El renacer de la vida en primavera, pero sin astenia.

Los cambios que vienen con la primavera, en teoría son positivos ya que forman parte de un despertar y un renacer emocional, pero para muchas personas son un lastre, puesto que vienen acompañados de una serie de síntomas y reacciones físicas desagradables. Esta condición se conoce como astenia primaveral. Como prevenirla de forma natural.

Según el calendario gregoriano, el que usamos oficialmente en occidente, el año comienza en enero, pero para nuestro organismo y nuestra salud, lo ideal sería que comenzara en primavera ya que, es en esta estación donde renace la vida.  En primavera la energía se expande, es mas ligera y estimulante. Contrario a lo que ocurre en los meses de frío, cuando el cuerpo se enfrenta a condiciones de vida menos saludables, por ejemplo:

Tendemos a comer mas grasas, dulces, carbohidratos y en general alimentos mas pesados, con lo cual acumulamos mas nutrientes de los necesarios; en invierno nos encerramos mas, por lo que disfrutamos poco de los beneficios que traen las actividades al aire libre, hay menos sol y aunque no se entienda el motivo, en invierno el estado de animo en general es mas bajo, menos vital, lo que conlleva a una vida mas sedentaria. 

En primavera en cambio, nos sentimos mas alegres, mas energéticos y optimistas, esto debe en gran parte a que al aumentar las horas de sol y de luz, influyen en las hormonas, aumentando la producción de feromonas, lo que nos hace sentir y ver mas atractivos, así mismo aumenta la producción de serotonina, sustancia responsable de regular y mantener el equilibrio del estado de animo.  Y al mismo tiempo disminuye la producción de la hormona melatonina, encargada de regular los ciclos de sueño a medida que aumenta o disminuye la luz.

La astenia primaveral podría estar escondiendo un desequilibrio interno que se manifiesta con síntomas de cansancio y tristeza.

Todos estos cambios que en principio son positivos, ya que forman parte de un despertar y un renacer emocional, para muchas personas son un lastre, puesto que vienen acompañados de una serie de síntomas y reacciones físicas desagradables.  Un porcentaje considerable sufre en primavera los síntomas, sintiendo que su salud empeora cuando debería ser al contrario, esta condición se conoce como astenia primaveral,  y se manifiesta con:

  • Un cansancio agudo acompañado de debilidad muscular, somnolencia durante el día y agotamiento
  • Un bajón emocional inexplicable y sensación de profunda tristeza
  • Desanimo para realizar las actividades de rutina tanto en casa como en el trabajo
  • Falta de concentración
  • Perdida de deseo sexual
  • Disminución del apetito
  • Dificultad para conciliar el sueño en las noches

Esta sintomatología puede esconder desequilibrios nutricionales, alteraciones emocionales y/o alguna disfunción orgánica, por eso es conveniente prepararse para facilitarle al cuerpo este proceso de cambios sin sufrir ningún tipo de dolencia, y aunque la astenia es típica de la primavera, muchas veces estos desequilibrios nutricionales son los causantes de gran variedad de dolencias similares, independientemente de la época del año en que nos encontremos.

No existe un tratamiento específico para la astenia primaveral puesto que se trata de un proceso en el que el cuerpo se esta adaptando a un nuevo entorno, además la astenia primaveral no es una enfermedad, sino mas bien un trastorno pasajero que se debe corregir, pero que ante todo se debe prevenir, evitando la aparición cíclica de la sintomatología y ayudando al organismo a adaptarse a los cambios. 

Primero que todo el cuerpo debe desprenderse del exceso de nutrientes y de toxinas que se han acumulado durante el invierno, para ello es importante aprender a escuchar las necesidades de nuestro propio cuerpo y ayudarle a depurarse mediante la alimentación.

Como podemos hacerlo?

El primer paso consiste en hacer una limpieza a base de mucho líquido, no es necesario una dieta rigurosa, mas sí, una que otra restricción, pues en esta época de calor la hidratación frecuente pasa ser indispensable, y podemos aprovechar esa necesidad del cuerpo por alimentos ricos en agua para desintoxicarlo.

