Dietas milagro. Nuevas tendencias y métodos

¿Vamos a empezar un post hablando de dietas después de las vacaciones de verano? Pues, sí. Y es que, junto con la "operación bikini" de primavera, otro de los momentos en los que comenzamos una nueva lucha para perder peso es tras las vacaciones. Ese peso que hemos ganado gracias a las comidas y la inactividad. Métodos hay muchos y algunos muy conocidos. Hoy hemos hecho una selección de 3. Especialmente uno nos ha parecido increíble, por nombrarlo de alguna manera.

Dietas milagro. Reconocerlas

Las llamadas dietas milagro son numerosas y bien conocidas en su mayoría. Se llaman así porque prometen resultados rápidos y sin esfuerzo. Aunque esto del esfuerzo, no sé yo si es tan "sin". Porque, ¿Qué tiene de fácil alimentarse a base de sopas, hacer ayunos, restringir un sinfín de alimentos o estar pendiente de los ciclos lunares para comer tal o cual alimento?

Para reconocer una dieta milagro existen unos puntos en los que todas y cada una de ellas convergen. Algunos ya los hemos mencionado:

  • Prometen resultados rápidos: Realmente existe una pérdida de peso rápida, aunque suele producirse durante los primeros días. A lo sumo la primera semana. Y el peso que se pierde es sacrificando agua corporal y masa muscular, no grasa, que es lo que realmente interesa eliminar.
  • Se anuncian como "sin esfuerzo": Es la coletilla que suele acompañar al primer punto: perder peso rápido y sin esfuerzo. Pero, como hemos comentado al principio, para seguir este tipo de dietas el esfuerzo a realizar es mayúsculo. A no ser que con lo de esfuerzo se refieran a realizar actividad física, ya que esto no suele recomendarse en este tipo de dietas. 
  • Restringen algún alimento o grupos de alimentos: unas se centran en un alimento, en varios o directamente tenemos las dietas en las que grupos enteros de alimentos quedan restringidos. Este es el caso de la famosa dieta Dukan, donde los carbohidratos son eliminados de forma fulminante. Por cierto, que este famoso doctor fue expulsado por el colegio de médicos francés.  
  • Demonizan alimentos: no solo restringen alimentos sino que además los demonizan, contribuyendo a hacer crecer falsos mitos alrededor de ellos. Así, a voz de pronto se me ocurre uno totalmente absurdo: la lechuga ingerida por la noche, engorda. Esto, además, crea frustración si se da el caso de "pecar" con alguno de los alimentos prohibidos y "terriblemente malos".
  • Acostumbran a ser muy hipocalóricas: al haber tantos alimentos que deben ser eliminados de la dieta, este tipo de dietas acaban siendo extremadamente bajas en calorías.
  • Son monótonas y nutricionalmente desequilibradas: Tan solo hay que echar un vistazo a unas cuantas para darse cuenta de ello. O son pobres en grasas o lo son en glúcidos. O lo son en los dos.
  • Utilizan testimonios supuestamente reales: "a mí me funcionó", "perdí 30Kg en 2 semanas", "no me costó nada hacerla", imágenes del antes y el después… Debería saberse cuántos de los supuestos testimonios son reales y cuantas de las historias son tan positivas.
  • Suelen tener nombres llamativos: como la dieta de la luna, o de alguna persona (normalmente un médico), de una clínica o de algo que orienta sobre de qué va la dieta. Por ejemplo, la dieta de la alcachofa (famosísima ella) se basa en el consumo de alcachofas a todas horas (Y yo me pregunto ¿Qué haces cuando no es época de alcachofas?). La dieta de la piña, la dieta de la luna (la hemos nombrado al principio. Esta dieta se centra en las fases lunares. ¡Hay que ver!)… Y así podríamos continuar un buen rato.

Nuevos tiempos, nuevas dietas y nuevos métodos.

Los años han ido pasando, al igual que la moda por las dietas. No así la preocupación por el peso corporal que, pese a la información de la que disponemos y siendo conocedores de los riesgos que supone el exceso de peso, la mala alimentación y la falta de actividad física, las estadísticas siguen mostrando una tendencia al alza de los índices de sobrepeso y obesidad. Sobre todo en niños.

