Schisandra chinensis. Propiedades

La schisandra es una planta con una larga tradición en la medicina tradicional china. Menos conocida en occidente, esta planta adaptógena posee propiedades beneficiosas que conviene destacar.

La planta

La schisandra chinensis, simplemente schisandra, schizandra, esquisandra o wu-wei-zi (su nombre en chino), crece en el norte de China, Corea del Norte y extremo suroriental de Rusia, lugares donde es, además, muy utilizada.

Se trata de una planta trepadora que puede estirar sus lianas hasta los 15 metros, de hoja caduca y de carácter dioico, lo que significa que se distinguen entre plantas macho y hembra y deben permanecer cercanas unas de las otras para su proliferación.

Las hojas, tallos y corteza de la planta desprenden un agradable olor a limón.

Sus bayas son la parte más utilizada de la planta. Unos pequeños frutos rojos que crecen en racimo y que se recolectan en otoño. También las semillas son utilizadas.

La schisandra es una planta que se mueve en unos márgenes estrechos de humedad, por lo que las sequías y la humedad extremas la dañan.

Todo y que existen más de 2 docenas de especies, tan solo 2 se emplean con fines medicinales.

Composición

Como todo fruto, la schisandra contiene minerales. En cambio no es muy rica en vitaminas. Posee numerosos fitoquímicos como taninos, fitosteroles, catequinas y flavonoides, también ácidos orgánicos, pectinas y aceites esenciales. El color de rojo del fruto es gracias a los antocianos y sus principios activos se encuentran en los lignanos, concretamente la esquisandrina, y en la gomisina.

Las semillas, que como hemos señalado también se utilizan, son ricas en ácidos grasos insaturados omega 6 y omega 9.

Propiedades

La schisandra es sobradamente conocida en sus países de origen. Si bien en occidente hace tan solo unos pocos años que empezamos a saber de ella, en países como China, Corea o Rusia se utiliza desde hace siglos. Lugares también de donde proceden la mayoría de estudios realizados a la schisandra chinensis.

Sobradamente demostradas son sus propiedades antioxidantes.

La schisandra es un buen protector celular. Es neuro y cardioprotectora, protege nuestras venas y arterias de la formación de placas de ateroma, así mismo, uno de sus principios activos, la schisandrina podría ejercer una acción antiinflamatoria derivada del estrés oxidativo.

En los países donde históricamente se utiliza la schisandra, se recomienda como protectora hepática, antiinflamatoria, antitusiva y moduladora del sistema nervioso central, entre otros.

Como adaptógena, esta legendaria planta se utiliza para equilibrar tanto física como emocionalmente, ya que se adapta a la situación del individuo. Es decir, estimula si se está en un estado de apatía y relaja cuando se está en estrés.

Como ya señalamos en un post anterior en el que os explicamos cosas sobre la ashwagandha, un adaptógeno debe cumplir unos requisitos para que sea considerado como tal. Y la schisandra, al igual que la ashwagandha, la rhodiola o el ginseng, los cumple.

Algunos estudios sugieren también que varios de sus componentes ejercerían funciones sobre el control glucémico. Sobre todo cuando se trata de la glucemia postprandial (tras las comidas). De hecho, este es otro de los usos tradicionales de sus frutos.

Sobre el sistema digestivo, la schisandra actuaría en sus diferentes funciones: sobre la secreción gástrica y sobre el intestino, protegiendo de la inflamación. Algo a tener en cuenta para seguir estudiando esta planta en lo referente a la enfermedad inflamatoria intestinal.

Como vemos, los usos de esta planta asiática son extensos y, como siempre decimos, hace falta seguir investigando.

Podemos encontrar schisandra y consumirla como mejor nos vaya.

Las cápsulas o comprimidos sería lo más habitual. Pero también podemos encontrar schisandra en infusión, en polvo o en gotas. Sola o acompañada de otros componentes.

Lo importante de todo ello es dar con fuentes fiables que garanticen la seguridad del producto.

La schisandra también es conocida como la fruta de los 5 sabores, ya que se puede identificar en ella el sabor amargo, dulce, picante, agrio y salado.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com