El Ajo silvestre (ajo de oso): La ciencia confirma sus efectos positivos!

El ajo silvestre igual que el ajo cultivado es muy saludable debido a la Alicina. Esta sustancia azufrosa tiene un efecto antibiótico y además regula los niveles de grasa en la sangre. Estudios científicos demostraron que tanto el  nivel del colesterol LDL como la presión arterial disminuye bajo la influencia de la alicina. Pero sus beneficios para la salud no terminan aquí.

El ajo silvestre (ajo de oso).

El ajo silvestre (Allium ursinum) se encuentra en Europa y en partes de Asia particularmente en los bosques. Especialmente en Alemania, Austria y Suiza se aprecia esta planta tanto como especie alternativa al ajo cultivado como un remedio natural efectivo.  Además el ajo silvestre no tiene efectos secundarios e igual al ajo clásico ofrece una gran cantidad en vitamina C y diversos aceites esenciales.

La planta

El ajo silvestre proviene de la familia de la cebolla. Florece en la naturaleza desde abril hasta junio en las sombreadas zonas forestales húmedas y llega a una altura máxima alrededor de 40 centímetros. Es una planta del género Allium, y por lo tanto esta emparentada con el cebollino, la cebolla y el ajo cultivado.

Pero también se puede cultivar esta planta, que tiene un olor intenso al ajo, en nuestras zonas durante todo el año en una maceta en el alféizar. En este contexto se recomienda cosechar el ajo silvestre antes de su floración.

El sabor del ajo silvestre no es tan fuerte como el del ajo, es mucho más suave. Y además tiene otra ventaja: los platos sazonados con ajo silvestre  no causan  mal aliento.

El uso del ajo silvestre

El ajo silvestre es tanto una especie como una planta medicinal. Como especie se utiliza en sopas, en salsas, en el requesón, en platos de pescado o de verduras y también como base de la mantequilla de hierbas. Aunque la planta sea completamente comestible, se utilizan principalmente las hojas. 

Ajo para la saludGeneralmente se puede utilizar el ajo silvestre de muchas maneras, según el gusto y según la creatividad de cada uno. Mediante la fermentación el ajo silvestre (llamado también “kimchi”) se hace duradero durante muchos meses. 

Al calentar se cambian las sustancias que contienen azufre, de manera que el ajo silvestre pierde gran parte de su sabor distintivo. Generalmente se mezcla crudo y cortado en pequeños trozos en ensaladas u otros platos.  Debido a su sabor interesante puede reemplazar en primavera el cebollino o la cebolla.

Los efectos curativos del ajo silvestre.

En el ajo silvestre se encuentra el mismo ingrediente que hace que el ajo cultivado sea tan saludable: la alicina. Esta sustancia azufrosa tiene un efecto antibiótico y además regula los niveles de grasa en la sangre. Estudios científicos demostraron que tanto el nivel del colesterol LDL como la presión arterial disminuye bajo la influencia de la alicina. ver articulo El ajo bueno para el corazón

En la medicina natural se utiliza el ajo silvestre en el caso de los siguientes trastornos:

  • Problemas estomacales e intestinales
  • Flatulencia
  • Calambres
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Problemas biliares
  • Mal funcionamiento del hígado
  • Hipertensión
  • Insomnio
  • Fatiga
  • Debilidad general
  • Problemas reumáticos en las articulaciones
  • Tos crónica

Como instrumento preventivo el ajo silvestre sirve para:

  1. Problemas vasculares (por ejemplo, derrame cerebral, infarto de miocardio)
  2. La arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias)
  3. La hipertensión
  4. El estreñimiento, la distensión abdominal
  5. La inflamación de la piel

El ajo silvestre es una planta con muchas propiedades positivas, y prácticamente no tiene efectos secundarios.

El ajo silvestre: la ciencia confirma su efecto positivo.

El ajo silvestre podría prevenir los ataques al corazón, la arteriosclerosis entre otros.La investigación sobre el ajo silvestre todavía esta en mantillas. Pero por lo menos los primeros experimentos de laboratorio en animales confirman los efectos positivos. En 1994  los farmacólogos de la Universidad de Munich (Alemania), analizaron las sustancias activas del ajo silvestre.

