La caspa. Causas y tratamientos

Se estima que la mitad de la población tiene problemas de caspa. Afecta indistintamente tanto a hombres como a mujeres, siendo más común en ellos, y puede llegar a ser muy molesta dependiendo del grado de severidad. Esta semana te explicamos qué puede causar la aparición de la caspa, como se trata y si podemos prevenirla.

Qué es la caspa

Básicamente, la caspa, clínicamente llamada Pitiriasis capitis, es una descamación del cuero cabelludo que se produce de forma excesiva. Mayormente va acompañada también de un leve picor (prurito).

El proceso de renovación de la piel en el cuero cabelludo dura unos 28 días. Se ha detectado que con la presencia de caspa este proceso se reduce hasta la mitad de tiempo.En el proceso de renovación de nuestra piel unas células llamadas queratinocitos se dividen, se desplazan hasta la superficie mientras maduran, pierden el núcleo, mueren y se desprenden para ir dando paso a otras nuevas, siendo este un proceso totalmente normal, continuo e invisible al ojo humano. Con la caspa, el proceso de renovación se da a una mayor velocidad en el cuero cabelludo, lo que provoca un aumento de la descamación que es visualmente apreciable.

Qué la causa

Originariamente se creía que el agente responsable de la aparición de la caspa era una levadura, el Pitirosporum ovale (actualmente llamado Malassezia furfur), habitual, junto a otros microorganismos, en nuestro cuero cabelludo, de ahí que a la caspa también se la llame pitiriasis. En la actualidad está más extendida la teoría que es precisamente la caspa la responsable de la excesiva presencia de esporas de Malassezia furfur. Es decir, que la caspa favorece la proliferación de este microorganismo, no al revés.

De hecho no está bien claro qué causa la aparición de la caspa, pero sí que existen varios factores que la pueden desencadenar y/o empeorar:

  • Factores hormonales: durante la adolescencia las glándulas sebáceas están muy activas a causa de la también gran actividad hormonal, produciendo más grasa. Es por eso que mayormente los problemas de caspa aparecen en esta época.
  • Estacionalidad y humedad: se ha observado una mayor presencia de caspa en sujetos que la sufren durante el invierno, mejorando los síntomas en verano. Los ambientes secos parecen ser también condicionantes ideales para la aparición de caspa.
  • Estrés: el estrés, la ansiedad o cualquier tipo de tensión nerviosa puede agravar los problemas con la caspa.
  • Alimentación: siempre decimos que los hábitos alimentarios pueden ser (y son) los responsables de la aparición de muchas enfermedades y otros factores que alteran nuestra calidad de vida, y aquí tenemos uno de ellos ya que el problema puede agravarse con una alimentación muy rica en grasas y carbohidratos.
  • Otros: utilización de productos cosméticos que alteran el pH del cuero cabelludo, la psoriasis, la hiperhidrosis en la zona del cuero cabelludo, cabello graso o la dermatitis seborreica pueden ser también desencadenantes en la aparición de caspa.

Diferentes tipos de caspa

La caspa, no solo supone un malestar físico por el picor que genera, también estético ya que la extrema actividad de las células hacen visible el problema.Existen básicamente 2 formas distintas de caspa, la seca y la seborreica.

  • La forma seca es la más frecuente y, como su nombre indica, está asociada con un cuero cabelludo seco. El tipo de caspa presenta forma de escamas muy finas, secas y de color blanco.
  • La forma seborreica está asociada con el cabello graso. Las escamas tienen un tono más amarillento, son también más gruesas y, al contener más grasa, quedan adheridas, pueden formar placas y enrojecimiento de la piel.>

Tratamiento y prevención

Los tratamientos dermatológicos van destinados a eliminar la excesiva presencia de la levadura Malassezia furfur, calmar el picor, eliminar el exceso de escamas, normalizar la secreción sebácea y regular el proceso de renovación de los queratinocitos.

El champú anticaspa es el tratamiento más utilizado. Los champús están formulados con principios activos de acción antifúngica. También contienen ingredientes que ayudan a eliminar las escamas, suavizan y alivian el picor.

Es importante saber qué tipo de caspa es con la que estamos afectados ya que, si nuestra piel está irritada, enrojecida y/o inflamada, lo conveniente es utilizar tratamientos suaves como el aloe vera o la caléndula.

Y, a parte de los champús, existen también lociones anticaspa y mascarillas capilares.

Es muy recomendable ir variando o alternar champús. La ventaja en este caso es que al cambiar los principios activos, no permitimos que nuestro cuero cabelludo se "acostumbre" y el tratamiento pierda efectividad.

La caspa puede prevenirse o, más bien, podemos reducir el riesgo de aparición aplicando medidas que sean amigables con nuestro cuero cabelludo. Esto pasa básicamente por evitar el uso de cosméticos agresivos, controlar la alimentación y el estrés.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com