Aunque muchas de las dietas milagro tradicionalmente conocidas siguen teniendo sus adeptos, las nuevas tendencias dejan de basarse en el efecto "milagroso" y se centran en dar unos argumentos más científicos. Aunque estén poco demostrados.Muchas de estas archiconocidas dietas están tan asentadas en la conciencia colectiva que siguen aplicándose. Algunas han evolucionado también y se presentan con ligeros cambios (incluso en el nombre), pero la esencia sigue siendo la misma.

Otras han aparecido como las nuevas, salvadoras y definitivas soluciones, acompañadas de argumentos científicos (Hablar de lo científico está de moda).

Nos ha costado un poco escoger sobre las "novedades del momento". Pero finalmente nos hemos decidido y conseguido hacer una selección de 3: 2 dietas y 1 método.

1. Dieta sin gluten

¡Y, ahí está! Belcebú. El que ha conseguido desbancar al huevo, la leche y todo "ser" maligno que durante años ha estado ocupando las primeras posiciones de la lista de alimentos insanos.

Hoy día muchas dietas de pérdida de peso incluyen también la eliminación del gluten como un método de ayuda para perder peso. Se dice que el gluten es malo, que es causa de enfermedades, de inflamación, de problemas intestinales y, además, engorda.

Quien no presente intolerancia al gluten puede continuar ingiriendo cereales con gluten sin que su salud se vea alterada. Esto es lo primero que hay que saber del gluten.

Es más. Los cereales y sus derivados, como el pan, forman parte de la base de nuestra alimentación, por lo que eliminarlos puede alterar y desequilibrarnos nutricionalmente hablando.

Seguir una dieta sin gluten es difícil. Y más en nuestra sociedad, donde el trigo es el cereal con mayor presencia.El gluten es un conjunto de proteínas que se agrupan en dos tipos: Prolaminas y gluteninas. Las primeras son las responsables de la intolerancia.

¿Quién debe seguir una dieta sin gluten? Quien haya sido diagnosticado de intolerancia al gluten. Estos son: celíacos e intolerancia al gluten no celíaca. Colectivos a los que el consumo de gluten sí presenta un problema.

¿Cuál puede ser la causa de pérdida de peso siguiendo una dieta sin gluten?

Existen básicamente 2 motivos por los que esto puede suceder:

  • La misma limitación que supone eliminar el trigo y otros alimentos que contengan gluten de la dieta hace que se consuman menos alimentos superfluos como la bollería, los rebozados, algunos embutidos, snaks, ... En este caso el gluten no es el responsable de pérdida de peso, si no el menor consumo de alimentos con elevados porcentajes de azúcares simples y grasas insanas.
  • El consumo total de cereales en general disminuye. A menudo, el desconocimiento sobre qué alimentos contienen gluten y qué alternativas tenemos hace que se elimine de cuajo la ingesta de farináceos. De golpe se deja de consumir pan, pasta y harinas sin encontrar sustitutos que equilibren la balanza.

El riesgo de seguir una dieta sin gluten es la falta de información que puede llevar a realizar una alimentación desequilibrada.

2. La paleo dieta

Ésta hace ya unos añitos que se encuentra entre nosotros.

La paleo dieta se basa en el concepto de alimentación que seguían nuestros antepasados. Antepasados muy antepasados. De la época del paleolítico.

Realmente no se sabe cómo era la paleo dieta ya que solo disponemos de fósiles, pinturas rupestres, teorías y especulaciones. Además, por haberlas, dietas paleolíticas hay muchas, dependiendo de la zona en la que los pobladores de antaño vivían y los recursos que tenían a su alcance. De hecho, el objetivo de la paleo dieta no es la pérdida de peso. Aunque viendo los resultados que se obtienen, muchos la adoptan como tal.

La paleo dieta se basa en el consumo de alimentos no procesados. Se potencia el consumo de alimentos proteicos (carnes, pescados, huevos), frutas y hortalizas, frutos secos, bayas, semillas, hierbas, especias y miel. De las grasas, únicamente el aceite de oliva (Permitidme, pero... ¿Aceite de oliva en el paleolítico?). Se eliminan los productos procesados (por supuesto), los lácteos, cereales, legumbres, edulcorantes (menos la miel) y los aceites de semillas. Aunque existen algunas variables donde el consumo de patatas o de legumbres se hace de forma moderada.

