Los antioxidantes: protección natural de nuestra salud

El hombre moderno se ve constantemente enfrentado a un gran  numero de factores de riesgo para la salud como los radicales libres, de los cuales tiene que protegerse activamente, es decir, suministrar regularmente a su organismo una cantidad suficiente de antioxidantes para garantizar así un nivel de protección consistentemente alto.

Los antioxidantes protegen a las células de los radicales libres, que son el origen de muchos problemas de la salud. 

Atacando nuestras células, los radicales libres pueden causar un mal funcionamiento de estos importantes módulos vitales.  Mientras más células se dañen de esta manera, más débil se pondrá el órgano correspondiente. En consecuencia, este mecanismo da lugar a la aparición de enfermedades.

El daño celular causado por los radicales libres puede conducir incluso a la degeneración de la célula que en muchos casos promueve el desarrollo de un cáncer.

Antioxidantes: elementos eficaces de un sistema sofisticado

Sólo un antioxidante  puede interrumpir las reacciones en cadena de los radicales libres y prevenir de esta forma el daño celular. Esta prevención funciona de la siguiente manera:

Sólo un antioxidante  puede interrumpir las reacciones en cadena de los radicales libres y prevenir de esta forma el daño celular.Antes de que los radicales libres puedan dañar un electrón de una membrana celular o de una  importante proteína del cuerpo, los antioxidantes abandonan de manera voluntaria unos de sus  electrones a los radicales. De esta manera los radicales libres tienen su “presa” y dejan a las membranas celulares o el ADN. Así las células del cuerpo permanecen protegidas, al menos si hay suficientes antioxidantes presentes.

En resumen, un antioxidante protege de dos formas a las células del cuerpo de los ataques de los radicales libres:

  1. Los antioxidantes abandonan voluntariamente unos de sus electrones a los radicales.

  2. Sin embargo después de haber abandonado unos de sus electrones, los antioxidantes no se convierten en radicales libres. El electrón abandonado se sustituye inmediatamente, así que el antioxidante se encuentra otra vez en su estado original para poder seguir su tarea de protección. Es decir, de romper una vez mas la peligrosa reacción en cadena en caso de un nuevo ataque de los radicales libres.

Los radicales libres atacan a las células

Los radicales libres son moléculas que contienen oxígeno. Debido a su peligrosa inestabilidad y a la falta de un electrón en su estructura química, son moléculas incompletas. Por eso siempre están buscando un electrón adecuado para poder completarse. Esta búsqueda se ejecuta de forma rápida y sin escrúpulos. 

Después de que un radical libre se haya formado, dura como máximo 10-11 segundos (0.00000000001 segundos) hasta que ataca a cualquier molécula intacta (por ejemplo, las moléculas de la membrana celular, de las proteínas o del ADN)  de la cual rescata  el electrón necesitado.

Una oxidación que sobrepasa el nivel tolerable y conduce a un abobamiento intenso del cuerpo. En esto caso se habla de “estrés oxidativo”Este robo de electrones se llama oxidación. Una oxidación que sobrepasa el nivel tolerable y conduce a un abobamiento intenso del cuerpo.  En este caso se habla de “estrés oxidativo”. Todo esto suena muy abstracto pero este proceso de oxidación se puede explicar mediante un ejemplo:

Comparamos nuestro cuerpo con una valla de hierro. Si no se protege esta valla con una capa anti oxidativa, a la larga aparecerá el oxido que poco a poco comerá el hierro.  Lo mismo pasa en nuestro cuerpo.  Si no nos protegemos con la ayuda de los antioxidantes, los radicales libres van dañando poco a poco nuestro organismo.

Protéjase con antioxidantes

El hombre moderno, que se ve constantemente enfrentado a un gran  numero de factores de riesgo, tiene que protegerse activamente contra los radicales libres. Es decir, suministrar regularmente a su organismo una cantidad suficiente de antioxidantes para garantizar así un nivel antioxidante consistentemente alto.

Los factores de riesgo son:

  • Estrés (El mas dañino, con un alto poder oxidativo)
  • La falta de ejercicio
  • Ambiente contaminado
  • Dieta inadecuada
  • Las drogas, el alcohol etc ...

¿Dónde podemos encontrar los antioxidantes?

