¿Por qué se producen los incómodos gases? soluciones naturales a la flatulencia

Eructos, gases intestinales, hinchazón abdominal, son los 3 síntomas que indican flatulencia. La presencia de gases en el intestino es normal, pero cuando se vuelven frecuentes, molestos y causan dolor se deben buscar las causas y remediarlas de la forma mas natural posible.

La flatulencia mas que un problema de salud en sí, es la incomoda consecuencia de unos hábitos alimenticios poco saludables y ciertos errores que se cometen a la hora de ingerir los alimentos.  Cuando se habla de flatulencia no se hace referencia solamente a los gases que se expulsan por vía oral, también encierra síntomas incómodos como la expulsión de los gases por vía rectal, acompañados de olor desagradable.  Así mismo síntomas molestos e incluso dolorosos como la sensación de distensión abdominal, hinchazón.

Los eructos:

Después de la ingestión de alimentos es normal que se presenten pequeños eructos ya que con los alimentos, especialmente los líquidos también entra gas o aire en el tracto digestivo (aerophagia).  Eructar una o dos veces de forma suave es lo normal, lo que no es normal es que los eructos se repitan de forma continuada y ruidosa y se extiendan hasta mucho después de haber terminado de comer. 

Decíamos que con los alimentos también se tragan pequeñas cantidades de aire que se van acumulando en el estómago y que buscan salida, los eructos son en parte un mecanismo de defensa del cuerpo ya que este gas atrapado en el estómago podría causar dolor e hinchazón, por tanto el exceso de gas sale impulsado desde el estómago pasando por el esófago, (el tubo que conecta la garganta con el estómago), disminuyendo así la tensión en la cámara de aire del estomago produciendo finalmente el eructo.

El aire que se traga es mas de lo que se piensa y produce molestos gases.Muchas veces los eructos se asocian a una deficiente digestión por una ingesta excesiva de alimentos y al comer demasiado rápido  tragando los alimentos sin apenas masticarlos. (los expertos recomiendan masticar cada bocado entre 15 y 20 veces).  Aunque menos frecuente, también algunos problemas gastrointestinales mas serios pueden causar eructos, tal es el caso de la gastritis, la hernia de hiato, el estreñimiento y las intolerancias alimentarias.

Ciertos hábitos a la hora de comer aumentan la posibilidad de tragar grandes cantidades de aire, por ejemplo hablar mientras se come, beber mucho líquido con las comidas y las bebidas con gas.  son practicas que aumentan la disposición del estomago a acumular aire que el cuerpo termina expulsando cuando se ve sobre-pasado y que se torna en un incomodo problema, ya que los eructos no se pueden retener de manera voluntaria, en primer lugar porque es un mecanismo natural del cuerpo y en segundo lugar porque sino se expulsan podría haber a largo plazo consecuencias negativas para el funcionamiento correcto del aparato digestivo.  Aparte de la incomodidad que supone por parte del afectado y de los demás comensales, puesto que demasiado aire acumulado hace ruido al salir.

En algunas culturas eructar es una muestra de cortesía y agradecimiento por los alimentos recibidos, lo cual esta bien visto.  Pero en el mundo occidental se considera una falta de educación y demuestra pocos modales en la mesa.  No obstante, en el mundo de los bebes, sean de la cultura que sean, eructar esta bien aceptado incluso lo provocamos!

Los gases intestinales, aerocolia:

La expulsión de gases por vía rectal es normal cuando no sobrepasa las 14-20 veces/día.  Ante la dificultad de una persona para determinar los volúmenes exactos del aire que expulsa, se toma en cuenta la cantidad de veces para determinar el indice de normalidad y descartar cualquier otro problema ajeno una digestión normal.

La acumulación de gases en la vía rectal se produce fundamentalmente por el aire tragado y la fermentación de bacterias anaerobias en el colon.  Así mismo por la acción de dichas bacterias sobre los residuos de carbohidratos de alimentos que no han sido digeridos ni absorbidos en la parte alta del tracto digestivo.

