5 pasos para un hogar con olor a limpio

El olor de la casa forma parte del proceso de limpieza del hogar. Nos da la impresión que si no huele "a limpio", todo nuestro trabajo ha sido en vano. Somos conscientes que este olor dura poco, por lo que vamos a darte algunas ideas para ayudar a mantener esa agradable sensación durante más tiempo.

El olor a limpio no es solo el olor de los productos que hemos utilizado para fregar el suelo, los cristales o los muebles. El olor a limpio es también la ausencia de los olores acumulados durante los días de rutinas hogareñas. Y esto, nuestro sentido del olfato lo nota.Pese a que hemos perdido mucho, nuestro olfato recibe más información de la que somos conscientes.

Ventilar

Cada día.  

Estamos casi seguros que lo haces. Pero vamos a lanzarte esta pregunta:

¿también en invierno?

Vale que acabamos de estrenar otoño y que muchos tardaremos en guardar la manga corta, pero en algunas zonas el frío ha empezado a hacer acto de presencia y esto se traduce en más capas de ropa, ventanas cerradas y calefacción. ¿Y lo bien que se está cuando nuestro hogar alcanza la temperatura ideal? ¡Cualquiera abre las ventanas!

Tampoco sugerimos que se deban tener las ventanas abiertas todo el día. Tan solo con que lo hagamos unos 10-15 minutos cada día daremos tiempo a que el aire de renueve y marchen olores que se hayan acumulado las últimas 24 horas.

Tampoco debemos olvidarnos de los armarios, cómodas y otros muebles. A estos también les conviene una buena ventilación de vez en cuando.

Abre armarios y cajones durante un rato. Si quieres, puedes sacar la ropa y volverla a guardar más tarde. Si eres de los que hace el cambio de ropa verano-invierno, este es el mejor momento para ventilar.

Repasar la limpieza

¿Cuántas veces haces la limpieza de la casa? Normalmente esta pregunta se contesta con una cifra: 1.

Acostumbrarnos a invertir medio día del fin de semana, habitualmente el sábado, para hacer una limpieza general. Es este día, al finalizar, que inspiramos fuerte y decimos con satisfacción “huele a limpio”.

Si quieres seguir notando esta sensación por más días, no solo el sábado, lo mejor es que durante la semana se vayan haciendo repasos en la limpieza. Tampoco se trata de ir apartando muebles, pero sí que barrer y fregar alguna estancia, sobre todo las que más usas, ayudará y mucho a que la casa se mantenga limpia por más tiempo.

No acumular

No dejes que se acumule la faena. Es decir, limpia según ensucies. Por ejemplo, cuesta bien poco lavar lo que se ensucia durante el desayuno. O fregar los "tuppers" cuando llegues del trabajo.

Si te acostumbras a hacerlo así, quizá no haya necesidad de esperar que el lavavajillas esté lleno. Con el riesgo de que los olores se vayan desprendiendo (precisamente lo que queremos evitar).

Baño y cocina

Son las dos zonas más "sucias" de la casa.

El mantenimiento de ambos espacios es clave para disfrutar del olor a limpio por muchos días.

A parte de no dejar que se acumulen los platos sucios, como hemos señalado, en la cocina hay otros puntos críticos, como la encimera y las superficies de trabajo, que se ensucian con facilidad. Retirar los "testigos" de nuestro paso forma parte también del proceso: salpicaduras de aceite, migas de pan, restos de café, algún grano de arroz que se ha escapado… ¡Sin olvidarnos del fregadero y la nevera!, lugares de paso de muchos alimentos.

Acostumbrarnos a pasar el paño, a retirar los restos de comida y líquidos que se hayan podido derramar al momento o mantener los desagües libres de residuos nos ahorrará tener que sufrir olores desagradables.

Acostúmbrate a desinfectar los estropajos y las bayetas con asiduidad. Evitarás malos olores y acumulación de bacterias potencialmente patógenas.

En referencia a los baños, nos encontramos con estancias que suelen tener poca o nula ventilación. Normalmente sin ventanas y con una pequeña rejilla que pretende algo que no consigue: eliminar la humedad. Es, por tanto, habitual que del baño se desprendan olores que poco tienen que ver con la limpieza, pese a ser el lugar donde nos aseamos. Incluso pueden ser un foco de infección.

Si tu baño cumple con lo descrito, tan solo con que realices estos pequeños cambios evitarás muchas molestias:

Deja la puerta abierta después de ducharte para favorecer la eliminación de vapor

No dejes las toallas mojadas en su interior. Después de utilizarlas, ponlas a secar y vuelve a dejarlas en su sitio una vez hayan perdido todo rastro de humedad.

Pasa un paño seco por las zonas mojadas como bañera, ducha, mampara, pared… para eliminar restos de agua ¡Y no olvides secar también los botes de gel!

Perfumar

Y, por supuesto, perfumar las estancias será la guinda del pastel.

No estamos hablando de llenar tu casa de inciensos, ambientadores y todo lo que se te ocurra para perfumarla. Precisamente utilizar mecanismos que aporten fragancia será una manera de reafirmar la limpieza de nuestro hogar. Nunca debemos utilizar un olor para tapar otro. Hacerlo puede ser un error y, sobre todo, ofensivo para la nariz.

Existen muchas alternativas para perfumar. Puedes jugar con fragancias diferentes (aromaterapia).

Puedes utilizar flores secas para perfumar los armarios y cajones. Saquitos de flor de lavanda, por ejemplo. Aceites esenciales que puedes ir cambiando según tus preferencias de ese día. También tienes la clásica opción del ambientador en espray, incienso, jabones perfumados, plantas frescas como menta, la albahaca o el tomillo… y un largo etcétera que ayudarán a que tu hogar siga oliendo a limpio.

Compartir artículo:

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2020 Copyright - Cebanatural.com