Semillas de Chía: pequeñas, pero grandes amigas de la salud.

La chía es una diminuta semilla pero con un alto contenido en nutrientes esenciales. Con poca cantidad al día se podrían cubrir las necesidades diarias de omega 3 y fibra, con los beneficios para la salud que ello conlleva.

Debido a su alto valor nutricional, la chía ha ido ganando terreno en el campo de la alimentación, su contenido en vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales y fibra la convierten en un indispensable, cuando se quiere llevar un régimen alimenticio sano y nutritivo.

Según la EFSA European Food Safety Authority. Las semillas de chía pueden entrar en el grupo de alimentos que benefician la salud por su contenido en ácidos grasos. El consumo saludable de ácidos grasos beneficia la función del cerebro y el corazón.

Chía

Chía significa "fuerza" en el lenguaje maya. Fueron los Mayas y los Aztecas quienes aprendieron a cultivar la planta silvestre que produce la semilla, de manera que pudieron aprovecharla como alimento base, como ofrenda a sus dioses y como moneda de trueque de gran valor. Comparada incluso con el maíz o el frijol.

Si nos fijamos en la grandeza de sus componentes, no es de extrañar que hicieran de esta planta una herramienta alimenticia esencial. Las semillas de chía contienen elementos que hoy en día son muy valorados y lo sorprendente es que estas civilizaciones en su inmensa sabiduría ya se aprovechaban de estos beneficios.

Componentes de las semillas de chía

  • Vitaminas B1, B2, B3
  • Calcio
  • Hierro
  • Fósforo
  • Potasio
  • Cobre
  • Zinc
  • Ácidos grasos esenciales
  • Fibra
  • Proteínas
  • Aminoácidos
  • Fitoquímicos antioxidantes (flavonoides)

Propiedades alimenticias y medicinales

Las semillas de chía contienen ácidos grasos Omega 3 y 6 en altas cantidades. Sabemos que los ácidos grasos son fundamentales en la dieta humana, no solo por su función de equilibrar los niveles de colesterol, sino también por su función antioxidante, de apoyar el funcionamiento del corazón y ayudar en la absorción de nutrientes.

La fibra que contiene las semillas de chía ejercen un papel regulador de la función intestinal. El gel que se libera al contacto con el agua le permite facilitar el transito del bolo alimenticio a través del intestino, haciéndolo más suave y aumentando su volumen. De esta manera ayudan a conseguir una evacuación frecuente, evitando así el estreñimiento y las molestias que éste provoca, previniendo además trastornos graves relacionados con el colon.

Las semillas de chía, al contacto con el agua o cualquier líquido, liberan un gel cuya acción en el intestino favorece y facilita todo el proceso digestivo, que en algunas personas es difícil y lento.

Las semillas de chía tienen poder antiinflamatorio, por su contenido en antioxidantes del tipo flavonoides especialmente. Su acción sobre trastornos de carácter cardiovascular, sobre la arteriosclerosis y problemas del corazón hacen de la chía un valioso coadyuvante en la prevención de episodios inflamatorios. Recordemos además que los antioxidantes son esenciales a la hora de luchar contra los radicales libres que aceleran el proceso de envejecimiento e inflamación de los tejidos.

En el control de peso las semillas de chía tienen un papel destacado. El mucilago que se libera formando el gel en el estómago, crea una barrera física en medio de los carbohidratos y las enzimas digestivas que los diluyen, así la conversión de carbohidratos en azúcar se ve afectada de forma positiva, es decir se reduce esta conversión.  Menos azúcar es igual a menos calorías y de paso ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre, lo cual beneficia a personas con diabetes.

Las semillas de chía preferiblemente remojadas en agua o consumidas directamente dan sensación de saciedad. Para apoyar una dieta de control de peso convienen ponerlas en remojo de modo que se hinchen y aumenten su volumen. Por ejemplo:

Si ponemos dos cucharadas de chía en un vaso de agua, al cabo de unas horas no veremos el agua, las semillas se habrán transformado en un gel acuoso y sin sabor. Debemos tomarlo antes de las comidas principales. De este modo comeremos menor cantidad de alimentos y no sólo perderemos peso sino que de paso proporcionaremos al organismo la fibra y los nutrientes que mejoraran nuestra salud.

Los beneficios de las semillas de chía en una lista:

  • Equilibrar los niveles de colesterol
  • Regular la digestión
  • Poder antiinflamatorio
  • Apoyar el control de peso
  • Equilibrar los niveles de azúcar en sangre

Las investigaciones sobre esta semillas siguen su curso, no nos sorprendamos que descubran muchos más beneficios, como ha ocurrido con infinidad de plantas.

La planta

La chía (Salvia hipanica) es una planta silvestre de la familia de las lamiáceas que crece aproximadamente hasta un metro. Sus hojas son grandes y florece anualmente entre julio y agosto dando una flor purpura blanquecina.

De sus flores se origina un pequeño fruto que varían de color blanco a grisáceo oscuro, lo que conocemos como la semilla de chía. Esta semilla es lo más valorado de la planta, por todos los beneficios mencionados anteriormente. Aunque sus brotes también son utilizados como alimento.

Las semillas, además de consumirse enteras, también suelen molerse y tostarse formando una harina que puede conservarse durante mucho tiempo, al igual que las semillas enteras. Su sabor es neutro aunque muchas personas dicen notar un ligero sabor a nuez, en todo caso, agradable.

Un poco de historia

La chía es un alimento seguro y saludable, comprobado a lo largo de la historia.La chía es originaria de Centroamérica y México es su principal productor, aunque su cultivo se ha extendido hasta Sudamérica. 

Con la llegada de los españoles que introdujeron otro tipo de alimentos en América, el uso de la chía se fue desplazando hasta restringirse solo a las comunidades indígenas. Afortunadamente las investigaciones sobre alimentos tradicionales y la misma población han ayudado a recuperar este alimento hasta comercializarlo por lugares remotos como Australia, donde hoy en día lo cultivan con éxito. Estados Unidos, donde los complementos alimenticios son muy valorados, se ha convertido en un gran consumidor de semillas de chía.

En Europa su comercialización es relativamente reciente, pero debido a sus comprobadas propiedades y beneficios, su distribución va en auge, especialmente entre las comunidades vegetarianas y personas que desean una alimentación rica en nutrientes y baja en alimentos de origen animal.

La chía es considerada un alimento seguro y saludable, puede ser consumido por niños y adultos siempre vigilando no sobrepasar las cantidades recomendadas que pueden variar según la necesidad de cada persona.

Comentarios de usuarios

Tere

2013-12-13

Yo tenía problemas de resistencia a la insulina y acné y mi naturópata me recomendó las semillas de chía, que me fueron muy bien. Pero al tiempo desaparecieron de la tienda dónde las compraba porque se ve que subieron mucho de precio..

Any

2013-12-07

la semilla de chia proporciona una fuente muy valiosa de fibra, proteínas, altos niveles de ácidos grasos omega 3 y omega 6 y minerales esenciales..

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com