La vitamina C y el escorbuto

La vitamina C es la más utilizada de todas, su ingesta se realiza fundamentalmente para mejorar las condiciones generales del cuerpo humano. Se trata de un potente antioxidante que ayuda a prevenir muchas enfermedades y es de gran importancia para el normal crecimiento y desarrollo de nuestro organismo.

El ácido ascórbico

La vitamina C es conocida en el mundo de la ciencia como ácido ascórbico (su nombre viene de escorbuto, es decir, deficiencia de vitamina C).

La vitamina C se descubrió en 1928 por el premio nobel de medicina Albert Szent-Gyögry, a quien se le otorgó por sus estudios acerca de las funciones biológicas del ácido ascórbico. También se reconoce la labor de Walter Haworth y Paul Karrer, con su aporte en el estudio químico de la vitamina C

Aunque ya se tenía idea de su existencia con mucha anterioridad. Según relatos antiguos que cuentan cómo a partir de una enfermedad se descubre el ácido ascórbico o vitamina C.

El escorbuto, fue conocido como "la enfermedad del mar" .El escorbuto es la enfermedad que sufrían los navegantes cuando hacían grandes travesías en barco y carecían de alimentos frescos como frutas y vegetales, limitando su dieta a la ingesta de harinas, galletas y carne seca. Además de la deficiente alimentación realizaban trabajos de mucho esfuerzo físico y psíquico aumentando las necesidades de vitamina C. Cuando se agotaban las reservas de esta vitamina en el organismo, aparecía el escorbuto, manifestándose por encías sangrantes, afloramiento y posterior caída de los dientes, hematomas, piernas hinchadas y ulceradas, diarreas, letargo y finalmente la muerte.

Los marineros creían que se trataba de la peste u otra enfermedad contagiosa y que era un castigo divino por los pecados de los hombres. También le echaban la culpa al frío, decían que la sangre estaba corrompida y la llamaban la "enfermedad del naos" o "peste del mar".

Los médicos de la época, en su afán por curar la enfermedad, se valían de remedios tan variopintos como comer luciérnagas, el culantrillo, especies de helechos, entre muchos otros. Mandaban a ventilar los barcos, a limpiar con vinagre porque pensaban que la falta de higiene se encargaba de propagar la enfermedad y un sinfín de intentos fracasados por frenar tan devastadora epidemia.

Ante el fracaso de las medicinas, las medidas oficiales y la acumulación de evidencias que señalaban hacia otros orígenes, el medico Ingles Jacob Lind rectificó y realizó investigaciones sobre la prevención y posterior cura del escorbuto. Ante la sospecha de que la enfermedad provenía de la alimentación, hizo varios estudios con grupos de marineros a los que les suministró una dieta diferente, una de ellas a base de jugos de cítricos, cuyos resultados fueron sorprendentes, hasta el punto de ser publicados. Estos experimentos constituyen el primer ensayo de terapia controlada de la historia. Vitamina c natural

Gracias a Lind y sus hallazgos el almirantazgo Británico instruyó a la marina inglesa para que ordenara el consumo de jugo de limón, lo que se convirtió en un mandato obligatorio para todos los barcos del reino.

Este procedimiento fue motivo de burla por marinos de otros países quienes apodaron a los ingleses "Limely" sin embargo esa medida dio al Reino Unido un gran poder marítimo militar al contar con marineros sanos y a partir de entonces Inglaterra emergía como una gran potencia mundial.

Aunque ellos no llegaron a identificar al agente causal de la enfermedad (la falta de vitamina C), sí se conoció su remedio.

El ácido ascórbico es un derivado de los carbohidratos con carácter vitamínico. La vitamina C es creada por casi todos los organismos y es requerida para algunas funciones metabólicas. El ser humano es la excepción, al igual que algunos mamíferos no podemos sintetizarla en el organismo. Y nos vemos obligados a obtenerla a través de la alimentación.

