Tips de ayuda para unas piernas más ligeras en verano. Remedios eficaces

Pesadez y sensación de volumen en las piernas, son síntomas que se intensifican en épocas de calor. Pero, independientemente del clima, también unos hábitos de vida poco adecuados acentúan el problema. La alternativa naturista para aliviar el trastorno ofrece soluciones sustanciales y duraderas.

Se calcula que cerca de 10 millones de personas sólo en España padecen los síntomas de una mala circulación en las piernas, de esta cifra una gran mayoría son mujeres, un dato que va en aumento debido a los hábitos de vida modernos y poco adecuados, como el sedentarismo, el uso del tabaco, el abuso del sol, de fuentes de bronceado artificiales y las jornadas laborales donde se permanece de pie muchas horas, entre otros.

La sensación de pesadez y volumen en las piernas son los principales síntomas de una mala circulación, síntomas que se acentúan en los meses de verano debido a las altas presiones atmosféricas, y que causan dolor e inflamación especialmente en la parte de la pierna que va desde la rodilla hasta los pies.

El origen de la mala circulación en las piernas puede ser de dos tipos:

  • Deficiente circulación arterial
  • Deficiente circulación venosa

Y para encontrar una solución efectiva es conveniente distinguir de que tipo se trata ya que las consecuencias pueden ser graves.

La deficiente circulación arterial es potencialmente mas delicada, puesto que conlleva un riesgo que puede comprometer la extremidad, ya que ante la posible obstrucción de una arteria, los tejidos que dependen de ella quedan isquémicos (es decir disminuye del flujo de sangre rica en oxigeno hacia esa parte) al punto que deja la pierna expuesta a una gangrena.  La deficiente circulación arterial es menos frecuente, pero mas grave.

La mala circulación venosa es mas común y sus síntomas son menos graves, mas no por ello menos molestos, como la hinchazón, el enrojecimiento de la piel, la pesadez, el picor, la sensación de quemazón y el dolor en la parte inferior de la pierna que incide en los tobillos y los pies.  Aunque esta deficiencia es menos grave, es una situación que con el tiempo podría llevar a complicaciones como varices y flebitis, por eso conviene ponerle remedio ante los síntomas mas iniciales.

Las varices son la dilatación de las venas, que se da cuando existe un cúmulo de sangre debido a una debilidad en las válvulas venosas, las encargadas de que la sangre fluya hacia el corazón.

La debilidad en las venas conlleva ademas a una perdida de tensión y elasticidad, lo que hace que las venas superficiales de las piernas se dilaten y pierdan efectividad, por lo tanto el retorno de la sangre al corazón se dificulta.

Al verse ralentizado el retorno venoso, las paredes del tejido venoso se van deteriorando, aumentando el riesgo de inflamaciones y de trombosis.

La flebitis es la inflamación de una o varias venas superficiales o profundas o las dos a la vez.  Los síntomas son relativamente leves como dolor en la zona, hinchazón o enrojecimiento.  No obstante encierra peligro ante la posible formación de un coagulo en la zona inflamada, el cual muy probablemente puede desplazarse por el sistema circulatorio hasta llegar a una arteria y causar la obstrucción de la misma.  Si desafortunadamente esto ocurre en el cerebro, estaríamos hablando de un ictus o accidente cerebro-vascular.

El peligro de un accidente cerebral

El ictus es un accidente vascular cerebral, también se conoce como apoplejía o ataque cerebral.  El cual deja secuelas muy graves y resulta potencialmente letal.  El ictus causado por un coagulo o un trombo que bloquee el recorrido sanguíneo hacia una parte del cerebro, se denomina ictus isquémico. 

La posibilidad de sobrevivir a un ictus sin secuelas es inferior al 25% de los casos registrados al menos en España.  Las funciones del cuerpo que se pueden ver afectadas son:

  • El movimiento
  • La visión
  • La capacidad de pensar y razonar
  • La capacidad de memoria
  • La percepción del entorno
  • La sensibilidad y el control de las emociones
  • La alimentación y deglución
  • La orientación
  • La capacidad sexual

Existe una relación directa entre piernas cansadas, varices, trombo-flebitis y accidente cerebro-vascular.No todas las personas que tienen problemas de circulación en las piernas van a sufrir un ictus, pero existe una relación directa entre piernas cansadas y varices, varices y flebitis, flebitis y trombo-flebitis y ataque cerebral.  Motivos mas que suficientes para vigilar y tratar a tiempo cualquier problema de circulación en las piernas.

Posibles situaciones de riesgo de padecer piernas cansadas

En primer lugar unos hábitos poco saludables como el tabaco y el sedentarismo, no solo son factores de riesgo de problemas circulatorios sino de cualquier otra disfunción del cuerpo.  Ademas:

  • La obesidad
  • El factor hereditario
  • Embarazo
  • Pasar muchas horas de pie o en la misma posición
  • La píldora anticonceptiva
  • Personas que necesitan terapia sustitutiva hormonal como el TSH
  • La retención de líquidos
  • El estreñimiento, que dificulta la circulación del flujo linfático desde las piernas, lo que afecta el retorno venoso de las mismas

Lo que conviene hacer ante los primeros síntomas

Cuando son leves se pueden aplicar medidas generales como elevar las piernas, ponerse compresas de agua tibia y fría y ejercitarse de forma moderada.  Estas medidas ayudan a calmar el dolor y la pesadez.

