El potasio. La antítesis del sodio

El potasio, como buen electrolito, debe permanecer en equilibrio con otros electrolitos si se quiere mantener el equilibrio interno del organismo. O lo que es lo mismo, si se quiere mantener la homeostasis. El potasio es el mineral de los deportistas, enemigo de la hipertensión y de la retención de líquidos. Veamos más.

Los electrolitos son aquellos elementos con carga eléctrica que se encuentran distribuidos en los líquidos corporales. Esta distribución se forma de tal manera para que se mantenga una neutralidad eléctrica (mismo número de cargas positivas que negativas). Compartiendo esta categoría se encuentran además el sodio, el calcio, el cloro, el magnesio y el fósforo.

El potasio es el tercer mineral del cuerpo humano, por detrás del calcio y del fósforo y el principal del interior de las células. De hecho, el 98% de todo el potasio corporal se encuentra a nivel intracelular.

Si en el post anterior os escribíamos sobre el sodio como elemento clave en el consumo de sal, esta semana hemos creído conveniente hacerlo sobre el potasio, su "antítesis" o, mejor dicho, su "complementario". Recordando una vez más la importancia de mantener el equilibrio entre estos dos minerales tan importantes para la vida. Solo así nuestro organismo es capaz de mantener sus funciones en perfecta armonía.

Funciones del potasio

El potasio es parte responsable de la regulación de fluidos dentro y fuera de las células para mantener el equilibrio osmótico. Estas funciones las realiza en conjunto con el sodio y el cloruro, con los que debe mantenerse en equilibrio.

El músculo cardíaco es uno de los órganos donde el potasio ejerce una gran influencia. De él depende su correcta actividad contráctil.El potasio es importante para la actividad neuromuscular y para la transmisión de los impulsos nerviosos. De ahí que la excitabilidad de las células, tanto nerviosas como musculares, dependan del mineral potasio. Los cambios, por pequeños que sean, entre potasio intra y extracelular tiene grandes repercusiones sobre la transmisión nerviosa y la contracción de la musculatura lisa, estriada y cardíaca. Una pérdida excesiva o bajos niveles del mineral altera su correcto funcionamiento.

La presión arterial también se ve influenciada por los niveles de potasio. Alterar la estrecha relación existente entre sodio y potasio tiene repercusiones sobre la presión sanguínea.

Trabajar sobre el metabolismo celular, participar en la secreción hormonal, la regulación proteica, la síntesis de glucógeno y ser cofactor enzimático son otras de las numerosas funciones del mineral potasio.

Las necesidades de potasio

Inicialmente el potasio no es un mineral del que aparezcan deficiencias, ya que está ampliamente distribuido en los alimentos.

Todo y así, existen unos valores dietéticos de referencia, determinados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), que nos servirán de orientación para evitar carencias. Estos valores se establecieron en 3.500 mg al día para un adulto sano.

El Valor Dietético de Referencia (VDR) es la recomendación cuantitativa de nutrientes que se estima adecuada para mantenerse en salud. Se trata de recomendaciones generales de nutrientes sobre grupos de población. Normalmente se establecen por países, ya que se tienen en cuenta las costumbres alimenticias (por ejemplo, los VDR para España son diferentes que para la India). Y sea cual sea el VDR siempre se establecerá para grupos homogéneos, en ningún caso tiene en cuenta las necesidades individuales.

 Déficit de potasio

Como se ha indicado, el potasio es un nutriente del que es raro se presente déficit. Aun así, existen situaciones en las que los niveles de potasio pueden verse reducidos (hipocalemia o hipopotasemia).

Algunas de las causas de hipocalemia son:

  • Sudoración excesiva, vómitos y diarrea
  • Medicamentos (principalmente los diuréticos)
  • Hiperglucemia (poliuria)
  • Aldosterona (aumenta la excreción de potasio)
  • Baja ingesta de potasio (aunque es raro, puede darse en casos de anorexia nerviosa o alcoholismo, entre otros)

En la hipocalemia se observa:

  • Calambres musculares
  • Debilidad muscular
  • Astenia
  • Arritmias
  • Estreñimiento
  • Alcalosis metabólica
  • Intolerancia a los carbohidratos

Exceso de potasio

La hiperpotasemia o hipercalemia puede darse, entre otros, por:

  • Excesivo consumo de potasio
  • Medicamentos que inhiben la excreción de potasio, beta bloqueantes
  • Insuficiencia renal / suprarrenal
  • Alteraciones renales
  • Acidosis metabólica
  • Déficit de insulina

Mayormente, una hiperpotasemia se da por insuficiencia renal o por un consumo excesivo.En la hipercalemia se observa:

  • Trastornos cardíacos (Bradicardia, pulso débil, irregular)
  • Debilidad muscular
  • Trastornos intestinales (diarrea)
  • Desmayo

Potasio y tensión arterial

Todo y que se habla mucho del papel del potasio como hipotensor, los estudios que se han y se están llevando a cabo muestran que sus funciones en este aspecto son posibles si existe relación con el sodio.

Es decir, el potasio es un arma eficaz para ayudar a normalizar los niveles de tensión arterial si la causa de la hipertensión es obra de un aporte excesivo de sodio.

Nos remitiremos de nuevo a la EFSA y a su informe de opinión científica sobre los Valores dietéticos de referencia para el potasio donde se detallan varios estudios en los que se explica una mejor respuesta del potasio relacionada con el sodio que con el sodio o el potasio solo.

Partiendo de los resultados obtenidos y del cambio en los hábitos de consumo de la población podemos entender porqué las recomendaciones de consumo de potasio van acompañadas de mensajes destinados a proteger la salud cardiovascular. Tal y como hace la OMS en este enlace.

Cuando lo que conviene es reducir el consumo de potasio

Durante todo el post hemos hecho hincapié en los beneficios que nos aporta el potasio y la importancia de potenciar su consumo para nuestra salud.

Pero existen situaciones en las que mantener a raya e incluso eliminar al máximo el potasio de la dieta es vital. Y este es el caso de las insuficiencias renales, donde los riñones se ven incapaces de eliminar el mineral, lo que aumenta el riesgo de cardiopatías.

Quien sufre una insuficiencia renal sabe de sobra lo que debe hacer para reducir lo más que se pueda la ingesta de potasio:

  • Limitar alimentos ricos en potasio
  • El potasio es soluble en agua, por lo que nos serviremos de ella y manipularemos los alimentos para extraer lo máximo que se pueda:

Por un lado, pelar y cortar los vegetales para exponer la máxima superficie posible de alimento al agua

Remojar durante horas los alimentos

Cambiar dicha agua de remojo varias veces

  • Cocción de los alimentos que contengan más potasio con agua abundante e incluso realizar un cambio de agua de cocción

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com