La candidiasis se puede tratar de forma natural, pero hay que buscar las causas.

Esta infección suele ser recurrente y es especialmente frecuente en mujeres, sobre todo cuando la dieta es rica en carbohidratos simples. La favorecen, además, el uso de determinados fármacos y el estrés, entre muchas otras posibles causas. Sus incómodos síntomas pueden prevenirse si tenemos en cuenta algunas pautas alimenticias y hábitos saludables.

La candidiasis es una infección que en muchos casos es difícil de curar, principalmente cuando reaparece en poco espacio de tiempo, y eso a pesar de haberla tratado aparentemente de forma satisfactoria.

Esta infección consiste en la proliferación del hongo conocido como candida albicans, que forma parte de la flora natural del organismo y habita principalmente en el tracto intestinal. La cándida también puede convivir en armonía con las bacterias de la flora vaginal, conocidas como flora Döderlein. Sin embargo, esta armonía se ve alterada cuando se produce un desequilibrio en dicha flora, lo que provoca la multiplicación del hongo de forma anormal, generando una serie de síntomas que causan molestias y problemas de salud.

Los síntomas de la candidiasis pueden ser:

  • Picor y sensación de quemazón en la vagina
  • Inflamación
  • Abundante flujo casi siempre de color blanquecino y espeso
  • Ardor en los labios
  • Relaciones sexuales dolorosas
  • Dolor al orinar
  • Alteraciones en el color y aspecto de la piel de la vulva

¿Por qué se altera la flora Döderlein?

Algunos hábitos que alteran el equilibrio de la flora Döderlein son el uso de tampones no estériles, los tratamientos con fármacos como antibióticos, citotóxicos y corticoides, una deficiente nutrición, además de diversas dolencias que tienen asociados cambios en el pH vaginal, los cuales pueden desequilibrar la flora vaginal y favorecer la multiplicación del hongo.

Otras posibles causas desencadenantes de candidiasis son:

  • Una alimentación deficiente: Especialmente si es rica en carbohidratos simples como las harinas refinadas, azucares refinados, las grasas saturadas y los aceites recalentados
  • Los anticonceptivos: Orales (ricos en estrógenos), El DIU (dispositivo intrauterino) el diafragma, los espermicidas y las esponjas anticonceptivas
  • Hábitos o conductas: como las relaciones sexuales anales o durante la menstruación, un numero elevado de parejas sexuales y la falta de higiene vaginal exterior.
  • Los tampones no estériles, el uso diario de salvaslips y las duchas vaginales que destruyen la flora vaginal
  • Hábitos como el tabaco y el uso indiscriminado de antibióticos
  • Factores emocionales como el estrés
  • Trastornos y dolencias como la diabetes (sobre todo una diabetes mal tratada) y el sobrepeso.
  • El embarazo

Medidas de prevención y ayuda para tratar la candidiasis vaginal

Una candidiasis incipiente se podría tratar con remedios naturales, que también servirían de apoyo a los tratamientos convencionales Está visto que la alimentación es uno de los principales aspectos a tener en cuenta a la hora de prevenir y tratar múltiples dolencias y problemas relacionados con la salud. Y con la candidiasis ya mencionábamos que determinados alimentos como el azúcar incrementan la propensión a padecer la infección. Pero afortunadamente y por el contrario, algunos otros suponen una gran ayuda y sirven de apoyo a los tratamientos indicados para combatirla.  Entre ellos:

Los alimentos ricos en probióticos

Los alimentos probióticos ricos en bacterias vivas favorecen la flora bacteriana, provocando una colonización en el intestino capaz de mantener el equilibrio de la flora para que esta permanezca normal y saludable. Estos probióticos deben contener lactobacilus acidophilus que podemos encontrar en los yogures, el kéfir, el chucrut, el miso, las levaduras y las frutas. No obstante, la manera más eficaz de proveerse de estas bacterias vivas es tomarlas de forma concentrada, bien sea en cápsulas o polvos, ya que la cantidad de lactobacilos presente en los alimentos mencionados, a pesar de ser buena, en casos de candidiasis recurrentes resultaría escasa.