La paleo dieta se acompaña de un estilo de vida donde el deporte es una parte importante.

¿Qué tiene de positivo? Que se puede llegar a perder peso gracias a 2 puntos clave: la eliminación de productos procesados de la dieta y la introducción de actividad física.

¿Qué tiene de negativo? Es un tipo de alimentación que, si no se aplica correctamente, se puede caer en una ingesta demasiado elevada de alimentos proteicos, especialmente carnes. Además, la limitación en el consumo de farináceos declina demasiado la balanza hacia un déficit de carbohidratos. Y, por otro lado, según qué disciplinas deportivas no aceptan bien esta dieta precisamente por el bajo consumo de glúcidos.

3. Malla adelgazante lingual

Como lo lees. Una malla que se grapa a la lengua dificultando así la ingesta de alimentos.

Este método saltó a la luz hace unos años cuando empezando a ponerse en práctica en algunos países de América latina como México, Colombia y la República Dominicana. 

Se trata de colocar una malla pegada a la lengua mediante puntos de sutura o grapas. El objetivo de dicha barbaridad es que impida a quien se le coloca comer alimentos sólidos, ya que causa dolor, y se realicen ingestas de alimentos líquidos o de una consistencia no dolorosa. Es el "profesional" quien decide si ponerla o no y el tiempo que debe llevarse.

El resultado: pierdes peso porque no comes. Directamente.

Sobran las palabras para indicar los problemas nutricionales, de salud y psicológicos que pueden acompañar someterse a tan (ponedle adjetivo vosotros mismos) procedimiento.

Debemos informar que este sistema, método o como quiera llamarse no está aprobado por la comunidad médica y quien la pone en práctica incurre a mala praxis y se arriesga a sanciones.

Una vez más debemos hacer hincapié en huir de todo esto. Por el bien de nuestra salud física y mental. Organizar nuestra alimentación, escogiendo productos frescos, de temporada, íntegros y alejarnos de los procesados.

Si no lo tenemos claro, visitar a un profesional Dietista-nutricionista. Nos dará las pautas necesarias para alcanzar nuestro objetivo sin perder salud.

Y si necesitamos alguna ayuda, no olvidar que la alimentación y quizá los cambios de hábitos deben ser la clave para, no solo obtener resultados, también perdurar a lo largo del tiempo.

Comentarios de usuarios

Jose Madrid Arrau

2017-12-14

En primer lugar, aclarar que adelgazar y mantener luego la peso perdido es un esfuerzo importante. Toda dieta debe ser SUFICIENTE, EQUILIBRADA, INDIVUDUAL. VARIADA, ADECUADA y ALEGRE, Por ejemplo, el Homo Sapiens paleolítico, es igual que el Homo Sapiens Actual ?. ¿quieN puede demosrarlo?.

Cebanatural

Hola, Jose.
Ante todo, gracias por leernos.Evidentemente que tanto adelgazar como mantener el peso (por otro lado, más importante esto último que el hecho de adelgazar) requiere de un esfuerzo. En ningún momento lo hemos negado. También estamos de acuerdo que toda dieta debe cumplir con las características que mencionas para: 1. obtener resultados, 2. mantener la salud, y 3. evitar el abandono. En cuanto a tus preguntas, bueno, no somos expertos en el tema pero podemos decir que la época paleolítica es amplia e incluye varias especies del género Homo, entre las que se incluye el Homo sapiens que es ligeramente diferente actual, ya que nosotros somos una subespecie de Homo sapiens (actualmente todos los humanos somos Homo sapiens sapiens), así­ que, sí­, lo han demostrado. Otro tema es la alimentación, cuya información se basa en fósiles encontrados en los yacimientos, lo que nos da pistas pero no una realidad al 100%. Cabe decir igualmente que dietas paleolíticas hay tantas como alimentos tenían al alcance los habitantes de las diferentes zonas. Es decir, no comía lo mismo un grupo de Homo sapiens de una selva frondosa de África que uno que vivía en el norte de Europa y lejos del mar.
Y si tienes realmente curiosidad sobre el tema, existen expertos, divulgadores, libros, artí­culos, conferencias, reportajes y mucho más que seguro te será de gran ayuda.
¡Saludos cordiales!

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com