La papaya y su valiosa papaína

La papaya es una fruta tropical de la cual se obtiene papaína, una enzima proteolítica con la que conseguimos grandes beneficios para nuestra salud.

Pequeño apunte sobre la planta

Carica papaya, árbol de papa o papayo, es una planta herbácea de gran tamaño de la familia de las Caricaceae. Puede alcanzar hasta los 8 metros de altura. Tiene grandes hojas palmeadas de hasta 75 cm. De las flores femeninas del papayo se forma el fruto, la papaya, que, como término medio suele pesar alrededor de medio kilo.

La piel de la papaya es lisa y verde y va adquiriendo color, de amarillo a naranja conforme madura, tiene una pulpa jugosa también de color naranja que recuerda, en textura, a la del melón maduro.

Destaca de esta fruta el gran número de semillas que se agrupan en la parte central, de color marrón oscuro, casi negras, pequeñas, de poco más de medio centímetro, brillantes y redondeadas.

La papaya es una fruta tropical originaria de Centroamérica y cultivada en la actualidad en otras zonas tropicales y subtropicales, tanto en el mismo continente americano como en otras partes del mundo. De hecho, el principal productor de papaya es la India. A bastante distancia le siguen Brasil, México y Republica Dominicana.

La papaya

Como se ha mencionado, de media, los papayos producen frutos que rondan los 500 g. Sin embargo, se han podido conseguir papayas de hasta 20 kilos.  

El sabor de esta fruta es ligeramente dulce, muy suave. Incluso algunos califican la papaya como algo insípida. Su textura carnosa y jugosa y su aromático y refrescante sabor hace que sea muy apreciada tanto para comerla directamente como para la preparación de batidos, además de dar un toque especial a las ensaladas.

La papaya verde, de carne firme y blanca, es ácida y con ella se preparan guisos, salsas, además de poder comerse también cruda.

Nutricionalmente, la papaya es una de las frutas con más vitamina C que podemos encontrar. 100 g de papaya ya cubren el total de nuestras necesidades diarias de esta vitamina. También destacan el ácido fólico y los carotenoides. También posee pequeñas cantidades de vitaminas del grupo B (excepto B12), vitaminas K y E.

En cuanto a los minerales, magnesio y potasio son los que más destacan. El resto: calcio, hierro, fósforo, zinc y manganeso se encuentran cantidades pequeñas.

Referente a los macronutrientes, como la mayoría de las frutas, contiene principalmente carbohidratos, aunque su elevado contenido en agua de más del 90% hace que 100 g de papaya cuente con apenas 40 calorías, motivo por el cual se trata de una de las frutas más recomendada en dietas hipocalóricas.

La papaína

La papaína es una enzima proteolítica presente en la papaya, pero, a diferencia de lo que se puede pensar, esta sustancia no está presente en la pulpa, al menos en cantidades significativas, si no en el látex que circula por las hojas y la piel del fruto inmaduro.

El látex tiene una función defensiva en la planta. Incluso para nosotros ya que se conoce que el látex de la papaya es tambén utilizado como vermífugo.

Como ya os explicamos en este post hace un tiempo, las enzimas actúan como catalizadores de las reacciones químicas que se producen en el organismo.

En el caso de la papaína, estamos ante una enzima proteolítica, es decir, una enzima que degrada las proteínas y ayuda a que esta se vaya fragmentando en unidades cada vez más pequeñas para poder ser aprovechadas.

La papaína ha sido, y es, ampliamente utilizada en la industria alimentaria para ablandar carnes, aunque también actúa sobre las proteínas de origen vegetal. De hecho, es un elemento clave para la industria cervecera ya que ayuda a evitar la formación de sedimentos proteicos de la cebada.

¿Como nos favorece la papaína?

Debido a su similitud con la enzima humana pepsina, la papaína es de gran ayuda para la digestión de las proteínas. Además, junto a la alcachofa forman un gran tándem ya que esta última favorece la digestión de las grasas.

Por tanto, ante una comida especialmente copiosa, en la que suele haber gran cantidad de grasas y proteínas, una combinación de alcachofa y papaya es la mejor opción.

Pero las propiedades de la papaína no acaban aquí. Esta enzima también tiene propiedades antiinflamatorias, posee actividad bactericida, favorece la cicatrización de las heridas y contribuye a la eliminación de lombrices intestinales (vermífuga).

La industria cosmética y farmacéutica también se benefician de los efectos de la papaína.

Entre otros, para tratar problemas de pigmentación en la piel, tratamiento del herpes labial, como componente en dentífricos. También se utiliza para eliminar la caries facilitando la labor del dentista.

La lista es larga y papaína tiene abierto en la actualidad un amplio abanico de posibilidades que poco a poco vamos conociendo.

 

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional dsanitario. No se debe sustituir o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento médico.
© 2009-2022 Copyright - Cebanatural.com