El Ajo en todas sus presentaciones

Además de sus propiedades antifúngicas, antibióticas y antibacterianas, se ha comprobado que tiene también propiedades anticandidiásicas, pues la candidiasis no es otra cosa que una infección. El ajo posee potentes sustancias que le confieren los poderes curativos mencionados. El ajo contiene allinasa, allinin y alicina, siendo esta última la responsable del poder antifúngico y antibacteriano.

La cura con ajo puede realizarse tanto por vía oral como tópica. Por vía oral la forma más práctica es tomarlo en cápsulas, ya que por su fuerte olor y sabor causa incomodidad tanto para el que lo toma como para sus interlocutores. Por otro lado, se tiene una mayor consciencia de los gramos que se deben tomar al día, preferiblemente no superar los 400 mg/día. 

La vía tópica es menos usual y conocida, pero tiene unos efectos muy positivos, ya que en primer lugar actúa directamente en la zona vaginal y en segundo lugar no causa ninguna resistencia.

La aplicación es sencilla, solo hay que envolver el ajo en una gasa estéril e introducirlo en la vagina cambiándolo al menos dos veces a día. Se aconseja no realizar las dos formas de tratamiento al mismo tiempo, es decir, o se hace el tratamiento oral o el tópico, nunca los dos a la vez.

El propóleo

Tanto de uso tópico como oral podría ser otra opción inicial para apoyar un tratamiento más directo o convencional, pues el propóleo actúa como antifúngico, es antibiótico natural y previene contra parásitos intestinales, siendo además un gran fortalecedor del sistema inmune a nivel interno.

El aceite de árbol de té

Tiene propiedades antimicóticas y se ha observado que puede ser eficaz contra algunas especies de cándidas resistentes.  Sin embargo se desaconseja el uso directo del árbol de té sobre la piel, lo recomendable sería realizar una disolución al 10% y hacer una prueba sobre la piel antes de la aplicación, ya que es posible que produzca algún tipo de dermatitis alérgica. Se hace un baño de asiento con esta disolución. 

Se desaconseja el contacto directo del aceite de árbol de té con las mucosas, por lo tanto se deben tener muy presentes estas recomendaciones, utilizando en lo posible agua purificada.

El vinagre y el bicarbonato

Una solución local pueden ser los lavados con vinagre y bicarbonato, este tratamiento favorece la recuperación del pH, pero esta medida es eficaz siempre y cuando no sea una candidiasis recidivante y cuando aun el problema no es muy grave.

Un enfoque más consciente de la salud

Estas practicas por sí solas no curan un problema de candidiasis recurrente, para curar definitivamente esta infección se debe abordar un cambio profundo en los hábitos. Muchas veces nos sentimos frustrados cuando la infección vuelve a aparecer al cabo de un tiempo, pero no nos hemos parado a pensar que seguimos cometiendo los mismos errores, que los hábitos nocivos que alteran nuestro organismo siguen estacionados y por lo tanto es muy difícil conseguir una mejora efectiva. 

La candidiasis mal curada o recidivante, puede desencadenar problemas de alergias, digestivos etc.Por otro lado una candidiasis mal curada o recurrente, al igual que otras infecciones, cambian la composición de la flora y la perjudican provocando inflamaciones que producen un aumento en la permeabilidad del intestino, y esto facilita el desarrollo de otros problemas añadidos, como pueden ser alteraciones digestivas, alergias, cambios en el estado de ánimo, etc.