El culpable del mal olor no es el gas metano como se cree, sino los derivados del azufre.Cuando el aire que se traga con la acción de comer no se expulsa con eructos, circula por el tracto digestivo para finalmente salir en forma de ventosidad por el recto.  Una vez que los productos de desecho junto con las bacterias y los gases llegan a la ultima parte de los intestinos, es decir al recto, se almacenan allí durante un lapso de tiempo hasta que se produce la defecación, en ese momento es donde sale la mayor parte de gases acumulados, una prueba de acumulación excesiva de gases son las heces flotantes.

Muy interesante resulta conocer la composición de esos gases, pues esta varia a lo largo de su recorrido por el tracto digestivo.  En la primera parte el aire que llega es aire tragado, nitrógeno y oxigeno.  Después se produce dióxido de carbono debido a la reacción de los bicarbonatos con lo ácidos presentes en el intestino delgado y por el metabolismo de las grasa y las proteínas.  El dióxido de carbono y el oxigeno pasan a la sangre casi en su totalidad, con lo cual no contribuyen a la formación de gases que llegan hasta el colon.  Sin embargo el nitrógeno que se ingiere con el aire si se mantiene en el intestino y se desplaza hacia el recto.

Las bacterias presentes en la flora intestinal ayudan a producir hidrógeno resultante del metabolismo de los hidratos de carbono (carbohidratos), gas metano y otros fermentos metabólicos que son producto de los alimentos que no se digieren en su totalidad.

Resumiendo, los gases que se expulsan por el recto son una mezcla de oxigeno, nitrógeno, dióxido de carbono y metano.  Como la mayoría de los gases estos no producen ningún olor, los responsables del mal olor son los derivados del azufre (sulfuro de hidrógeno) y algunos ácidos.

La distensión abdominal o meteorismo:

Primero definamos que es la distensión: Es el cambio de tamaño y forma de un órgano o tejido producido por un estiramiento exagerado, en el caso del abdomen por la tensión que ejercen los gases dentro del mismo.  Como cuando inflamos un globo.

La distensión abdominal también es conocida como meteorismo, es una sensación de hinchamiento de la zona abdominal que además de sensación de llenura puede producir dolor e incomodidad.  Esa necesidad de aflojarse la ropa porque notas el estomago inflado, es distensión abdominal.  Afortunadamente ninguno de los signos de flatulencia son graves y se pueden corregir con ligeros cambios en la alimentación.  Excepto cuando son consecuencia de otros trastornos digestivos que requieren tratamiento convencional.

La distensión abdominal, al igual que los anteriores síntomas de flatulencia, es producida por la acumulación de gases que no han sido expulsados por ninguna de las vías anteriormente mencionadas y que aumenta la sensibilidad de las paredes intestinales a la distensión.  Las causas de distensión abdominal suelen ser las mismas que generan los eructos y la aerocolia (acumulación de gases en el colon)

Una Lenta digestión da lugar a la fermentación de bacterias en el colon, lo que produce gases e hinchazón. Una digestión que empieza mal, termina mal.  Por eso la insistencia de elegir bien los alimentos y su modo de cocción.  Así mismo la manera de comer que debe ser relajada y consciente. 

Engullir los alimentos hace que se coma mayor cantidad y no se da tiempo a mezclarlos con las enzimas salivares, es el caso de los carbohidratos por ejemplo, que llegan casi intactos al intestino, lo que requiere mayor esfuerzo a la hora de ser digeridos y su lenta digestión da lugar a la fermentación en el colon, lo que se traduce en gases acumulados, los cuales provocan la hinchazón.

Otros factores causantes de la distensión abdominal pueden ser las consecuencias de dolencias como el síndrome de intestino irritable, la intolerancia a la lactosa y al gluten, el síndrome pre-menstrual, colitis, estreñimiento, malabsorción y enfermedad de crohn entre otros trastornos digestivos.