En los meses de mas calor o cuando se viaja a latitudes mas tropicales la incidencia de problemas circulatorios de las piernas aumenta, se aconseja entonces terminar la ducha con un chorro de agua muy fría y repetir la aplicación de agua fría las veces que sea necesario incluso antes de irse a dormir.

Aplicar una pomada o un gel refrescante que estimulen el retorno venoso, dando un leve masaje de abajo hacia arriba.  Antes de la aplicación se recomienda una ducha local con agua fresca.  Y elevar las piernas mínimo 10 minutos en una posición relajada.

El ejercicio es indispensable y debe ir ligado a las medidas descritas anteriormente.  Ejercitar las piernas y el cuerpo en general ayuda a mantener el tono del sistema circulatorio y a mejorarlo.  Se debe empezar con caminatas moderadas e ir aumentando la intensidad conforme se vaya ganado forma física.  Incluso la natación y montar en bici son ejercicios de gran ayuda para estimular el sistema circulatorio.

Mantener el peso adecuado

El exceso de peso y la obesidad son factores de riesgo de una circulación deficiente, lo que conlleva ademas a problemas de hipertensión arterial.  Es fundamental para las personas obesas o con exceso de peso reducir ciertos alimentos favorecedores de la retención de líquidos y la hipertensión.

Una persona obesa y/o con síntomas de mala circulación en las piernas debe plantearse la disminución o eliminación de la sal en su dieta, pues la mayoría de alimentos procesados ya la contienen.  Así mismo descartar el uso del alcohol ya que tiene un efecto vasodilatador que empeora la circulación.

Por otro lado se debe incluir fibra, fruta y verdura en abundancia.  Estos alimentos ejercen un papel antiinflamatorio si son tomados a diario.  Además previenen el estreñimiento, un factor de riesgo añadido al problema de piernas cansadas.

Tips que ayudan cuando el problema ya esta instalado

  • Sumados a los consejos de los síntomas iniciales, es conveniente evitar el uso de ropa muy ajustada, como pantalones, fajas, medias y calcetines apretados
  • Realizar movimientos de pedaleo tumbados boca arriba con las piernas elevadas, alternando los ritmos con descansos breves pero manteniendo las piernas en alto y apoyarlas en la pared o algún elemento de soporte
  • Evitar el uso de saunas, aparatos de auto-bronceado, depilaciones con cera caliente y exposiciones al sol muy prolongadas
  • Vigilar que el calzado sea cómodo siempre, que permita flexionar la planta del pie al caminar
  • Activar la circulación en viajes con trayectos muy largos, realizando movimientos con las piernas y si es posible realizar pequeños pero repetidos paseos en viajes largos en avión.  Detenerse para estirarse y dar unos pasos si el viaje es en coche
  • Caminar por la orilla de la playa o dentro de un lago o rio es muy beneficioso para la circulación de las piernas, ya que se produce una vaso-constricción que reduce la inflamación, la sensación de calor en las piernas y el dolor localizado.  Por tanto se favorece el retorno venoso
  • Refrescar las piernas valiéndose de sprays y geles refrescantes, que ayudan a revitalizar de forma inmediata.  Una forma practica sobre todo cuando no se dispone de tiempo o un lugar para refrescar las piernas con una ducha fresca

Las plantas y hierbas amigas!

El castaño de indias:

Constituye la primera y mas eficaz opción para las dolencias relacionadas con la deficiente circulación en las piernas, es la que mas beneficios aporta ya que ejerce un efecto antiinflamatorio puesto que inhibe la enzima prostaglandina-sintetasa o ciclooxigenasa.  Esta enzima puede potenciar los procesos de inflamación y de dolor.  Y el castaño de indias lo que hace es bloquear la síntesis de la prostagladina ejerciendo una acción analgésica. 

El castaño de indias aumenta la resistencia capilar sanguínea.Por otro lado el castaño de indias aumenta la resistencia capilar sanguínea, gracias a la sustancia activa aescina que tonifica las venas, lo que favorece que vuelvan a tensarse y facilitar el riego sanguíneo hacia el corazón. Además tiene efectos anti-hemorroidales.

La hoja de parra:

Esta planta es rica en taninos y antocianinas, aspectos que ayudan a disminuir la permeabilidad de los vasos sanguíneos mas pequeños, los capilares.  Ayuda a aumentar su resistencia evitando de esta forma que se produzcan fugas en los vasos.

La vid roja o hoja de vid como se conoce tiene ademas poder astringente, y vaso-constrictora, ayuda a reducir la hinchazón de las piernas y mejora el retorno venoso.

El trigo sarraceno:

Es una planta rica en minerales, rutina, y otros flavonoides que mejoran la permeabilidad de los vasos sanguíneos, aportándole estabilidad a las paredes venosas, lo que ayuda a prevenir la vaso-dilatación y la formación de venas varicosas.

La combinación de estas 3 sustancias activas facilita el retorno de la sangre al corazón y usadas con regularidad, especialmente personas con predisposición genética o síntomas leves, pueden mejorar la circulación y evitar los síntomas y consecuencias de las piernas cansadas.

La alternativa naturista ofrece soluciones sustanciales y duraderas, contrario a los fármacos convencionales que minimizan las molestias suavemente y a corto plazo.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


Shop
La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com