Los estudios en  ratas demostraron que el ajo silvestre tiene un efecto relajante sobre los vasos, lo que contribuye a la prevención de ataques al corazón, a la arteriosclerosis y a la disminución del nivel de la presión arterial.

En este estudios los resultados de las pruebas con el ajo silvestre eran comparable con los del ajo cultivado. Otro resultado positivo: los investigadores demostraron que las sustancias activas del ajo silvestre, especialmente la azufrosa alicina y el ajoeno, tienen un significativo efecto reductor del colesterol.

Resumen: Estos estudios confirman al menos parcialmente las buenas experiencias hechas de la medicina natural utilizando esta planta de la primavera. Es recomendable que personas como usted prueben el ajo silvestre. En todo caso, personas que ponen mucha atención a una vida saludable tendrían que servirse del ajo silvestre.

Los efectos secundarios y las interacciones

En casos muy raros, se han observado reacciones alérgicas y una bajada critica de la presión arterial.
En la relación con interacciones posibles hay que señalar que el ajo silvestre impide la absorción del selenio en el intestino. Por eso se recomienda respetar un intervalo de aproximadamente 4 a 5 horas entre la ingesta de  selenio y de ajo silvestre.

Componentes del ajo silvestre

En el ajo silvestre se encuentran sustancias azufrosas en alta concentración.  Es decir un contenido en azufre mucho más alto que en el ajo cultivado. Su ingrediente principal es el sulfóxido metil-L-cisteína. Además, todavía hay un número de otras sustancias bioactivas, tales como los gammaglutamylpeptides,  los flavonoides, la adenosina y pequeñas cantidades de prostaglandinas.

El cuerpo humano necesita el azufre y las sustancias mencionadas anteriormente para la producción de enzimas que descomponen las toxinas y nos protegen así contra sustancias nocivas.

Ajo rico en azufreUna importancia particular demuestra el tripéptido glutatión que contiene azufre. Esta sustancia reacciona con los tóxicos respectivos formando una sustancia soluble en agua, que luego puede ser excretado a través de los riñones. Por lo tanto una deficiencia de glutatión conduce a un aumento de sustancias tóxicas en nuestro cuerpo. Además el glutatión es capaz de combatir los radicales libres, protegiendo así de forma efectiva las células contra el daño oxidativo.

Por supuesto se puede obtener el ajo silvestre en forma de suplementos dietéticos, una buena alternativa para personas que no tienen ganas o el tiempo necesario para prepararlo en fresco. Los suplementos tienen adicionalmente otra ventaja: al contrario del ajo silvestre fresco, están todo el año a su disposición.  

La historia

Los Romanos apreciaron el ajo silvestre por su efecto positivo sobre el estómago y su capacidad de purificar la sangre.El ajo silvestre es una planta medicinal la cual utilizaron ya los germanos y los celtas. Según diversas fuentes históricas, los celtas en Gales veneraban el ajo de tal forma, que se lo comieron siempre antes de salir a la batalla.
Incluso en los asentamientos neolíticos en los Alpes se encontraban  restos de ajo silvestre. Por lo tanto es probable que hace unos 5000 años las personas de allí lo conocían y lo comían.

También los romanos conocían el ajo silvestre antes del ajo cultivado. Lo llamaron “Herba salutaris“ (hierba curativa). Ellos lo apreciaron por su efecto positivo sobre el estómago y su capacidad de purificar la sangre. Además contribuyeron al ajo silvestre un poder curativo en el caso de hipertensión,  bronquitis y  problemas de la piel.

En la mitología se estimaba que el ajo silvestre (como el ajo cultivado) ayuda a expeler vampiros y de protegerse de brujas y serpientes. Se creía también que una sopa de ajo silvestre mantenía a los espíritus malignos alejados. Por lo tanto se utilizaba como instrumento en los rituales del exorcismo para expulsar a los demonios.
Si esto es verdad o no, no tiene tanta importancia. Lo importante para nosotros es que el ajo silvestre nos protege contra muchos trastornos de la salud.

Comentarios de usuarios

el campero

2017-04-25

yo llevo usando el ajo porro varios años.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com