Ubiquinol. Propiedades

Si has oído hablar de la coenzima Q10 te sonará también el ubiquinol, su forma reducida Y es que para que el cuerpo pueda beneficiarse de las propiedades antioxidantes de este componente tiene que transformar la coenzima Q10 en ubiquinol. Te explicamos como se produce y qué beneficios tiene el ubiquinol para nuestra salud.

Antes que el ubiquinol está la coenzima Q10

Exacto. Para poder hablar del ubiquinol, antes debemos hacerlo sobre la coenzima Q10, ya que es así como se encuentra en la naturaleza y en nuestro organismo. De hecho, su otro nombre, ubiquinona, hace referencia a su presencia en prácticamente todos los organismos vivos. Por lo tanto, no se trata de un nutriente esencial. Es decir, nuestro cuerpo lo fabrica. Y lo hace de forma continua porque la coenzima Q10, como hemos indicado, está presente en todas las células de nuestro cuerpo.

Tiene 2 papeles fundamentales:

Interviene en la producción de energía celular: su función se centra en la mitocondria, donde forma parte de la cadena de transporte de electrones. En este orgánulo celular, la coenzima Q10 ayuda a la generación de energía en forma de ATP (adenosín trifosfato), la moneda de cambio energética del cuerpo. El ATP se genera con el consumo de los llamados nutrientes energéticos (lípidos y carbohidratos). La Coenzima Q10 es necesaria para "extraer" todo el ATP que puedan generar estos nutrientes. Esta función hace que el componente se encuentre en más elevadas concentraciones en aquellos órganos con más necesidad de energía, como son el corazón, los riñones, el hígado y los músculos (por orden decreciente). En los otros órganos y tejidos también se encuentra CoQ10 pero en menor cantidad.

Actúa como antioxidant: el cuerpo está continuamente expuesto a los radicales libres. De hecho, la producción de radicales libres es un mecanismo adaptativo de la célula y se da también en la mitocondria, mayormente fruto del metabolismo celular. Aunque los radicales libres se crean también por causas externas como la exposición a la contaminación atmosférica, el tabaquismo, los rayos UV o los malos hábitos alimentarios. Los radicales libres se mantienen controlados gracias a los antioxidantes, moléculas que evitan que éstos acaben por dañar la mitocondria (daño mitocondrial) y la célula. Como la formación de radicales libres es continua, la formación de antioxidantes debe ser también continua.

Disminución de los niveles de Coenzima Q10 / ubiquinol

La edad es uno de las principales causas en el descenso de las concentraciones de CoQ10. El pico de concentración lo alcanzamos a los 20 y pocos años, momento en el que empieza a disminuir de forma progresiva.

A esto le sumamos también que ante ciertas enfermedades, que suelen darse en el adulto mayor, los niveles plasmáticos de CoQ10 se muestran más bajos. Además de la menor eficacia digestiva de la persona mayor, por lo que su entrada por vía digestiva también disminuye.

El estado nutricional también influye sobre la producción endógena de la coenzima. Presentar déficit de vitaminas B, C, E y selenio disminuye la síntesis de CoQ10.

Relacionado con este punto se encuentran los hábitos alimentarios. Dietas bajas en alimentos que contengan coenzima Q10 cierran una vía de acceso importante al aporte de este compuesto.

Quien sigue una dieta vegana debe prestar atención a sus niveles de coenzima Q10, ya que los alimentos de origen animal son nuestra mayor fuente exógena. Alimentos de los que un vegano prescinde.

Como es lógico, situaciones estresantes consumen mayor cantidad de coenzima Q10. Y no hablamos solo del estrés mental. Que también. El estrés al que sometemos nuestro cuerpo diariamente (exposición a diferentes factores ambientales, enfermedad, actividad física…) aumentan el consumo de CoQ10.

Ciertos medicamentos interactúan sobre la producción de coenzima Q10. Estatinas, betabloqueantes e hipoglucemiantes son algunos de los fármacos más implicados.

