Prevenir las varices con castaño de indias, hoja de parra y alforfón

Las varices son las consecuencias de extensiones venosas en las piernas debido a un tejido conectivo débil.  Las pequeñas arañas vasculares ya pueden ser los primeros signos de insuficiencia venosa.  Inicialmente presentan sólo un problema estético pero a largo plazo pueden convertirse en un riesgo real para la salud.

La prevención es un instrumento importante en ese contexto. Y la naturaleza nos ofrece por lo que  concierne al problema de las varices, unos remedios efectivos.

Las plantas medicinales más importantes en la lucha contra las varices

El castaño de indias dispone (especialmente en las hojas y las frutas) de saponinas y de flavonoides, que tienen un efecto positivo sobre los vasos de manera que promueven la circulación y el reflujo de la sangre al corazón.  Además estos ingredientes activos tienen la capacidad notable de sellar las paredes de los vasos sanguíneos.  Así por un lado el líquido ya no puede pasar por el tejido y por otro lado la sangre ya presente en el tejido puede volver a la vena. 

Gracias a este mecanismo se regula la presión en los vasos, se ayuda a eliminar edemas (también en el caso de edemas debidos a la radiación con rayos X), se fortalecen las venas y se estimula la circulación venosa.  Incluso los procesos inflamatorios leves, que a menudo se asocian con edemas o venas varicosas se alivian.  Pero no sólo respecto a las venas varicosas, incluso en el caso de hemorroides (que no son más que venas varicosas en un lugar particularmente delicado y doloroso) las sustancias del castaño de indias aumentan la circulación y favorecen el reflujo de la sangre al corazón.

El extracto de hoja de vid (la hoja de parra)

La hoja de parra ha demostrado en varios estudios científicos ser eficaz en el campo de la insuficiencia venosa.  Las personas que toman el extracto de hoja de vid tienen las piernas menos hinchadas, especialmente en la zona de las pantorrillas y del  tobillo lo que conduce a que no tienen que recurrir a medias de soporte.  Obviamente, la hoja de parra mejora el flujo sanguíneo a través de las venas y a causa de su capacidad de sellar evita que se produzcan fugas en los vasos.

El alforfón (trigo sarraceno)

Es una hierba anual que incluso en la Edad Media fue plantada en suelos escasos como un sustituto de cereales.  La hierba de alforfón o trigo sarraceno contiene hasta un 8% de rutina, es rico en flavonoides y numerosos minerales.  Estas sustancias soportan la estabilidad de las paredes venosas y por consiguiente previenen la formación de venas varicosas.  La hierba se puede preparar como un té o utilizarla en la cocina como un sustitutivo de la harina. 

Por supuesto, el trigo sarraceno y la hoja de parra están están disponibles como suplementos dietéticos en cápsulas, que en conjunto son un coctel revitalizante y descongestionante para las venas.

El desarrollo de las varices

La sangre se bombea continuamente a través de nuestros vasos sanguíneos.  Esta tarea es de todos modos muy difícil para el organismo, especialmente cuando se trata de transportar la sangre desde las piernas en contra del sentido de la gravedad en dirección al corazón.  Y esto aún mas porque las piernas dependen de un sistema complejo de transporte que se compone entre otros elementos de dispositivos venosos y musculares como mecanismos de bombeo, tales como las válvulas venosas.

Las válvulas venosas aseguran que la sangre fluya hacia el corazón.  Si la pared de la vena y el tejido conectivo están debilitados, las válvulas no funcionan adecuadamente.  La sangre se acumula en las venas,  las cuales se dilatan y forman una variz.  Inevitablemente, a estas venas varicosas se asocian  trastornos circulatorios.

Las venas varicosas pueden causar flebitis

Una de las razones más comunes para el desarrollo de venas varicosas es ciertamente un tejido conectivo congénito.  Pero también el estar  sentado o de pie constantemente (especialmente en combinación con la falta de ejercicio) pueden contribuir al desarrollo de venas varicosas.  Sin olvidar un estilo de vida malsano.

