El Hierro: elemento esencial del sistema inmune, imprescindible en la prevención de la gripe.

El hierro es responsable de muchas funciones en el cuerpo y es irrenunciable para el sistema inmune y el metabolismo energético. La naturopatía proporciona diversas preparaciones de hierro que actúan de forma eficaz contra los primeros síntomas de los resfriados, y mucho más.

La buena noticia: Se puede prevenir la gripe y los resfriados a base de remedios naturales. La mala noticia: Solo pocas personas saben que el hierro es un instrumento importante en el marco de esta prevención ya que es un elemento esencial para el funcionamiento del sistema inmune. La naturopatía proporciona diversas preparaciones de hierro que actúan de forma eficaz contra los primeros síntomas de los resfriados.

El hierro

El elemento químico hierro, (ferrum, Fe (26), es un micro elemento esencial que debe ser suministrado al organismo humano a través la ingesta diaria de alimentos. Este suministro es imprescindible para un funcionamiento correcto del organismo. Debido a la eliminación de líquidos en forma de orina, de heces y de sudor el cuerpo pierde cada día pequeñas cantidades de hierro, las cuales deben ser sustituidas. Un organismo adulto dispone de promedio entre 2,5 y 5 gramos de hierro, de las cuales se encuentran alrededor de un 70% en el pigmento de los glóbulos rojos (la hemoglobina).

El hierro es responsable de muchas funciones en el cuerpo y es irrenunciable para el sistema inmune y el metabolismo energético.

Las tareas del hierro en el cuerpo humano

  • El elemento traza "hierro" es esencial en la formación del pigmento rojo de la hemoglobina
  • Es responsable del transporte de oxígeno en la sangre y en los músculos
  • Es un componente de muchas enzimas y se implica en el metabolismo energético
  • El hierro es necesario para la respiración y la división celular
  • Es importante para el crecimiento y para el funcionamiento del sistema inmune

Proveedores de hierro

El hierro está presente en pequeñas cantidades en casi todos los alimentos, pero es el de origen animal el que se absorbe y se utiliza mejor por el cuerpo que el hierro que viene de los productos vegetales.

Alimentos con hierroLos alimentos más ricos en hierro son: la carne y los productos cárnicos, las almejas, algunas frutas como las fresas, los frutos secos, los hongos secos, los níscalos, las legumbres, el mijo, el perejil, los frijoles y los productos de granos enteros.

La vitamina C, el ácido cítrico, el ácido málico, la fructosa y los aminoácidos promueven la absorción del hierro. Por eso es recomendable tomar una fruta rica en vitamina C con las comidas, sobre todo si el hierro consumido es de origen vegetal.

En la parte contraria se encuentran el té, el café y el cacao, que inhiben la absorción del hierro.

El hierro procedente de la carne se absorbe más rápidamente que el de los vegetales, se denomina hierro hemo y tiene una función importante para la oxigenación de los tejidos.

La temporada de gripe, resfriados y tos

Especialmente entre noviembre y febrero o las épocas de frio hasta muy entrada la primavera, son los meses clásicos de los resfriados. Pero siempre hay personas que parecen inmunes a estos ataques virales. Y no siempre su genética es responsable de este fenómeno de resistencia. Sin embargo estas personas deben disponer de un metabolismo férrico estable y bien funcionado. Porque el hierro en la forma ionizada es un elemento esencial para una buena defensa.

Los resfriados, la gripe y la gripe real (influenza) son en primer lugar debidos a diferentes tipos de virus que atacan especialmente las mucosas con mala circulación. La consecuencia: estas mucosas dañadas se ponen susceptibles a las bacterias. Este es el primer paso en dirección de una infección y el hierro ayuda en caso de infecciones.

El cuerpo dispone de células especiales, las así llamadas células inmunocompetentes. Estas células "comen" bacterias y virus destruyendo las células que se han visto afectadas. Este proceso se denomina fagocitosis. El mecanismo parece muy sencillo, pero su buen funcionamiento depende de la cooperación de muchas células y de un gran número de otros factores importantes.

En particular en este mecanismo, la presencia de iones de hierro libres juega un papel importante.  Por eso se recomienda un tratamiento naturopático con hierro diluido al comienzo de una infección, garantizando así la presencia de una cantidad adecuada de iones libres de hierro en el organismo.