Una sencilla dieta depurativa

Reemplazando los alimentos mas calóricos por alimentos mas ligeros como las frutas y las verduras.  La dieta depurativa puede durar entre 1 y 3 días, en los cuales se pueden sustituir las comidas principales por caldos vegetales, limonadas sin azúcar o endulzadas preferiblemente con stevia o miel, zumos de frutas y verduras.  Es recomendable y saludable beber entre las comidas infusiones que faciliten la depuración de toxinas. Entre las plantas con propiedades depurativas encontramos: 

  • El lapacho: Rico en minerales, además de tener propiedades depurativas que ayudan a eliminar toxinas del cuerpo, el lapacho es estimulante del sistema inmunológico.
  • La cola de caballo: Es diurético y depurativo, indicado para dolencias renales y vesiculares.
  • La ortiga: Indicado para la depuración de la sangre, es además diurética.

El segundo paso consiste en la incorporación gradual de alimentos sólidos que deberían ser de origen vegetal, ensaladas frescas, frutas y verduras crudas y germinados.  Acompañando siempre entre las comidas con infusiones y/o zumos naturales.  Este paso puede durar entre 3 y 5 días.

En el tercer paso se incorporan alimentos cosidos en la comida principal, como arroz integral, verduras al vapor, avena cocida, frutas y hortalizas de temporada.   Se recomienda continuar con la toma de zumos naturales sin endulzar e infusiones frías o calientes, a estas últimas pueden incorporarse tantas variedades como se desee. De arándanos, menta, frutos rojos, hinojo, variedades de té etc. Este paso puede durar entre 4 y 6 días, podrían ser mas días, pero esto depende de los limites y necesidades nutritivas de cada persona.

Antes de iniciar una dieta depurativa, se aconseja consultarlo con el medico de cabecera, especialmente aquellas personas con condiciones de salud especiales.

De vuelta a la alimentación normal:

Una vez terminado el ayuno o dieta depurativa, podemos aprovechar para mejorar los hábitos alimenticios y a partir de ahí establecer unos hábitos mas equilibrados, acordes con la necesidad de nutrientes conforme a la edad, el peso y el estado de salud.  No tendría mucho sentido someterse a una depuración de varios días, si al cabo de la misma se retoman los hábitos alimenticios que conllevaron al cuerpo a sufrir los síntomas de la astenia. 

Es importante que al terminar una dieta depurativa, el cuerpo reciba la menor cantidad de toxinas posible.Debemos ser pues consecuentes con nuestros actos, especialmente cuando se trata de la salud.  Pues una dieta depurativa no solo es útil para eliminar toxinas, también nos permite concienciarnos sobre la cantidad y calidad de los alimentos que vamos a ingerir una vez que termine, ya que es importante que el cuerpo reciba la menor cantidad de toxinas posible.

Para volver a la alimentación completa no hace falta correr, hay que tomárselo con calma y progresivamente, por ejemplo las grasas que habíamos eliminado por completo durante la cura, se pueden empezar a incluir pero en pocas cantidades y preferiblemente las de origen vegetal de extracción en frio, o las procedentes de algunos frutos secos.

Los complementos naturales que ayudan

Dado que ya el cuerpo esta mas o menos habituado a alimentos mas ligeros y naturales, es conveniente que estos predominen frente a las proteínas de origen animal y a los carbohidratos de absorción rápida.

  • La algas por ejemplo son una fuente de proteína natural de gran valor.  Muy eficaz resulta la espirulina, que gracias a su riqueza en vitaminas, minerales, oligoelementos, clorofila, aminoácidos e infinidad de sustancias vitales, es considerada un alimento muy nutritivo.
  • Tender a incluir cereales integrales, en lugar de los refinados, sustituir el azúcar por stevia o endulzar los alimentos con miel de calidad certificada.
  • En caso de presentar síntomas como el cansancio y la fatiga, podemos estimular el organismo con jalea real o guaraná, que tiene propiedades estimulantes y ayudan a aumentar la energía y el rendimiento tanto físico como mental
  • Proveer al organismo con vitaminas como la B y C, y minerales que estimulen la producción de la energía necesaria para estar activos y despiertos, esto se puede conseguir procurando mantener los hábitos aquí descritos.

La primavera es la estación ideal para purificar y liberar el organismo de los excesos, se empieza una cura en primavera y se mantiene durante todo el año una alimentación equilibrada, solo así descongestionamos el cuerpo y evitamos enfrentarnos a los síntomas de la astenia.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


Shop
La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com