El poder nutritivo del sol como fuente de vitamina-D

La vitamina D se encuentra en pequeñas cantidades en pescados grasos, alimentos fortificados y desecados al sol. Sin embargo para sintetizarla de forma óptima es indispensable la luz solar. El sol mejora la respuesta inmune y, contrario a lo que se cree, tomarlo a diario de forma responsable puede prevenir la aparición de diversas dolencias como las de tipo reumático o cardiovascular, entre otras.

Cuando se presentan concentraciones muy bajas de vitamina D, lo primero que se debe cuestionar es la cantidad de sol directo que se recibe, es decir, sin filtros solares. Ya que suele ser recurrente que entre las personas que presentan deficiencia o carencia de esta vitamina, la exposición al sol es deficiente. 

Tomar baños de sol de forma correcta es excepcionalmente beneficioso para la salud, puesto que el sol ayuda a que se sintetice la vitamina D, tanto la obtenida de los alimentos como la que se provee de forma suplementaria.  Y cuando decimos tomar el sol de forma correcta nos referimos a realizar baños de sol de aproximadamente 5 a 10 minutos diarios, aunque esto puede variar de acuerdo al tipo de piel, zona geográfica y época del año.

Además, tomando el sol se puede obtener una cantidad conveniente de vitamina D3 endógena, es decir, la que se origina en el organismo, que después se reserva o almacena en el tejido graso, sirviendo como deposito para las épocas del año o episodios de tiempo donde hay menos luz solar o menor exposición.

¿Por qué es importante la vitamina D?

La vitamina D debe convertirse en su forma activa, la vitamina D3 La vitamina D ejerce múltiples efectos en diferentes tejidos y procesos fisiológicos del cuerpo. Además, ha dejado de ser una simple vitamina para convertirse en una importante prohormona, fundamental para el desarrollo diversas funciones. 

No obstante, para poder ejercer sus efectos fisiológicos, la vitamina D debe convertirse a su forma activa y para ello circula por la sangre hasta llegar al hígado, allí mediante un complejo proceso en el que intervienen varias enzimas hepáticas se convierte en vitamina D3.  La vitamina D es fundamental para:

  • El metabolismo mineral óseo donde el calcio y el fósforo tienen roles de vital importancia para la producción y mantenimiento del sistema esquelético
  • La secreción de la insulina
  • La efectividad del sistema inmune frente a las infecciones
  • La regulación del sistema renina-angiotensina-aldosterona, (un sistema hormonal que favorece la regulación del la presión sanguínea)
  • Control del ciclo celular y la apoptosis (muerte celular)
  • La función endotelial, (el endotelio es una capa o tejido con funciones vitales para el sistema cardio-vascular, secreta oxido nítrico, es un potente vasodilatador, interviene en el intercambio de nutrientes y desechos de los vasos sanguíneos)

La vitamina D tiene, además, la capacidad de estimular la reacción de la catelicidina, un pequeño péptido (molécula formada por varios aminoácidos) antimicrobiano de amplio espectro, que esta presente en diferentes tejidos incluidos bronquios, células gastrointestinales y tracto urinario, el cual actúa ejerciendo un efecto inmune ante bacterias, virus y hongos.

Por otro lado, la vitamina D podría prevenir o retrasar la aparición de trastornos auto-inmunes como la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide, problemas inflamatorios intestinales, enfermedad de Chron y enfermedad tiroidea auto-inmune, entre otras. Todo dado a sus múltiples funciones en la regulación del sistema inmune del cuerpo.

Deficiencia de Vitamina D

Al estar involucrada en múltiples acciones del sistema fisiológico y en el de órganos como el riñón, el intestino, en los huesos o la tiroides, se puede explicar por qué la deficiencia de la vitamina D está asociada a una variedad de patologías que incluyen por ejemplo:

El raquitismo:

La deficiencia de vitamina D produce raquitismo en niños y adolescentes, cuyas consecuencias van desde dolor y sensibilidad osea, pérdida de fuerza muscular, crecimiento deficiente (baja estatura), deformaciones esqueléticas, hasta fracturas oseas y calambres musculares. Así mismo, en adultos la deficiencia de esta vitamina produce osteomalacia, que es básicamente el raquitismo pero con un reblandecimiento de los huesos ante la alteración de la mineralización ósea. Los huesos se reblandecen ya que no hay suficiente calcio, pero el colágeno, por ejemplo, sigue estando normal, con lo cual hay más cantidad de éste que de minerales.

 La diabetes:

La deficiencia de vitamina D supone un riesgo más alto de desarrollar diabetes mellitus, tanto del tipo 1 como del tipo 2. 

El aceite de hígado de bacalao es una gran fuente de vitamina D natural.De acuerdo a una investigación encabezada por la Profesora en epidemiología, Salud pública y nutrición Elina Hyppönen, entre 1966 y 1997 realizaron un seguimiento a más de 10.000 niños de Finlandia (país con alto indice de diabetes), a los que les suministraron 0,025µg de vitamina D al día con el fin de observar el desarrollo de la diabetes mellitus tipo 1.

Dicho estudio revelo que los niños tratados tuvieron un riesgo significativamente menor de desarrollar este tipo de diabetes hasta en un 80%, comparado con los que se les suministró menor cantidad. Así  mismo, otro estudio reveló que los lactantes que fueron suplementados con aceite de hígado de bacalao también presentaron una reducción hasta en el 33% del riesgo de desarrollar la diabetes mellitus tipo 1.  El aceite de hígado de bacalao es una gran fuente de vitamina D natural.

