

Para que el organismo tenga un abastecimiento suficientemente  de energía, necesita algo  mas que solo las calorías.La radiación ambiental natural proviene principalmente del sol en forma de luz, calor y otras ondas electromagnéticas. Incluso los fenómenos variables del clima, y de la vegetación, producen una amplia gama de diferentes tipos de radiación.

Cuando una persona tiene una importante escasez de energía, el cuerpo puede manifestarlo con el hambre o el apetito de algo en especial. Pero para que el organismo tenga un abastecimiento suficientemente de energía, necesita algo mas que solo las calorías.

Las proteínas, los carbohidratos y las grasas proporcionan la energía que necesitamos para la vida cotidiana.

Las vitaminas, los minerales, los oligoelementos, la fibra dietética, los aminoácidos y los ácidos grasos, son los componentes básicos que aseguran al cuerpo su constante regeneración.

Si el cuerpo recibe únicamente calorías vacías, se satisfará el apetito, pero no la demanda real de sustancias vitales y nutrientes, ya que estos son irrenunciables para mantener el balance correcto de energía, y solo ese equilibrio permite al cuerpo funcionar de forma correcta y saludable.

El término "alimentos vacíos" describe  alimentos ricos en calorías pero pobres en nutrientes.Es sabido que el término "alimentos vacíos" describe alimentos ricos en calorías pero pobres en nutrientes, como por ejemplo el azúcar y la harina blanca. Tampoco en los dulces, pasteles, snacks y bebidas alcohólicas se encuentran casi vitaminas, minerales u otras sustancias bioactivas.

La Hipoglucemia

Los antojos espontáneos no son fenómenos raros, ya que en la mayoría de los casos son causados por una hipoglucemia aguda.

Los síntomas se notan en forma de trastornos en el abdomen, algunos mareos, temblor de las manos, malestar, etc. “Normalmente un antojo desaparece después de un cuarto de hora”, dice la profesora Susanne Klaus. En este tiempo el hígado libera de nuevo azúcar que entra en la sangre y corrige así la hipoglucemia. Sin embargo si estos antojos aparecen a menudo, o se tienen un carácter muy pronunciado, deben ser investigadas las causas con mas detalle, especialmente en los diabéticos, ya que  tienen que tomar inmediatamente las medidas necesarias.

El responsable de la regulación del nivel de azúcar es el páncreasLos mecanismos para aumentar o disminuir los niveles de glucosa en la sangre (normalmente entre 60 y 100 mg/dl) están muy bien determinados. El responsable de la regulación del nivel de azúcar es el páncreas, que es el que inicia las medidas necesarias para restablecer un nivel normal de azúcar.

En este sistema, las tareas están claramente distribuidas: la hormona insulina es la que se ocupa de la reducción del nivel de glucosa,  las sustancias glucagón, la adrenalina y la cortisona son las responsables de su aumento. En otras palabras: La ingesta de alimentos produce a un aumento de glucosa en la sangre, y para restaurar el valor normal, el cuerpo responde con la secreción de insulina, disminuyendo así el nivel de azúcar.

En el caso contrario, cuando la concentración de azúcar en la sangre cae por debajo de lo normal, se pone en marcha el mecanismo inverso, es decir: el cuerpo empieza a producir de nuevo glucosa. En caso de hambre real o esfuerzos físicos importantes, el organismo necesita los aminoácidos, el lactato y el glicerol para la formación de nueva glucosa. Por este motivo, es muy importante que el organismo disponga de todas la sustancias necesarias para poder iniciar este sistema operativo de regulación.

Una dieta no adecuada puede favorecer reacciones confusas del cuerpo, y dar lugar a disfunciones internas y ANTOJOS

Para garantizar la disponibilidad de estos instrumentos de control, tiene que haber una medida fundamental:

una dieta adecuada y saludable, principalmente rica en alimentos sanos, y complementado con suplementos dietéticos. Una dieta no adecuada puede favorecer reacciones confusas del cuerpo, y dar lugar a disfunciones internas y antojos. Además el manejo concienzudo del azúcar tiene un papel muy importante.

Los problemas con el azúcar

El azúcar no contiene ni vitaminas, ni minerales, ni fibra, por lo que sólo proporciona energía. Si se consumen estas calorías “vacías” en grandes cantidades, se corre el riesgo incluso de poder reemplazar a los alimentos validos y a sus sustancias vitales.
Además los dulces no tienen un efecto de saturación prolongada, el apetito vuelve después al poco tiempo. Un efecto negativo adicional es que normalmente los dulces contienen una gran cantidad de grasa, y su consumo a largo plazo puede favorecer el sobrepeso.

Las causas de los ataques de hambre

1. Los alimentos producidos industrialmente:

Si la nutrición se basa principalmente en alimentos producidos industrialmente tales como pan blanco, pasta, dulces, chocolates, galletas, arroz pulido, etc., se consume sin duda una gran cantidad de hidratos de carbono, pero estos hidratos de carbono son realmente, en la mayoría de los casos, únicamente azúcar, y por tanto las consecuencias son inevitables: el nivel de azúcar en la sangre sube, el páncreas secreta insulina, el azúcar baja rápidamente y así se corre el riesgo de padecer de una hipoglucemia por un antojo.