Desde este blog insistimos en que los pilares básicos de la salud se deben mantener firmes

  • Debemos cuidar la alimentación incorporando poco a poco alimentos fortalecedores que ayuden a la recuperación.
  • Mantener alejado el estrés es clave para alejar también el riesgo de dolencia, no olvidemos que el estrés es uno de los principales productores de radicales libres, culpables del deterioro y muerte celular.
  • Respetar el sueño y el descanso es indispensable para la recuperación, para el rendimiento y para que el organismo pueda compensar las perdidas que produce cualquier dolencia.
  • Mantenerse activo. Tanto mental como físicamente.

Con estos pilares aprendidos seremos capaces de mantener la salud fuerte, ya que son la base para que cualquier tratamiento tanto convencional como natural sea eficaz.

Otros tipos comunes de candidisis:

La cándida es frecuente es las zonas del cuerpo mas húmedas como pliegues y mucosas.Un sistema inmunológico fortalecido podrá superar diversos ataques patógenos con facilidad, al contrario que un organismo debilitado, que es candidato fijo a padecer múltiples dolencias, entre ellas cualquier tipo de candidiasis en sus formas más comunes. 

Este hongo es especialmente frecuente en aquellas partes del cuerpo donde hay más humedad o roce continuado, como por ejemplo:

Los pliegues de las axilas, ingles, glúteos y pechos, son las partes del cuerpo donde se suele localizar. Se presenta con ardor, enrojecimiento y prurito. Se manifiesta, además, con pústulas que al romperse dejan la piel con una apariencia rojiza en el pliegue. Ocurre con frecuencia en personas obesas y en los niños pequeños. Se denomina Cándida intertrigo.

La cándida también puede desarrollarse en la zona intermedia de los dedos y en las uñas. Causa dolor, hinchazón e infección en la inserción de la uña, lo que provoca un cambio en su aspecto. En estos casos se conoce como Onixis y Peronixix candidiósica.

El aparato digestivo también puede sufrir un tipo de candidiasis conocida como Cándida esofágica, la cual produce ardor y dolor en el tórax debido a la inflamación de éste. 

Otro síntoma es la dificultad de tragar y es frecuente en los niños, principalmente cuando han pasado o están pasando una infección por cándidas en la boca o mucosas del aparato respiratorio.
 

La cándida en la boca es muy común, se conoce como Muguet oral, se manifiesta muchas veces cuando el sistema inmunológico se encuentra debilitado y cuando hay cambios en el pH de la saliva. Se puede identificar por su aspecto blanquecino, como una especie de capa que cubre la mucosa oral de la lengua, el paladar y la cara interna de las mejillas. Aunque puede dejar heridas de color rojizo no suele ser dolorosa y es un tipo de cándida de fácil tratamiento. 

La candidiasis oral es muy frecuente en los recién nacidos debido a que su sistema inmune aun esta en fase de desarrollo. También es habitual en personas que usan fármacos de forma prolongada, como por ejemplo los tratamientos antimicrobianos, que como efecto secundario provocan una alteración en la flora bacteriana de la boca.

La función del sistema inmune:

Debe mantenerse fuerte y resistente ante cualquier ataque, bien sea por hongos, bacterias, virus o parásitos. La mejor forma de fortalecerlo es a través de la alimentación y si es necesario, con complementos que cumplan funciones preventivas. Cualquier remedio natural con acción inmunoestimulante y que ayude a reducir los efectos dañinos de los organismos patógenos es fundamental para formar las barreras que protegen el cuerpo de las infecciones, como por ejemplo las causadas por las cándidas. 

Compartir artículo:

Comentarios de usuarios

isabel

2016-04-28

Buenas tardes
Llevo años con candidas, unas temporadas mejor y otras peor he visitado numerosos ginecólogos y no ha forma. Tendría ustedes algún producto que tuvieran probioticos, ajo y propoleo.

Cebanatural

Hola Isabel,

Si tenemos los productos mencionados cada uno por separado. Entrando en la web de cebanatural los podrá encontrar poniendo el nombre en el buscador Clic aquí para ver el Producto

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2020 Copyright - Cebanatural.com