Remedios naturales para el esguince de tobillo

Durante el verano en general y en vacaciones en particular solemos hacer actividades diferentes a las que hacemos el resto del año, lo que nos lleva a sufrir algún que otro percance como golpes e incluso esguinces. Aunque la fisioterapia es importante en estos casos, existen remedios naturales que te ayudaran a sobrellevar mejor si se produce esta situación.

Qué es un esguince

Es una lesión de los ligamentos que se produce por distensión de los mismos. Puede ser más o menos severa y va acompañada de dolor, inflamación y hematoma. En menor grado se tratará tan solo de un sobreestiramiento de los ligamentos. En situaciones severas existe rotura de los ligamentos.

Puede ser tanto a causa de la práctica deportiva como por actividades cotidianas.

¿Esguinces en el tobillo?

Sí, los esguinces se producen mayoritariamente en el tobillo ya que es una zona de gran movilidad y donde se soportan grandes cargas. Aunque otras zonas como las muñecas, codos, dedos, rodillas y hombros son susceptibles de padecer esguinces.

Una torcedura, un golpe o caída pueden causar un esguince.

Tratar un esguince

Lo primero que notamos es un intenso dolor que impide la movilidad. Un dolor que va de más a menos (excepto en los casos más graves) pero que nos obliga a mantener en reposo la articulación, por lo que será el primer paso para tratar esta lesión.

A parte del tratamiento fisioterapéutico que debe formar parte de la recuperación de un esguince (masajes y ejercicios que se aplicarán cuando el profesional lo crea conveniente), existen remedios naturales, algunos más populares que otros, que pueden ayudarte a que la situación sea más llevadera.

La inflamación que acompaña a un esguince puede tratarse aplicando frío sobre la zona. El frío calma a la vez el dolor por su ligero efecto anestésico, es un remedio muy conocido y de fácil aplicación.

Aunque también tenemos otros:

Podemos preparar una mezcla de cúrcuma en polvo y aceite de masaje o agua. Tan solo debemos mezclar una cucharada de cúrcuma con unas gotas de agua o aceite hasta obtener una pasta que extenderemos sobre la piel. La cúrcuma actuará sobre la inflamación y también sobre el dolor.

La árnica es muy conocida y utilizada como tratamiento externo de golpes y torceduras y tiene efectos antiinflamatorios y calmantes.

La aparición de hematomas es habitual en este tipo de lesión. Podemos ayudar a la reabsorción de la sangre acumulada estimulando la circulación. Solo cuando ya no hay inflamación aplicar capsaicina puede ser de gran ayuda. La capsaicina da calor y estimula la circulación sanguínea, acelerando la disminución del hematoma a la vez que calma y relaja la zona.

Y realizar una alimentación sana y equilibrada, rica en nutrientes con efecto antiinflamatorio como el omega 3, no solo ayudará a que la recuperación sea más favorable, aportarás también elementos que te protegerán y fortalecerán.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com