Velas DIY. Aprende a hacer tus propias velas aromáticas

La fabricación de velas es todo un arte. Podemos jugar con las formas, colores, aromas… podemos hacer velas eco, velas veganas o velas con agua. Pese a la gran variedad de opciones que tenemos, nosotros hemos optado por empezar con algo sencillo y probar con unas velas básicas a las que le hemos añadido aceite esencial.

Después de compartir con vosotros, hace ya un tiempo, un artículo sobre cosmética DIY, esta vez nos hemos atrevido con las velas.

Como hemos indicado en la introducción, hacer velas da para mucho. Podemos hacer tantas velas como utilidades queramos darles. Así que, ya que hay que empezar por algún sitio, pero, sobre todo, hay que empezar (que para todo hay una primera vez), nos hemos decidido por unas sencillas velas aromáticas.

En todo lo “DIY”, internet es la herramienta de trabajo imprescindible con la que empezar. Ya no solo a la hora de encontrar tutoriales, artículos y cursos con los que iniciarte en lo que sea, también en lo referente a los materiales.

Haciendo una pequeña búsqueda no hemos tardado en encontrar donde adquirir material. Incluso kits con todo lo necesario para la fabricación de velas, para no pasarnos la vida rastreando la red ¡Qué maravilla!

La cera

Si pensabas que para fabricar velas tenías suficiente con comprar “cera para velas”, te equivocabas. En el mercado podemos encontrar cera de abeja (en todos sus formatos: blanca, amarilla, panal, bloques…), ceras vegetales (de soja, coco, palma, colza…), parafinas, geles, …

Es importante saber qué cera escoger en función del tipo de vela que queramos hacer. Muy importante, por tanto, informarse antes de comprar.

La mecha

Con las mechas sucede otro tanto. Tenemos mechas enceradas y sin encerar, rollos a metros para cortar o ya cortadas. El grosor de la mecha irá en función del diámetro de la vela y del punto de fusión de la cera.  

Dentro del “mundo” de la mecha podemos encontrar también soportes para mechas, varillas guía, bases metálicas e incluso fieltros para pegar las mechas al fondo del envase. Todo ello para que el cordoncito quede centrado y tenso.  

El aditivo

Los aditivos le dan el toque final a la vela. Dureza, brillantez, textura… Para las velas aromáticas existe también un aditivo que podemos añadir a la vela para fijar el olor.

Los moldes y recipientes

A la hora de buscar un molde para hacer nuestras velas, tenemos de todo. Desde formas geométricas básicas hasta figuras de lo más elaboradas. En cuanto al material, la silicona es la reina, por la versatilidad de formas y fácil manejo. Existen también otros materiales: de plástico, de metacrilato, de metal... A tener en cuenta que, excepto para los moldes de silicona, para el resto necesitaremos añadir previamente un desmoldante.

Para los recipientes es importante tener en cuenta que el material escogido sea capaz de soportar la temperatura cuando los rellenemos con la cera fundida.

Aunque existen recipientes que podemos comprar: de cristal, cerámica, metálicos, PVC, metacrilatos o materiales naturales (la corteza de coco es muy utilizada), también podemos reutilizar envases que tengamos por casa: vasitos de cristal de yogur, latas de conserva y, por supuesto, recipientes de velas ya gastadas.

El perfume

La vela es uno de los objetos más utilizados para perfumar nuestro hogar. Con ella, no solo aportamos fragancia, también es un elemento muy decorativo y su luz nos sigue echizando de la misma forma que ya lo hizo en nuestros antepasados.

Para realizar velas perfumadas los aceites esenciales son la elección perfecta. Podemos usar una sola fragancia o realizar nuestras propias mezclas.

El colorante

Imprescindible si queremos hacer velas de colores. En el mercado contamos con una gran gama de colores para escoger.

Utensilios

Para la fabricación de nuestras velas, no solo es importante contar con el material de fabricación (cera, mecha y recipiente o molde), para el proceso necesitamos también una serie de utensilios que sin ellos sería imposible elaborarlas. Algunos son imprescindibles, otros, no tanto: cazo para calentar la cera, guantes para evitar mancharnos y quemarnos, báscula por si necesitamos pesar los ingredientes y acertar con las proporciones, espátula para remover y mezclar ingredientes y termómetro de laboratorio o de cocina para controlar la temperatura (aunque en nuestro caso no lo hemos utilizado).

Y sin más preámbulos (que ya os hemos hecho uno bastante largo), pasamos a relataros cual ha sido nuestra elección.

Ingredientes
  • Vela aromática casera200 g de Cera de soja
  • Mecha para velas ecológicas
  • 2 porta mechas de metal
  • 8-10 gotas de Aceite esencial de mirra
  • 2 vasitos de cristal que tengas por casa (pueden ser de yogur)
Elaboración

Lo primero que hay que hacer es preparar los recipientes. Empieza por pasar la mecha por el portamechas, mide hasta un poco más de la altura del vaso (unos 4-5 cm) y corta. Aprieta con unos alicates el portamechas para fijar el cordón. Realiza el mismo proceso con la segunda mecha.

A continuación fija el portamechas al fondo del vaso con un poco de silicona.

Otra manera de fijar el portamechas es añadiendo una pequeña base de cera caliente y esperar que solidifique antes de rellenar el recipiente.

Para sostener la mecha recta, enrolla la parte superior a un palito (los de madera de pinchitos van muy bien) y lo apoyas sobre el borde del vaso, justo en medio. Hay quien sostiene la mecha con unas pinzas de la ropa.

Una vez tienes ya los recipientes listos es hora de ponerse con la cera.

Deshaz la cera de soja en un cazo al baño maría. Apaga el fuego antes de que se deshaga del todo. Deja algo de cera por fundir para que se vaya deshaciendo con el mismo calor que ha quedado.

Cuando la cera está completamente desecha retira el recipiente el agua y la dejas atemperar un poquito, sin pasarse, ya que podemos dificultar que se mezcle bien el aceite esencial. Si dispones de un termómetro, lo ideal es esperar a que la cera esté a 80oC.

Añade el aceite esencial y con una espátula u otro palo de pinchito remueve bien para que quede todo bien mezclado.

Acto seguido rellena los vasitos y deja enfriar totalmente.

Una vez las velas están frías, retira los palitos (o pinzas) con los que sujetabas la mecha y corta la sobrante.

Nota: una buena manera de iniciarse en el mundo de la creación de velas es con el reciclado. ¿Quién no tiene velas usadas (o sin usar) en casa? Reutilizarlas es muy fácil. Tan solo debes poner los trozos de vela que quieres reciclar en un recipiente al baño maría y proceder de la misma forma que en los pasos explicados anteriormente.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com