Caminar o pasear, bajo el aspecto cientifico.

A veces las soluciones más simples son al mismo tiempo las mejores. Existen numerosos estudios científicos sobre el tema "la eficacia de la caminata” y los resultados son realmente impresionantes. Desde problemas de diabetes, articulaciones, hasta depresiones y estrés se pueden mejorar con un simple paseo diario.

El ejercicio mantiene el organismo en forma y promueve la salud. Y además, moverse no solo es una medicina efectiva sino también una medida saludable a bajo coste. Porque este tratamiento no necesita gimnasio, ni una bicicleta, ni otro equipo costoso. La voluntad de moverse es el único requisito necesario.  

Hacer ejercicio tampoco quiere decir que se torture físicamente hasta la falta de aliento. Ir a dar un paseo regularmente ya es suficiente. Pasear unas horas a la semana es una medida simple y muy efectiva para la salud. A veces las soluciones más simples son al mismo tiempo las mejores.  Además, se puede realizar esta forma de ejercicio en cualquier momento, sea por la mañana, por la tarde o por la noche antes de ir a dormir.

Pasear bajo el aspecto científico

Lo ideal, caminar con regularidad (cinco veces a la semana, 30 minutos).Existen numerosos estudios científicos sobre el tema "la eficacia de la caminata" y los resultados son realmente impresionantes:

  • Reduce el riesgo de glaucoma
  • Estimula la liberación de endorfinas (responsables del bienestar mental)
  • Alivia el estrés y la fatiga
  • Fortalece el sistema inmunológico
  • Reduce el riesgo de Alzheimer a la mitad
  • Mejora la salud del corazón y baja la presión arterial alta
  • Reduce el riesgo de diabetes
  • Fortalece los músculos y ayuda a las articulaciones a recuperar su flexibilidad
  • Alivia el dolor de las articulaciones y de la espalda
  • Frena la pérdida de la densidad ósea y por lo tanto reduce el riesgo de la osteoporosis  
  • Entrena el sentido del equilibrio
  • Frena los antojos de alimentos
  • Contrarresta la depresión y la ansiedad
  • Reduce el riesgo de muchos tipos de cáncer
  • Mejora el metabolismo y por lo tanto ayuda a perder peso

La velocidad del caminar

En el campo de la medicina del deporte, se define de un cierto modo el grado del beneficio para la salud mediante la velocidad con la cual una persona camina.  Es decir, se recomienda una velocidad de cinco a seis kilómetros por hora (cuando se hace senderismo). Un podómetro colocado al zapato es el instrumento ideal para controlar y ajustar la velocidad. Pero también caminar a velocidades más bajas demuestra efectos muy saludables. Ver articulo Caminar hacia un estado mejor de salud!

Los paseos reducen el estrés, incluso en los niños

En situaciones de estrés lo mejor es moverse de manera intensiva. Así, el exceso
de las hormonas del estrés puede ser degradadas de manera efectiva.

Este sistema de degradación de estrés funciona también con los niños. Por lo tanto los médicos recomiendan que vayan a pie al colegio o cojan la bici. Esta recomendación se confirma mediante los resultados de un estudio estadounidense. En este contexto los investigadores de la Universidad de Medicina de Buffalo informaron que la presión arterial y el pulso fueron más bajos durante la clase en aquellos niños que hicieron un paseo antes de venir al colegio. Además, se mostraron durante la clase menos nerviosos, menos preocupados y ansiosos que los niños que fueron traídos por sus padres en coche a la escuela.

Las caminatas contra la demencia

Caminar regularmente 3-4 veces a la semana influye en la actividad cerebral de manera positiva. En un estudio en ancianos que regularmente hicieron senderismo se observó una ralentización de un 50% del progreso inicial de la demencia. En este contexto un equipo de la Universidad de Pittsburgh en Pennsylvania reveló con la ayuda de las imágenes de la resonancia magnética que cuanto más largas eran las rutas recorridas de las personas afectadas, más aumentaba el volumen y la actividad del cerebro.

Los paseos alivian la diabetes y bajan el riesgo de presión arterial alta

En un estudio de pacientes con diabetes se descubrió que los paseos regulares (combinados con otros cambios saludables del estilo de vida) podrían frenar la progresión de la diabetes en un 60% de los participantes.