Por otro lado se ha demostrado un aumento en la mejora de la resistencia a la insulina en personas que han desarrollado diabetes del tipo 2, en parte porque la vitamina D estimula y aumenta la respuesta a la insulina para el transporte de glucosa.

Trastornos cardiovasculares:

La vitamina D ayuda a reducir la dureza en las paredes de las arterias, (no olvidemos que esta dureza es el factor precedente de la hipertensión). Además de reducir la inflamación asociada a la aterosclerosis, debido a que controla varias metaloproteinasas (un tipo de enzimas que están involucradas en la calificación vascular), así mismo la vitamina D ayuda a mejorar la función endotelial.

Para confirmar estos datos, un equipo de la Universidad de Harvard está llevando a cabo estudios que evalúan a 20.000 individuos de diversas etnias de Estados Unidos, con el fin de determinar si la suplementación con vitamina D podría efectivamente prevenir trastornos cardiovasculares derivados de la deficiencia de la misma. Lo que supondría un gran avance de la ciencia a favor de la salud para evitar el alarmante incremento de este tipo de trastornos a nivel mundial.

Deterioro del sistema inmunológico

De los efectos positivos de la vitamina D sobre el sistema inmune, destaca el papel que ejerce en el control de las infecciones y las dolencias auto-inmunes. Esta información se desprende después de observar que las personas con raquitismo por carencia o deficiencia de vitamina D presentaban con mayor frecuencia infecciones y un mayor deterioro de la función inmune.

Causas de deficiencia de vitamina D

  • Disminución o restricción de la síntesis de la vitamina D en la piel por el uso de pantallas solares que interfieren con la absorción de los rayos UVB
  • La edad es otro factor de riesgo de reducción en la síntesis de la vitamina D, después de los 65 años aproximadamente se reduce en más de un 50%
  • La latitud, la hora y época del año, cuanta mayor latitud, menor disponibilidad de rayos solares, en latitudes mayores a 35º la exposición más optima sería en las horas cercanas y durante el mediodía
  • La malabsorción por causa de trastornos intestinales, por acción secundaria de algunos medicamentos o trastornos graves que dificulten la asimilación de la vitamina D de forma correcta
  • Carencia de vitamina D en la dieta, fuentes ricas de vitamina D son el bacalao y el salmón. Algunos alimentos vienen fortificados con vitamina D ya que su presencia en los alimentos es más bien escasa, obteniéndose solo un 10% aproximado proveniente de la dieta
  • Personas de piel oscura, necesitan mayor exposición al sol para poder sintetizar la vitamina D en las mismas concentraciones que las personas de piel blanca, por tanto en personas de piel oscura con baja exposición al sol existe un riesgo más elevado de deficiencia de vitamina D

El temor al sol

El temor a desarrollar melanomas o cáncer de piel está provocando cierta aversión al sol que a la larga puede resultar perjudicial para la salud ya que, contrario a lo que se cree, el sol es un gran aliado que nos protege de muchos problemas dermatológicos.  Además, el cáncer de piel, al igual que otras tantas dolencias se puede evitar sin necesidad de tomar medidas extremas o extrañas. Con un comportamiento equilibrado dentro y fuera de casa es posible prevenirlo.

Si bien es cierto que la exposición excesiva a los rayos ultravioleta esta relacionada directamente con el alto índice de casos de cáncer de piel, también es cierto que éste es más común en personas que permanecen más tiempo en interiores y/o en personas que viven o trabajan en zonas con poca o ninguna exposición al sol.

No es necesario tomar medidas extrañas para tomar el sol, con un comportamiento
equilibrado en los días de sol más agudos se pueden prevenir problemas
como el melanoma, quemaduras de la piel, etc.

Por otro lado influyen también factores como la sensibilidad con que los diferentes tipos de piel responden frente a las radiaciones solares. Por ejemplo, personas de piel muy clara poseen un número muy bajo de melanocitos y para ellos, alcanzar el color deseado supone más tiempo de exposición, lo que facilita las quemaduras. Mientras que las personas de piel oscura poseen un gran número de melanocitos y su piel es mucho más resistente a la radiación solar. No obstante, las personas de piel oscura sintetizan menos la vitamina D al exponerse al sol.

La clave está en obtener la información adecuada en cuanto a prevención, alimentación y suplementación, para tomar el sol de forma segura.  Para ello unos consejos:

  • La hora del día donde se producen los niveles ultravioleta más elevados es al mediodía. Por lo tanto, se recomienda exponerse al sol a primeras horas de la mañana o final de la tarde, cuando los rayos atraviesan la atmósfera de forma oblicua y por consiguiente su intensidad es menor
  • Tomar alimentos ricos en betacaroteno como zanahorias, albaricoques y todos aquellos de color naranja, ya que ayudan a estimular la melanina y sus efectos antioxidantes
  • Alimentos de tipo antiinflamatorio como la cúrcuma, y los ácidos grasos omega 3, son grandes aliados en la prevención de problemas relacionados con la piel y los riesgos de cáncer
  • En verano y días más soleados, usar filtros solares que contengan oxido de zinc y con factor de protección mayor de 15 (es importante que los 5-10 minutos de baño de sol se respeten, a partir de ahí no debe faltar el filtro solar)
Compartir artículo:

Comentarios de usuarios

htansk

2016-06-01

OLA BOM DIA . GOSTARIA DE SABER SE VCS TEM OMEGA 7 ESPINHEIRO DO OU ESPINHEIRO AMARELO. A VITAMINA D 3 10.OOOOUI.

Cebanatural

Hola

Si tenemos espino amarillo y vitamina D3, adjunto información de los productos mencionados Clic aquí para ver el Producto Clic aquí para ver el Producto

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2020 Copyright - Cebanatural.com