Árnica. La flor contra los golpes

La árnica es muy conocida como planta con usos medicinales. Las primeras apariciones del árnica en escritos antiguos datan del siglo XII. Se utiliza a nivel cutáneo ya que es de gran apoyo frente a contusiones y dolencias en las articulaciones.

Una flor de montaña

Arnica montana. Este es su nombre en latín que nos da ya una pista de donde la podemos encontrar.

Crece en prados montañosos a partir de los 700 metros de altura cerca de lagos y ríos y su origen se encuentra en Europa Central y Meridional, extendiéndose hacia Asia y el este de Norteamérica.

Esta pequeña planta que puede crecer hasta algo más de medio metro se encuentra protegida en estado salvaje en todo el continente europeo. . Está en peligro de extinción, por lo que conviene protegerla y no cogerla. Los preparados que podamos encontrar a base de árnica se preparan a partir de la flor cultivada

Un remedio de la antigüedad de aplicación actual

Por decirlo de alguna manera, el árnica es utilizada desde que se tiene memoria. Ya en el siglo XII se encuentran los primeros escritos donde se describe esta planta por sus usos medicinales. Seguro que, en lo que a remedios tradicionales y plantas medicinales se refiere, el árnica es de las que más hemos oído nombrar.

Tradicionalmente se le ha dado un uso externo, para tratar contusiones y dolores derivados de caídas y golpes.

Sus compuestos, que integran principios amargos como la helenalina, ejerce funciones calmantes y antiinflamatorias.

Aplicar un gel de árnica sobre un golpe puede ayudar a reducir la inflamación y a calmar el dolor. También puede aplicarse en las articulaciones, para contribuir a una mejora en caso de esguinces, en artritis, luxaciones…

Sobre moratones, al ejercer una función estimulante del sistema circulatorio, ayuda a la disolución o prevención de la aparición de hematomas. Esto se debe a causa de la circulación continua de sangre en la zona tratada.

Combinado con un aceite de base, se puede utilizar el árnica para la realización de masajes, locales o generales, para ayudar a la recuperación, después de una sesión física o antes de ella. Un aceite con árnica siempre será un plus para sentir bienestar general.

También las pequeñas heridas y rozaduras pueden beneficiarse de esta planta ya que procura protección contra las infecciones. Teniendo en cuenta no aplicarla sobre heridas abiertas.

Al ser rubefaciente, es conveniente realizar una prueba sobre la piel con una pequeña cantidad para determinar su aceptación. En pieles especialmente sensibles, las características estimulatorias del árnica pueden ser contraproducentes, provocando o agravando problemas en la piel.

Solo para uso externo

Todo y que en alguna ocasión se ha utilizado de forma interna, el árnica no es una planta recomendable para tal uso.

El árnica es tóxica si se ingiere. Sobre todo si se hace sin ningún tipo de control.

El árnica es también conocida como tabaco de montaña, ya que antiguamente era utilizada como sustituto del tabaco. De ella se decía que ayudaba las vías respiratorias. Suena curioso que se diga una cosa así de algo que se “fume”. A parte que esta afirmación no es cierta, fumar árnica acaba por irritar las mucosas.

Así que, ya sabes, ante pequeños golpes, moratones (o para evitar que aparezcan), torceduras, esguinces y pequeños traumas articulares, la planta de árnica es tu compañera ideal. También es fantástica para después de tus sesiones de actividad física o si has ido de excursión y quieres ayudar a relajar los músculos. No olvides llevarla contigo estas vacaciones.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com