Capsulas antioxidantesEn parte el organismo en si puede producir antioxidantes en forma de enzimas. Sin embargo la mayor parte de los antioxidantes se suministra a través de la dieta. Los siguientes alimentos contienen potentes e importantes antioxidantes:

  • Verduras
  • Ensaladas
  • Hierbas
  • Frutas
  • Los brotes, semillas de girasol, brotes de brócoli, etc.
  • Plantas salvajes como el diente de león
  • Semillas oleaginosas y frutos secos
  • Aceite de argán, aceite de pescado, aceite de linaza ...

Los cinco grandes grupos de  antioxidantes más efectivos son:

  1. Las vitaminas
  2. Los minerales
  3. Los oligoelementos
  4. Las enzimas
  5. Los fito-nutrientes (también llamados fito-químicos o compuestos bio-activos de las plantas).

En principio las plantas y la frutas producen estas sustancias para protegerse de los hongos, de los insectos o de la radiación UV.  Otros fito-químicos complementarios con un efecto antioxidante son los colorantes de las plantas, que dan el color a la flor, a las hojas o a las frutas. En el cuerpo humano, estos fito-nutrientes ayudan a mantenerlo sano y feliz.

El “ top ten” de los antioxidantes

Los siguientes antioxidantes de gran alcance son los más conocidos:

1.  La vitamina E:

La familia de la vitamina E incluye el famoso alfa-tocoferol que se encuentra en los aceites vegetales tales como el aceite de germen de trigo.

2.  La vitamina C

También llamada ácido ascórbico que previene la oxidación del LDL, el así llamado colesterol malo, que daña las paredes de la células.

3. El selenio.

Hoy sabemos que el selenio es un componente de las enzimas antioxidantes. Parece que tiene la capacidad de estabilizar el sistema inmunológico y estimular la producción de anticuerpos. Además está involucrado en la activación de la hormona tiroidea.

4. El  hierro.

Este mineral funciona en combinación con el cobre y el selenio como un eliminador de radicales para proteger a las células del cuerpo. En combinación con la vitamina C aumenta la absorción y la utilización del hierro.

5. El  zinc:

Según un reciente estudio científico,  el zinc dispone aparte de su conocido efecto anti-inflamatorio también propiedades antioxidantes para prevenir los procesos arterioscleróticos.

6.  El OPC:

Que se encuentra en  las semillas de la uva  o en la piel y en la cáscara de la fruta. (véase el artículo de OPC). OPC es la abreviación de proantocianidinas oligoméricas, que son fitoquímicos del gran grupo de los flavonoides.

El potencial antioxidante de OPC es casi 20 veces mayor al de la vitamina C y 50 veces mayor al de la vitamina E. El OPC también aumenta el poder antioxidante de las vitaminas y viceversa. Es decir: El OPC y las vitaminas actúan de forma sinérgica y potencian así la eficiencia en la lucha contra los radicales libres.

7. Los carotenoides:

Se trata de pigmentos vegetales de color rojo o naranja que se encuentran también  en los vegetales verdes. A los carotenoides pertenecen el beta-caroteno, la luteína, la zeaxantina.

8. El licopeno.

Esta sustancia se encuentra sobre todo en los tomates, en el pomelo y en la papaya. El licopeno es el antioxidante  del cual se estima que tiene un efecto positivo en caso del cáncer de próstata.

9. La coenzima Q10

Es una vitamina endógena, también llamada "ubiquinona,". (véase el articulo “Q10) La Q10 es esencial para el suministro de energía en el cuerpo y muy importante para el sistema inmunológico.

10. Los flavonoides

Representan un grupo de fito-químicos, al cual pertenecen la mayoría de los colorantes de las flores. Los flavonoides están presentes en  todas las plantas, por lo tanto también en la dieta. Además demuestran  propiedades antioxidantes particularmente poderosas.

Frutas y verduras con gran poder antioxidante:

  • Granada
  • Arándanos
  • Uvas
  • Brócoli
  • Cebolla
  • Semillas de lino
  • Perejil
  • Basilio
  • Jengibre
  • Repollo
  • Pepino
  • Zanahoria
  • Algas

La naturaleza nos ha dado muchos remedios en la lucha contra las enfermedades.  Los antioxidantes son unos de estos remedios. Y tomados a través de la dieta o en forma de suplementos dietéticos naturales, son sin duda unas de las armas mas efectivas.

Comentarios de usuarios

Marisol Perez perez

2013-02-19

muy bueno este articulo...gracias.

Sandra

2013-01-28

Muy buena la nota, pero faltó decir que un anteoxidante top top es el mangostán, hay mas de 2000 articulos que avalan esta fruta..

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com