La medicina de género

“Gender medicine” ("medicina de Género") describe los tratamientos médicos relacionados con el género de cada persona.  Se basa en una mayor conciencia de las diferencias entre hombres y mujeres en los campos de la salud.

La salud y las enfermedades tienen un género

La medicina de género es un área de investigación joven, fundada a mediados de la década de los 1980 por la cardiologa estadounidense Marianne Legato, que también dio a la nueva rama de la ciencia el nombre actual “gender medicine”.  La palabra "gender" proviene del Inglés y significa el “género social", en contraste a la palabra inglesa "sexo", que significa "genero biológico”. Mientras el primer término se refiere a los roles sociales y culturales definidos para las mujeres y los hombres, así como a sus funciones y responsabilidades en la vida cotidiana, la determinación del "sexo" describe las diferencias biológicas entre los hombres y las mujeres.

La medicina de género explora:

  • La diferente manera en que se manifiestan las enfermedades en los hombres y en las mujeres.
  • Las formas del diagnóstico, del tratamiento y de la medicación diferenciando entre los géneros.

La medicina del género incluye en su interpretación tanto el sexo como el aspecto social.En este contexto se respeta por un lado, la diferencia biológica (la anatomía, las hormonas, los cromosomas) y también los factores psicosociales (diferentes estilos de vida, la cultura, el medio ambiente) de los hombres y las mujeres.

Los hombres, las mujeres y la "pequeña diferencia"

La medicina ha reconocido desafortunadamente muy tarde que el factor del género, así como la edad o el origen del paciente juegan un papel fundamental. Y eso no sólo en el tratamiento sino también en el diagnóstico y la prevención.  Por ejemplo las drogas, las prótesis y las articulaciones artificiales fueron probadas durante mucho tiempo exclusivamente en los hombres.  Se estima que la razón de este procedimiento fue debido al miedo de una posible variación en los resultados causada por un lado por ciclo femenino complejo y por otro lado, por riesgo de un embarazo no detectado.

Hoy en día esas circunstancias ya no descartan la investigación de género, ya que cada vez más estudios demuestran que la "pequeña diferencia", no es tan pequeña. Por el contrario, la pequeña diferencia no se restringe a los órganos reproductivos.

Enfermedades de los hombres, enfermedades de las mujeres y otras diferencias mas

La percepción del dolor y su intensidad tienden a ser diferentes entre hombres y mujeres.En las mujeres el infarto se anuncia de forma inespecífica, por ejemplo, mediante síntomas tales como el dolor en el abdomen superior o el dolor de espalda, edemas en el tobillo, la fatiga, el insomnio y otros mas.  El típico "síntoma hombre" del infarto consta en el dolor de presión debajo del esternón, que se irradia a los hombros y los brazos.  Este síntoma se observa muy raras veces en las mujeres.

Generalmente las mujeres padecen mas frecuentemente migraña o del síndrome del intestino irritable que los hombres.  También la percepción del dolor y la intensidad de su sensación tienden a ser diferentes.

En las mujeres con diabetes, el ajuste de nivel de azúcar en la sangre es más difícil de lograr que en hombres diabéticos.

Hoy en día se sabe que las mujeres responden de manera diferente a ciertos medicamentos que los hombres.  Y esto no se debe únicamente a las diferencias en el tamaño corporal y en el peso (lo que se estimaba durante muchos años), sino también al diferente metabolismo y al mecanismo especial del  equilibrio hormonal en las mujeres.

La absorción y eliminación de según que medicamentos también puede variar entre hombres y mujeres.En el campo de la absorción de fármacos, la cantidad de grasa y la masa muscular, así como el contenido de agua en el cuerpo juegan un papel importante. Debido a que el cuerpo femenino muestra más grasa, los medicamentos a base de sustancias solubles en grasa a menudo actúan en las mujeres de manera más intensa.

Otra diferencia: algunos medicamentos se eliminan más lentamente del hígado y no se filtran por el riñón de manera tan amplia como en los hombres.

Otra diferencia entre hombres y mujeres se observa concerniente al dolor crónico, lo cual se produce antes en las mujeres que en los hombres.  Además, afecta en sus actividades diarias de manera más intensa.  Las mujeres también padecen en general más de dolor neuropático (dolor crónico intenso debido a un nervio dañado).