Cindy Lentino, la investigadora responsable de un estudio de la Universidad George Washington declaró que las personas que no tienen perro, y por lo tanto salen solo de vez en cuando de casa se ven tres veces más frecuentemente afectadas por la diabetes que los dueños de perros activos que les obligan de ir 3-4 veces al día de paseo. Además, el mismo estudio mostró que el riesgo de presión arterial alta en los dueños de perros activos es más bajo que en aquellas personas que no tienen perros.

Las caminatas son eficaces contra la depresión

Caminar regularmente o hacer a menudo senderismo influye también de manera
significativa en el grado de nuestro bienestar mental.

En un estudio estadounidense casi el tercio de los participantes que sufrieron de depresión declararon sentirse mentalmente incluso mucho mejor después de haber recorrido solo rutas cortas.

Después de que los científicos habían motivado a los participantes para hacer paseos más largos, la proporción de pacientes que se sentía mentalmente mejor aumentó casi al 50%. 

Un estudio de la Universidad de Portsmouth (Inglaterra) aporta otro enfoque interesante:

Los científicos declararon que los 6,2 millones de perros domésticos británicos tendrían un gran impacto en la salud de sus dueños, ya que los cuadrúpedos les "obligan"  incluso en periodos de mal tiempo o de mal humor salir de casa. Este hecho no solo conduciría al aumento de la actividad física sino también serviría para aumentar los contactos sociales. Y la oportunidad de unirse con otras personas para conversar e intercambiar opiniones activa las endorfinas que juegan un papel importante concerniente al bienestar mental.

Pasear para mantener las articulaciones y los huesos en forma

Las caminatas regulares fortalecen al cuerpo y proporcionan unas articulaciones más flexibles.Muchas personas que sufren de artritis en la rodilla reportan de que gracias a las caminatas regulares limitadas a 3 horas por semana podían bajar el dolor en las articulaciones de manera notable. Además declararon haber recuperado así una parte de su movilidad y flexibilidad inicial. 

En este contexto una noticia interesante para las mujeres: caminar regularmente durante cuatro horas a la semana puede reducir en mujeres en post-menopausia el riesgo de fracturas de cadera en un 40%. Y esto sin que las mujeres tengan que practicar adicionalmente otras actividades deportivas.

Las caminatas reducen el consumo de chocolate

Los científicos de la Universidad de Exeter (Inglaterra) anunciaron de acuerdo con un estudio realizado en 2012 con 78 amantes del chocolate que un paseo (aunque se llevó a cabo solo en la cinta de correr) puede proteger de antojos de chocolate.

El procedimiento  del estudio:

A los participantes les fue prohibido comer chocolate durante 48 horas. Después un grupo de participantes corrió durante 15 minutes en una cinta, el otro grupo se sentó durante este tiempo al escritorio.

Al cabo de los 15 minutos cada uno de los participantes recibió un bol con la misma cantidad de chocolate. El resultado del test concluyó que aquellos participantes que habían pasado previamente un tiempo en la cinta de correr comían un 50% menos de chocolate que los participantes que habían previamente pasado los 15 minutos al escritorio.

Caminar reduce el riesgo de cáncer

Los científicos del World Cancer Research Fund estiman que solo un ejercicio moderado de 45 minutos por día (p.e. una caminata intensiva) podría evitar solo en Gran Bretaña cada año 5.500 casos de cáncer de mama.

Los paseos prolongan la vida

Un estudio realizado por la Harvard University siguió a sus ex universitarios durante un período de 12 años. El resultado: aquellas personas que iban regularmente al paseo demostraron una tasa de mortalidad de un 23% más bajo que los participantes inactivos.

Únicamente 15 minutos de movimiento físico intensivo al día conducen a 3 años adicionales de vida.Otro gran estudio en el cual participaron 400.000 personas señaló que únicamente 15 minutos de movimiento físico intensivo al día  conducen a 3 años adicionales de vida. Además, cada cuarto de horas de ejercicio adicional puede reducir el riesgo de muerte de un 4%.

Mejor moverse en lugar de sentarse  

La American Cancer Society declaró que los hombres que pasaban su tiempo libre mayormente sentados tienen una tasa de mortalidad de un 20% más alto que los hombres activos. En las mujeres incluso la tasa de mortalidad se duplicó cuando pasaban seis o más horas al día sentadas.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com