El suave y cremoso aguacate

El aguacate es una de las frutas que más ha visto crecer su consumo en los últimos años. La riqueza y calidad de sus ácidos grasos ha hecho que muchos, sobre todo deportistas, desterraran para siempre las mantequillas y margarinas utilizando el aguacate para untar las tostadas. Conozcamos un poco más este maravilloso fruto.

La planta y el fruto

Se conoce como Aguacate (de origen náhuati) o Palta (de origen quechua) al fruto del aguacatero o palto (Persea gratissima o persea americana), árbol originario del centro del continente americano, desde el sur de México hasta Costa Rica.

El aguacatero pertenece a la misma familia que el laurel y puede alcanzar hasta los 20 metros de altura en su estado salvaje (los aguacateros de cultivo son más bajos). Es un árbol frondoso, de hoja perenne cuyos abundantes frutos tienen una forma más bien ovalada o parecidos a una pera con pesos que van de los 140 a los casi 700 gramos según la variedad. Su gran y única semilla contenida en el interior puede llegar a suponer hasta el 40% del peso en las variedades menos apreciadas.

De las más de 50 variedades de aguacate existentes, la HASS es la más conocida y consumida.Hay variedades con piel más gruesa y granulosa y otras de piel más fina y lisa. Gracias a su pulpa que adquiere una textura cremosa cuando madura y su delicado sabor, el aguacate se ha vuelto muy popular entre los que quieren seguir una dieta sana y equilibrada.

Nutricionalmente aguacate

Desde que entramos en el siglo XXI, en Europa se ha multiplicado por 4 la importación de aguacate.

Más que por su sabor, que también, el aguacate está de moda por su valor nutricional.

Este curioso fruto alberga en su interior una composición y textura únicos de gran atractivo para el consumidor.

Lo que más destaca del aguacate es su contenido en grasas, sobre el 15% de su composición. También contiene proteínas en un 2%, muy pocos azúcares, menos del 0,5% y algo más del 6% de fibra.

Todo y ser un alimento calórico por su contenido en grasas, es importante destacar la calidad de las mismas ya que de este 15%, el 10 ya está presente en forma de ácidos grasos monoinsaturados y el 2 en forma de poliinsaturados. Este perfil lipídico es lo que le ha valido al aguacate su buena fama.

Pero no todo queda aquí. El aguacate es rico en esteroles vegetales, especialmente en beta-sitosterol. Los esteroles vegetales, al competir con el colesterol presente en los alimentos de origen animal, hace que este último tenga problemas para ser absorbido, lo que ayuda a mantener los niveles de colesterol en sangre de forma saludable.

En cuanto a los micronutrientes, el aguacate es interesante por su contenido en vitaminas C, E, K, B6, niacina, Folatos y ácido pantoténico, además de potasio, cobre, magnesio y manganeso en cantidades importantes.

En cuanto a los fitonutrientes, destacan el betacaroteno, la luteína, la zeaxantina y la colina.

Estamos, por tanto (a modo de resumen), ante un alimento con funciones antioxidantes, que protege nuestra salud ocular, nos ayuda con los niveles de colesterol, contribuye con la buena la salud de nuestros huesos y dientes, protege nuestro corazón y mejora nuestra función digestiva.

Las cualidades nutricionales del aguacate están más que demostradas. Pero hay que recordar que se trata de un alimento rico en grasas. Con esto queremos señalar que, no porque se trate de un alimento saludable debamos o podamos tomarlo sin ningún tipo de control. Las calorías también cuentan y el aguacate no va a ser menos. 100 gramos de aguacate ya nos aportan alrededor de 160 Kcal, un dato a tener en cuenta sobre todo si estamos ante situaciones donde el recuento calórico es importante. Ya lo apuntamos en el post dedicado al sedentarismo.

Otros usos del aguacate

Más allá de ser un alimento, el aguacate ha empezado a utilizarse también en la industria cosmética, formando parte de cremas, aceites, jabones, mascarillas y bálsamos.

Su aceite es lo que principalmente se aprovecha y le aporta al producto un toque de delicadeza.

El aceite de aguacate es muy suave y está especialmente indicado para tratar pieles secas y escamosas. Hidratante y de elevada tolerancia, este aceite se absorbe muy bien y proporciona una textura sedosa a la piel.

Gracias a sus vitaminas liposolubles y los fitoquímicos contenidos, es especialmente antioxidante y protector, por lo que las pieles maduras se ven beneficiadas.

El aceite de aguacate puede ser utilizado también como ingrediente para fabricar tus propios cosméticos o añadirlo a los que ya tienes.

Por ejemplo, puedes añadir unas gotas a tu mascarilla capilar. O ayudar a potenciar la función hidratante a tu crema facial o corporal.

¿Y tú, qué otros usos le das al aguacate?  

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com