2. Edulcorantes:

Los edulcorantes sirven para ahorrar calorías, pero al final también son un engaño para el organismoSustituir azúcar con edulcorantes sirve para ahorrar calorías, pero al final también es un engaño para el organismo. A causa de la dulzura en la boca, el cuerpo inicia el sistema para bajar el nivel del azúcar, pero a continuación se nota en el estómago, que este fue engañado, ya que este consiguió sólo un aporte de calorías “vacías”, por lo que los mecanismos para disminuir los niveles de sangre están trabajando y por tanto dejan caer el nivel de la glucosa debajo de su nivel normal. La consecuencia: hipoglucemia y una persistente sensación de hambre.

El mismo efecto se observa también con las bebidas que contienen edulcorantes. En otras palabras: el edulcorante promueve los antojos. Por dicho motivo se suele utilizar el edulcorante en la cría de cerdos, por lo que estos  tienen persistentemente hambre, comen más y aumentan así su peso.

3. El chocolate:

Los antojosSi se consume chocolate cada vez que se tiene sensación de hambre, se aumenta automáticamente la demanda de chocolate en general. Y este fenómeno no vale sólo para el chocolate, hay indicios claros de que la demanda en general va en aumento, en aquellos alimentos que son consumidos siempre que se tiene hambre.

4. La cantidad:

La cantidad de alimentos ingeridos influye también en la posibilidad de tener antojos. Si no se come nada o solamente muy poco durante el día, a la tarde el cuerpo se queja en forma de antojos, y normalmente siempre suele ocurrir a la misma hora del día.

5. La influencia de las hormonas:

Las mujeres en la segunda mitad del ciclo, se sienten a menudo irritables, cansadas y agotadas, incluso con la sensación de apetito de algo dulce. Esto es debido a la disminución de los niveles de serotonina y endorfinas, que son las que juegan un papel importante en el estado del animo en general. Dado que los dulces aumentan los niveles de endorfina y serotonina, las mujeres afectadas se sienten mejor después de haber comido algo de dulce. En el mismo contexto, muchos expertos indican, que la píldora anticonceptiva puede provocar en la segunda mitad del ciclo un fuerte deseo por los dulces.

6. La sed o cuando se bebe poco:

Cuando no se bebe bastante agua o líquido durante el día, se puede confundir la sed con el hambre.

Otras causas frecuentes de los antojos son debidas al área mental,
las razones de esto:

1. La renuncia auto-impuesta:

Lo prohibido provoca un fuerte estimulo y hace que el deseo aumente.Cuando se prohíben por razones de salud o de dieta, ciertos alimentos con azúcar y carbohidratos refinados. En muchos casos el resultado es un apetito de dulces. Esta es una reacción típicamente humana: lo prohibido provoca un fuerte estimulo y hace que el deseo aumente.

2. Manejo del Estrés:

Nos hemos acostumbrados a comer en situaciones estresantes, en caso de tener problemas mentales y en momentos de tensión o tristeza. Esta es la reacción del cuerpo para dominar los sentimientos negativos. Desafortunadamente esta a la larga, tampoco es una solución.

3. Las influencias externas:

Todos nos dejamos inspirar e influenciar por la publicidad, los olores o también al ver a gente comiendo.

Cuatro consejos para lidiar con los antojos

TIP 1: Comer con regularidad. Para un hambre pequeña o en el almuerzo y la merienda, se recomienda un plátano, una manzana, un yogur o frutos secos.

TIP 2: En caso de antojos ocasionales de algo dulce: comer un pequeño trozo de chocolate tranquilamente, es decir dejarlo disolver lentamente en la boca, disfrutando del placer. Se recomienda chocolate negro de alta calidad con un contenido de cacao por lo menos de 60 por ciento!

TIP 3: Uno o dos vasos de agua mineral cuando se tiene el antojo, reduce la sensación de hambre y ayuda automáticamente a comer menos. Además: El cuerpo necesita 1,5 a 2 litros de agua mineral al día.

TIP 4: Evitar los llamados “productos light”, que engañan al cuerpo.

Hay un viejo proverbio que dice:

"Come sólo cuando tienes hambre, duerme solo cuando estés cansado y
bebe sólo cuando tienes sed!"

Esta fórmula ha sido ligeramente actualizada y hoy en día se sabe, que una pequeña siesta después de la comida es buena para la salud, y que 1-2 litros de agua diarias son fundamentales, independientemente si se tiene sed o no. Sin embargo, la primera recomendación sigue siendo válida, sobre todo si se expande ligeramente:

"Coma sólo cuando tenga hambre de verdad, no cuando tenga solo
apetito o antojo por algo"

Comentarios de usuarios

Silvia Perez

2012-04-30

He visto un documental donde decían que cuanto menos comamos mas viviremos y menos envejeceremos tanto físicamente como biologicamente. Algunas veces no sabes a que atender, porque toda mi vida he entendido que debemos alimentarnos bien como dice el articulo, no sobrealimentarnos, pero es sano ir al otro extremo?, segun los cientificos matarse de hambre te alarga la vida y te rejuvenece. Que debemos hacer realmente? antes beber dos litros de agua al día era lo mas sano del mundo, recientemente leí un articulo donde publican que no es tan beneficioso beber tanta agua porque puede causar inflamaciones en el cerebro que evitan su funcionamiento en tareas vitales como por ejemplo respirar. Creo que en esta era de tanta información que por un lado hace bien a la humanidad, por otro nos crea muchas confusiones, muchas incertidumbres y paranoias con respecto a la salud. Por ahora creo que haré caso a vuestros consejos, al menos hablais de equilibrio y moderación..

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com