La vitamina C

Tiene una reducida capacidad de almacenamiento en el organismo y el exceso se elimina en pocas horas por la orina ya que cuando la ingerimos, la mayor parte se retiene en los riñones, por eso se recomienda tomarla varias veces al día o consumirla en una presentación que la libere de forma lenta en el tracto intestinal.

Las funciones y reacciones metabólicas en las que interviene esta vitamina en el organismo son de vital importancia.

  • Mantiene la estructura de tendones, ligamentos, huesos y cartílagos (tejido conectivo), con lo cual es de gran ayuda para frenar o evitar la artrosis, ya que es esencial para sintetizar el colágeno.
  • Refuerza las defensas orgánicas.
  • Junto a la vitamina A y la E resulta ser un gran antioxidante ya que al neutralizar los radicales libres, evita el envejecimiento y degeneración celular y ayuda a mantener la elasticidad de la piel.
  • Protege de la contaminación y de los efectos del humo del tabaco.
  • Ayuda a acelerar la cicatrización en caso de fracturas óseas.
  • Ayuda a eliminar metales pesados como el plomo y protege de sustancias tóxicas como insecticidas disolventes, etc.
  • Interviene en la absorción del hierro.
  • Fortalece y protege las paredes de los vasos sanguíneos y conductos linfáticos
  • Previene y contribuye a curar la hipertensión y arteriosclerosis, varices, cardiopatías y artritis.

Un suministro insuficiente de vitamina C se manifiesta cuando la carencia es muy notoria.En la actualidad el escorbuto o deficiencia de vitamina C se da en casos excepcionales, sobre todo porque cada día se toma más conciencia de la importancia de mantener una dieta equilibrada y unos aportes vitamínicos esenciales para nuestra salud. La ingesta de vitaminas tan importantes como la C evita la aparición de los síntomas carenciales clásicos del escorbuto.

Síntomas de deficiencia de vitamina C

Los síntomas pueden ser diferentes y depende del estado general de cada individuo.

  • Debilidad del tejido conjuntivo
  • Inflamaciones de las encías
  • Mala curación de las heridas
  • Vasos sanguíneos quebradizos
  • Debilidad de las raíces capilares
  • Formación de hematomas al mínimo golpe
  • Debilidad del sistema inmunológico
  • Reducida protección contra el estrés oxidativo
  • Cansancio y reducción del rendimiento físico y mental
  • Estrés
  • Función reducida de los neurotransmisores
  • Anemia crónica
  • Arrugas prematuras
  • Dolores articulares o reblandecimiento óseo

Ante la presencia de uno o varios de estos síntomas, se recomienda la revisión de un especialista de la salud, al mismo tiempo empezar por el suministro de vitamina C en proporciones más elevadas.

La vitamina C la podemos encontrar en infinidad de alimentos como frutas, verduras y hortalizas.

La acción saludable de las fuentes alimenticias que contengan vitamina C como los vegetales frescos, entre ellos el brócoli, los berros, coliflor cruda, las coles de bruselas, perejil fresco, pimientos crudos, el repollo, las espinacas, el tomate y frutas como el limón, la naranja, el kiwi, las fresas, la acerola, el escaramujo, el mango, la papaya , la piña, moras, arándanos, entre muchos más. Son ricos en vitamina C , traen beneficios para la salud de cualquier persona y a cualquier edad, lo ideal es consumirlos en su estado crudo ya que al cocinarlos pierden parte de su contenido vitamínico.

La dosis diaria recomendada es de 80 mg en un adulto, para no mostrar síntomas de carencia.

Las personas reacias a comer verduras y fruta la pueden adquirir a través de complementos alimenticios de gran calidad y concentración, como pastillas o zumos, con lo cual pueden realizar el aporte diario necesario. 

Recordemos que la toma correcta de vitamina C disminuiría en gran proporción la incidencia de diferentes trastornos de la salud.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com