Las varices no sólo son un problema estético sino también la causa más común de la inflamación de las venasLa inflamación de las venas puede a su vez puede causar daño en las paredes de los vasos sanguíneos.  La lentitud del flujo de sangre debido a las varices puede contribuir a la formación de coágulos de sangre, que se depositan en las paredes, desencadenando así una inflamación de las venas.  Este desarrollo aumenta el riesgo de una trombosis de forma notable.

Lo que llama la atención es que en aquellas personas que sufren de mala circulación, a menudo se detecta un nivel de insulina elevada.  Este hallazgo sugiere una alteración del metabolismo de la glucosa que es responsable del desarrollo de los procesos inflamatorios en el cuerpo. 

Con el fin de normalizar el azúcar en la sangre, es necesario renunciar consistentemente (al menos temporalmente) a los cereales azucarados y a los alimentos ricos en almidón, ya que ambos aumentan en gran medida el azúcar en la sangre y los niveles de insulina.  Además se recomienda ser ahorrativo en el uso de los aceites vegetales que son ricos en ácidos grasos omega 6, tales como el aceite de girasol, el aceite de cártamo, el aceite de soja y el aceite de semilla de uva. 

Estos aceites contienen grandes cantidades de ácido linoléico, que puede convertirse en el cuerpo en el así llamado ácido araquidónico.  Y el ácido araquidónico, sin embargo, tiende (cuando se forma en el cuerpo en exceso) a desencadenar inflamaciones y a fortalecer inflamaciones existentes.  Además, la carne (especialmente la carne de cerdo) produce ácidos en el cuerpo que estimulan la actividad de los mensajeros químicos de las inflamaciones.

Qué hacer contra las varices?

Una de las medidas más importantes para la prevención de los procesos inflamatorios en el organismo es una dieta anti-inflamatoria de base.  Como en casi todos los aspectos de la salud, la alimentación tie

Esta medida es muy fácil de realizar y consta principalmente de cuatro elementos:
 

  • La toma diaria de los jugos de verduras verdes
  • Comer sobre todo ensaladas frescas, principalmente ricas en vitaminas
  • Variedad de vegetales (preferiblemente vegetales verdes)
  • Utilizar únicamente  grasas y aceites de alta calidad de forma natural, inalterada

Los aceites ideales son:

  • El aceite de coco (enlace aceite de coco San Bernardo)
  • El aceite de linaza (alto nivel de Omega 3, que tiene propiedades anti-inflamatorias y mejora el flujo de sangre
  • El aceite de oliva (para el calentamiento suave, y los alimentos crudos)
  • El aceite de avellana o de nuez  especial para la cocina fría

Además, el aguacate es una excelente fuente de grasas saludables (correcta relación ácido- grasa).
Dado que por lo general se producen muchos radicales libres durante los procesos inflamatorios es recomendable tomar regularmente antioxidantes.

El deporte y el ejercicio regulan la circulación

El ejercicio adecuado reduce la disposición del organismo a inflamaciones.  Muy recomendable son en este campo la natación, el senderismo, el ciclismo y el baile.  El ejercicio mejora la circulación en general y por lo tanto también en las piernas.

Finalmente algunas medidas realizables sin gastar mucho dinero

  • Evite estar sentado o de pie durante mucho tiempo, sino la sangre en las venas cae en las piernas, la presión aumenta, las piernas se hinchan.
  • No use ropa ajustada, ya que pueden interrumpir el flujo de sangre.
  • Ponga las piernas hacia arriba y si es posible aumente también el pie de su cama.  (No para personas con problemas del corazón!)
  • Use zapatos cómodos, solo con talón de altura normal
  • Evite los baños calientes, la sauna y la luz solar directa
  • Ponga compresas frías en las pantorrillas, eso  mejora la tensión vascular de las venas
  • Frote sus piernas diariamente con una crema de castaña de Indias 
  • En momentos de mucho cansancio y calor aplicar un spray refrescante o realizar un baño de hierbas y aceites para refrescar y relajar las piernas y pies sobre todo después de un gran esfuerzo físico pude ser de gran alivio

Las piernas tienen que cumplir una tarea enorme.  Por eso tenemos que dejarlas descansar regularmente y sobre todo evitar sobrepeso.  Cada kilo de más es una carga suplementaria para el organismo y especialmente para las piernas y los pies.

Compartir artículo:

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2020 Copyright - Cebanatural.com