Los especiales ácidos grasos de cadena media

Los ácidos grasos de cadena media son grasas saturadas pero un poco diferentes a lo que conocemos como tal. De moda entre los atletas y en dietas de pérdida de peso hace unos años, las grasas MCT poseen unas características y propiedades que las hace interesantes para nuestra salud.

MCT son las siglas en inglés de los llamados triglicéridos de cadena media. También podemos referirnos a ellos como ácidos grasos de cadena media (de hecho, un triglicérido no es más que 3 ácidos grasos unidos a un glicerol).

Los ácidos grasos que componen los MCT tienen una longitud de entre 8 y 10 átomos de carbono (Dependiendo de la fuente de consulta algunos alargan hasta los 12 átomos de carbono) y no presentan doble enlace en ninguno de ellos. Estamos, por tanto, ante unos ácidos grasos saturados.

¿Es malo, esto?

Pues, parece ser que no tanto.

Durante muchos años, los ácidos grasos saturados han estado poco menos que demonizados, en el punto de mira y señalados como los culpables de hacer aumentar los niveles de colesterol en sangre, y con ello el riesgo de taponar venas y arterias y relacionarse con las enfermedades cardiocirculatorias.

Como suele suceder, conforme van avanzando los estudios se pueden distinguir matices que arrojan ciertas dudas sobre estas afirmaciones. O al menos nos hacen tener una visión menos simplista y  sobre las grasas saturadas y hasta qué punto son responsables de lo anteriormente citado.

Diversos autores señalan que se deberían hacer diferenciaciones entre grasas saturadas y no ponerlas todas en "el mismo saco" anunciándolas como "grasas malas".

El aceite de oliva y el huevo fueron alimentos que en alguna ocasión se clasificaron también como insanos.

Si bien es cierto que grasas como las trans, el ácido palmítico y el resto de ácidos grasos saturados de cadena larga pueden contribuir a ejercer un efecto negativo sobre la salud, el particular comportamiento observado en los ácidos grasos de cadena media nos da otra visión del papel de estas grasas.

De entrada, a diferencia de los de cadena larga, los MCT tienen un punto de fusión más bajo, por lo que se encuentran en estado líquido a temperatura ambiente, el tamaño de la molécula es menor, son parcialmente solubles en agua y tienen menos calorías: 8,25 kcal/g (los triglicéridos de cadena larga tienen 9,2 kcal/g).

Las vías metabólicas de los MCT son también diferentes ya que éstos son absorbidos directamente, sin depender de los quilomicrones para ser transportados ni tener que entrar al sistema linfático, como las otras grasas.

Gracias a estas características los MCT son empleados en diferentes situaciones en las que se requiere de una alimentación especial.

  • Situaciones en las que los ácidos grasos de cadena larga presentan problemas para poder ser aprovechados, ya sea en la fase de absorción, transporte o metabolismo, como puede ser ante insuficiencia pancreática, biliar, enfermedad inflamatoria intestinal o intestino corto.
  • Como fuente de energía rápida tanto en nutrición oral, enteral (por sonda) como parenteral (intravenosa).
  • Ante estados catabólicos.
  • O en alimentación infantil, donde los MCT son también empleados para nutrir a los bebés nacidos prematuros.
  • En niños con epilepsia refractaria (resistente a fármacos) se utilizan los MCT como parte de su dieta cetogénica.
  • E incluso en dietas de pérdida de peso ya que incrementan la cetosis, disminuyen el apetito y tienen efecto termogénico, entre otros.

¿Cuál es la mayor fuente de MCT que tenemos?

Los MCT no abundan en la naturaleza y, por lo tanto, no son grasas que consumamos en grandes cantidades. Al menos no de fuentes naturales.

El coco ofrece un perfil casi único de ácidos grasos de cadena media. Si bien muchos vegetales presentan cantidades variables, en el aceite de coco alrededor del 90% de su composición es en forma de grasas saturadas y éstas, en su mayoría, en forma de ácidos grasos de cadena media.

Los ácidos grasos de cadena media presentes en el aceite de coco son el ácido caprílico y el ácido cáprico.Pero si queremos consumir MCT de forma exclusiva, es posible encontrarlo envasado, normalmente hecho a partir de aceite de coco.

Cabe señalar que los ácidos grasos de cadena media deben consumirse sin mezclar con ácidos grasos de cadena larga, ya sea dentro de la misma comida ya sea dentro del mismo día, ya que no en una buena opción ni la más saludable.

Por otro lado, el consumo de elevadas cantidades de MCT puede llevar a molestias intestinales. Es importante empezar con ingestas pequeñas e ir aumentando poco a poco.

Compartir artículo:

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2020 Copyright - Cebanatural.com