Tabaco y alcohol. Se ha demostrado que el consumo de alcohol, así como el tabaquismo son grandes consumidores de coenzima Q10. El alcohol afecta directamente el hígado, uno de los órganos con más presencia de coenzima Q10. Y el tabaco, por su gran capacidad oxidativa, influye también sobre nuestras reservas.

Existe una enfermedad metabólica donde existen defectos de la síntesis de coenzima Q10. Es una enfermedad rara englobada dentro de las enfermedades mitocondriales cuyo tratamiento se centra en la administración de coenzima Q10.

Ubiquinol

Aunque el cuerpo fabrique coenzima Q10 y sea también la forma como la encontramos en los alimentos, para que esta pueda utilizarse, es decir, para que esté biodisponible y haga su función como antioxidante, nuestro organismo debe reducirla, convertirla en ubiquinol.

El ubiquinol, además, tiene la particularidad de recuperar los radicales tocoferil y reducirlos hasta tocoferol (vitamina E), otro antioxidante.

Lo que observamos aquí es, pues, una doble función antioxidante.

Aunque el ubiquinol es un potente antioxidante, no debemos olvidar que se necesitan otros nutrientes para poder tener todas nuestras defensas antioxidantes al más alto nivel y no llegar al estrés oxidativo. Nutrientes como las vitaminas A, C y E, el zinc y el selenio y fitoquímicos bioflavonoides son también elementos que luchan contra los radicales libres, por lo que debemos seguir una dieta rica en frutas y verduras para cubrir las necesidades. Y por supuesto, reducir la exposición a factores ambientales oxidantes.

Como hemos indicado, con los años los niveles de coenzima Q10 y por ende los de ubiquinol, disminuyen. Tanto en la producción como en la ingesta y eficacia de absorción.

Aun así se ha comprobado que la administración de ubiquinol tiene una mejor biodisponibilidad que si se toma en forma de coenzima Q10. Lo que hace interesante su aporte en esta forma para el adulto. Sobre todo a partir de los 40 años.

El uso del ubiquinol se centra principalmente en la salud cardiovascular, donde es un complemento alimenticio que se toma para prevenir la oxidación del colesterol LDL, para la tensión arterial y para contrarrestar los efectos de las estatinas sobre la producción propia de CoQ10.

Uno de los efectos de un bajo nivel de CoQ10 es la fatiga, por lo que también puede ser útil frente al cansancio, la astenia y la baja energía, para la recuperación tras el ejercicio físico intenso, así como el estrés mental.

Se ha detectado que en la fibromialgia existen bajos niveles de CoQ10. Muchos pacientes con fibromialgia se benefician de los efectos del ubiquinol.

Distintos procesos degenerativos y de envejecimiento se han relacionado con bajos niveles de coenzima Q10. Es por este motivo que este compuesto podría ser de ayuda en tratamientos antienvejecimiento.

¿Coenzima Q10 o ubiquinol? Pues, básicamente dependería de la edad. Hasta los 30-40 años la coenzima Q10 haría un buen papel. A partir de los 40, mejor optar por el ubiquinol. Por su mayor disponibilidad y por "facilitar" el trabajo a nuestro organismo.

Comentarios de usuarios

Sr Emile

2019-01-23

buenos dias, estoy tomando el adiro 100 , el olmetec y el cardyl 40, cree que me convendría tomar el ubiquinol de 100mg???-- lo he formulado a mi medica de cabecera pero no saben que es o no se lo plantean. Quizas usted tienen contactos del gremio que si correlacionan la medicina natural con la farmaceuticas (quimicas)..Gracias.

Cebanatural

Buenos días, Sr. Emile.
Gracias por leernos.
Aunque en principio no vemos problema en tomar ubiquinol, siempre decimos que ante la toma de medicamentos se consulte con el médico. Pese a que a veces, como usted nos indica, ellos tampoco pueden darnos respuesta.
Esperemos que esto cambie.
Saludos.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com