La demanda de hierro

El requerimiento diario de hierro depende de la edad, del género y de las circunstancias individuales de la vida. La Sociedad Alemana de Nutrición (DGE) recomienda a los hombres una ingesta diaria de 10mg y a las mujeres una ingesta diaria de 15mg de hierro. Las mujeres embarazadas y en lactancia, los niños y los adolescentes en crecimiento, los vegetarianos, los deportistas y los ancianos necesitan una mayor cantidad diaria.

También en las personas que donan sangre regularmente y en personas que padecen ciertas enfermedades, la demanda diaria de hierro se incrementa.

Deficiencia y exceso de hierro

Una persona sana que respeta una dieta equilibrada normalmente no va a padecer una deficiencia de hierro. El hierro suministrado a través de la dieta se almacena en las proteínas de almacenamiento (ferritina, hemosiderina) que se encuentran por ejemplo en el bazo, en el hígado y en la musculatura.

En caso de una fase con un suministro insuficiente de hierro el organismo se sirve en primer lugar de estos depósitos de almacenamiento hasta que se vacían. A partir de ese momento un suministro insuficiente conduce a una deficiencia.  Especialmente en caso de una pérdida de sangre debido a un accidente o una cirugía, o causado por un sangrado menstrual abundante, o un sangrado de las hemorroides. Pero también el abuso de alcohol, la desnutrición, las enfermedades crónicas gastrointestinales y las infecciones son factores que pueden causar una deficiencia de hierro.

La deficiencia de hierro conduce a:

  • Fatiga
  • Piel seca
  • Un sistema inmune debilitado
  • Anemia
  • Disminución de la energía en general

Vegetarianos, veganos o aquellos que por cualquier razón no consumen o consumen poca carne, son más proclives a padecer una deficiencia de hierro, especialmente cuando no reemplazan estos alimentos por otros con un contenido suficiente, que les provea la cantidad requerida para el correcto funcionamiento de las tareas en las que el hierro juega un papel fundamental.

El hierro es un mineral esencial para nuestro cuerpo, no deberíamos dejar de incluir alimentos o complementos alimenticios ricos en su contenido, ya que estos facilitan su disponibilidad y absorción en el organismo y sólo de esta manera podremos mantenerlo en niveles adecuados.

Normalmente el cuerpo humano contiene entre 2,5g y 5g de hierro que se ingiere a través de los alimentos

Sin embargo, una gran parte se elimina de nuevo de formas diferentes. En algunas situaciones se necesita una cantidad más elevada de hierro, como durante el embarazo, en el período de lactancia, en los casos de menstruaciones fuertes, en casos de dietas y curas de adelgazamiento, en personas de edad avanzada con carencia de jugos gástricos, etc...

Complementos alimenticios con hierroPara suplir esta carencia y a fin de que el cuerpo disponga siempre del hierro suficiente, podemos valernos de los complementos alimenticios fáciles de obtener y de tomar. Existe gran variedad de presentaciones de complementos de hierro, lo podemos encontrar bien sea en cápsulas, tabletas o jarabes

Se recomienda tomarlo con el estómago vacío para una mejor absorción y en lo posible con zumo de fruta natural, ya que la vitamina C facilita su correcta absorción. Asimismo, no es recomendable tomarlos con leche o bebidas con cafeína (té, café, chocolate)

El consumo de productos que contienen hierro pueden prevenir la deficiencia.

Un exceso de hierro a través de la dieta no ocurre prácticamente nunca, ya que el organismo normalmente excreta el exceso de hierro automáticamente. Pero, si este mecanismo de eliminación no funciona correctamente, el hierro se deposita en los órganos y puede llevar a considerables trastornos.

Personas afectadas de un exceso de hierro padecen de:

  • Calambres abdominales
  • Dolores musculares y articulares
  • Problemas estomacales e intestinales

A largo plazo una sobrecarga de hierro puede conducir a daños graves del hígado.Un exceso de hierro en el organismo también puede conducir al cáncer de páncreas y a la diabetes. Normalmente las causas de un exceso de hierro son debidas a frecuentes transfusiones de sangre, a los depósitos de hierro por el alcoholismo o a un abuso de preparaciones ferruginosas.

El hierro es un elemento clave en nuestro mundo. Y este material no solo es irrenunciable en la construcción por su características estabilizantes. También en el campo de la salud para estabilizar nuestro sistema de defensas.

Comentarios de usuarios

Frank72

2013-03-27

Artículo muy interesante..

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com