Los hombres tienden a tener la presión arterial alta.  En el grupo de edad entre los 18 a 79 años, un 44% de las mujeres se ven afectadas por la presión arterial alta, mientras que en los hombres la cuota es de un 51%.

Lógicamente hay enfermedades que se producen casi exclusivamente en las mujeres o en los  hombres, como por ejemplo el cáncer de mama o el cáncer de próstata.

La depresión es más común en las mujeres que en los hombres, en cambio el ataque cardíaco o el cáncer de pulmón son enfermedades que a menudo afectan mas a los hombres que a las mujeres.

La medicina de genero utiliza todo este conocimiento en la creación de planes de tratamientos optimizados.Algunas enfermedades se consideran como enfermedades típicas de las mujeres, a pesar de que también los hombres se ven afectados, aunque en menor medida. Pero este punto de vista focalizado a las mujeres tiene consecuencias para los hombres. Y esto especialmente concerniente a la prevención y al tratamiento. Por ejemplo: la osteoporósis se ha considerado siempre una enfermedad de mujeres. Sin embargo, una proporción significativa de los hombres se ve afectada y  esta proporción aumentará aún mas debido a la creciente esperanza de vida.

La incontinencia fue siempre "femenina". Pero debido a los numerosos procedimientos quirúrgicos en el caso del cáncer de próstata, la incontinencia se ha convertido en un problema de salud masculino.

También a la hora de empezar un régimen de control de peso existen evidentes diferencias entre las preferencias de las mujeres y las de los hombres. Ver artículo Hombres, mujeres y régimen.

Las mujeres y los hombres son diferentes en muchos aspectos:

  • La percepción del cuerpo
  • La conciencia de la enfermedad
  • Los tipos de enfermedades
  • La manera de comunicar

Hombres y mujeres: comportamiento, conciencia de la salud y comunicación

Se consideran a las mujeres más conscientes de la salud que los hombres. Las mujeres son más responsables de su propia salud.  En las familias las mujeres se dedican más a los temas de la salud, de una dieta sana, del cuidado corporal etc. Probablemente una consecuencia de su rol tradicional como madre.  Los hombres se muestran menos conscientes de la salud, lo que un dicho alemán describe de tal forma: trabajar hasta que llega el medico.

Y es verdad: La población masculina no utiliza los chequeos preventivos de salud tan frecuentemente como lo hacen las mujeres.

Promover el cuidado de la salud en los hombres no es fácil. Expertos estiman que eso es debido a la mayor disposición masculina de correr riesgos. Tanto en el sector salud, así como en otras áreas (por ejemplo en el deporte, en el tráfico, etc.). Otra causa la encontramos en el rol y el imagen del hombre en la sociedad. Es decir, ser fuerte, ser invencible, no mostrar debilidades, etc. Por eso muchos hombres a menudo niegan una enfermedad hasta que el diagnostico les abre los ojos, en ocasiones demasiado tarde.

Las mujeres y los hombres difieren también significativamente en su disposición a comunicar y proporcionar información sobre sus problemas de salud.  Una mujer habla más de sus trastornos físicos y psicosomáticos. Sea en una conversación con amigos y familiares o con su medico.

Los hombres hablan menos sobre sus posibles síntomas de una enfermedad.  Prefieren reprimir sus miedos correspondientes.  Mostrar miedo no acopla con la propia imagen masculina.

La causa por la que la medicina todavía no se diferencia de forma necesaria entre hombres y mujeres la explica el Profesor Dr. Martin de la universidad de Viena (Austria):

“Las dosis farmacológicas se basan en los estudios realizados en hombres así llamados típicos y representativos, es decir en hombres con un peso hasta 70kg. De tal manera se ignora las partes esenciales de la sociedad: los ancianos, los niños y las mujeres de todas las edades.”

El famoso cantante James Brown (1933-2006 ) ha tenido un éxito mundial con su canción “This is a man´s world” (es un mundo hecho de hombres, para hombres). Afortunadamente en muchas áreas de nuestra sociedad ya no es así.  Las mujeres han ganado terreno.  Esperemos que la emancipación femenina (y masculina) concerniente a la medicación no pare delante de las puertas de la medicina y de la farmacología. Hasta allí echamos un vistazo a la naturaleza que nos ofrece posibilidades inagotables, tanto para las mujeres como para los hombres.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com