La distensión abdominal es mas frecuente en mujeres que en los hombres.  Y se puede solucionar con unos ligeros cambios de hábitos alimenticios y el control de determinados comportamientos en la rutina diaria por ejemplo:

  • Limitar o dejar el consumo de harinas de trigo refinadas, la distensión abdominal se empezó a conocer y extender cuando se empezaron a industrializar los alimentos que antes se consumían integrales.  Es la cuota que paga nuestra salud con tanta modernidad.
  • La harina de trigo puede reemplazarse por otras harinas sin gluten.  Sólo con este cambio se notara una importante diferencia en la reducción de los síntomas.

Estas recomendaciones son validas para controlar los 3 síntomas de flatulencia.  Sumado a esto para notar un mejoría mas rápida se recomienda también limitar el consumo de leche, azucares y bebidas gaseosas.  No se trata de eliminarlas de golpe pero sí de ir reduciendo su consumo.  Sabemos que las dietas muy  restrictivas no son fáciles de asimilar por eso la sugerencia es empezar con estos aspectos iniciales que de paso le ayudaran a controlar el peso.

Otras recomendaciones para evitar la flatulencia

  • Evitar mascar chicle y comer demasiados dulces, por un lado la acción de masticar chicle hace que entre mas aire en el estomago y al ser un dulce, (aunque la etiqueta diga que no tiene azúcar), la mayoría de los dulces son ricos en fructuosa aislada, sorbitol y endulzantes artificiales que perjudican la salud intestinal
  • Ser moderados con los alimentos, es decir no esperar a sentirse llenos sino comer lo necesario para alimentarse y nutrirse no para llenarse
  • Absorber las bebidas con pajita favorece la ingestión de aire, mejor beber directamente del vaso
  • Sorber la sopa y comer con la boca abierta, mas que señales de mala educación son costumbres poco saludables cuyas consecuencias se evidencian en los malestares causados por los gases
  • Comer despacio y masticar debidamente cada bocado (entre 14 y 20 veces)
  • El aporte de sustancias amargas en la dieta es fundamental para una digestión sana.  Por sustancias amargas entendemos una serie de alimentos naturales ricos en fitoquímicos y sustancias esenciales para diversos procesos biológicos y metabólicos. Ver articulo relacionado
  • Restringir el consumo de los alimentos antes mencionados, puede hacerlo por categorías, es decir una semana la categoría de las harinas refinadas por ejemplo, la segunda semana la de dulces, hasta determinar que tipo de alimentos son los que provocan las molestias
  • Determinadas hortalizas frutas y verduras producen gas, la categoría de alimentos saludables no debe ser eliminada, pero puede reducirse a una menor cantidad de veces por semana. Y en caso de saber exactamente que alimento le produce mayor cantidad de gas, reemplazarlo por otro igual de saludable
  • Moderar el consumo de fibra ya que esta puede producir distensión abdominal, especialmente si no le aporta ventajas.  No obstante, la fibra facilita una digestión fluida, si tiene problemas de estreñimiento es necesaria.
  • Incluir la alcahofa y la cúrcuma en la dieta, estas plantas por su contenido en sustancias amargas, favorecen el proceso digestivo y el metabolismo de las grasas y las proteínas, ayudando a aliviar rápidamente los síntomas de flatulencia
  • Hierbas como el anís, el comino y el hinojo que son reconocidas por sus efectos favorables en la digestión para aliviar y prevenir la flatulencia y sus molestias
  • Proveer el cuerpo con enzimas a través de los alimentos
  • Tomar alimentos ricos en probióticos para fortalecer la flora intestinal y prevenir el riesgo de alergias alimentarias o intolerancias
  • Finalmente beber mucha agua, esto incluye zumos de frutas, infusiones o bebidas saludables, evitando eso si, las bebidas gaseosas o carbonatadas.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com