La alimentación sana alivia ciertos trastornos relacionados con la edad avanzada.

Diabetes, artritis, osteoporosis, colesterol alto etc. Son algunos de los trastornos típicos de la edad avanzada. Insistimos en que una alimentación sana podría ser la clave para prevenir tales problemas y obtener calidad de vida siempre. Pero como sabremos lo que es bueno o malo para cada problema? Veamos...

En la vejez suelen aparecer problemas de salud típicos en esta fase de edad.

Aunque no sea posible evitar estos trastornos de forma completa, hay muchas posibilidades de aliviarlos logrando así una mejor calidad de vida.  Un instrumento muy importante en este contexto consta de una nutrición optimizada, es decir una  dieta hecha a medida para las necesidades del organismo mayor para que no padezca una deficiencia en nutrientes vitales.

La diabetes del adulto (la diabetes del tipo 2)

Este tipo de diabetes es mas común en mayores de mas de 40 años.

La característica de la diabetes del tipo, 2 es que no se trata de una deficiencia absoluta de insulina, sino de una deficiencia relativa. Esto significa que a pesar de que la insulina ya está formada, el sistema no puede funcionar correctamente, por lo que los receptores de la insulina están gastados o degenerados debido a la edad o a la obesidad presente.

Por lo tanto, las personas mayores afectadas deberían evitar las comidas que constan solo de carbohidratos.  Mejor es servirse de carbohidratos con un IG bajo (IG:indice glucémico: el efecto de un alimento que contiene carbohidratos sobre los niveles de azúcar en la sangre)  y consumir al menos 40 gramos de fibra por día.  Los ácidos grasos saturados no deben sobrepasar un 10% de la energía absorbida, ya que  promueven el LDL-Colesterol "malo".  Por eso se recomienda grasas vegetales de calidad con un alto contenido de ácidos grasos omega 3 y omega 6 (estos aceites regulan el colesterol "bueno" HDL) como el aceite de colza, el aceite de oliva, etc. 

Además una reducción del sobrepeso es irrenunciable, preferiblemente mediante la combinación de una dieta adecuada y actividades deportivas.  En este contexto una formación diabética que aproxima las reglas de una vida con esta enfermedad es esencial.

La osteoartritis y la artritis reumatoide

Las grasas de origen animal contienen sustancias que promueven los trastornos reumáticos.El desarrollo de estos trastornos se promueve entre otras cosas por la formación de los denominados eicosanoides, formados del ácido araquidónico, que sólo se encuentra en las grasas animales.  En particular, los ácidos grasos omega 3 (presentes en muchos aceites vegetales y en el pescado) puede frenar esta formación.  Por lo tanto las grasas animales deben ser evitadas.

Sugerencia: al menos dos raciones de pescado a la semana, y mucha soja.  Además poco o nada de alcohol y (de acuerdo con el médico) proveer al organismo en forma de suplementos alimenticios de las vitaminas A, C y E o de los elementos traza como el  hierro, el cobre, el cinc y el selenio.  Los ácidos grasos omega-3 se encuentran también en los siguientes alimentos: el salmón, las anchoas, las sardinas, el arenque y los aceites de nuez, de linaza y de soja.

La osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad sistémica del esqueleto que demuestra una disminución de la masa ósea y un deterioro de la micro-arquitectura del tejido óseo, lo que conduce a un aumento de riesgo de fractura. Por lo tanto, es importante preocuparse ya en la juventud de un suministro adecuado de calcio, es decir de tomar suficiente leche y productos lácteos.  Para las personas mayores se aconseja: comer poca proteína y sal, beber poco café y alcohol, y asegurar la ingesta adecuada de vitamina D.  La ingesta de altas dosis de calcio, sin embargo, es controvertido.

Y como en todos los casos, el ejercicio moderado es un aliado irrenunciable para la salud, a cualquier edad y bajo cualquier condición somática. 

La actividad física alienta al ser humano hacia el bienestar tanto del cuerpo como el mental, y lo libera de tensiones acumuladas bien sea por la misma enfermedad o por el estrés que genera el sentirse enfermo.

La gota

La elevación de los niveles de ácido úrico en la sangre (la hiperuricemia) causa la gota.  La hiperuricemia es la consecuencia de un trastorno en el metabolismo de la purina (una base nitrogenada, las purinas forman parte de los ácidos nucleicos) con la deposición de sales de ácido úrico que no se degradan y conducen a la inflamación local aguda.  En la mayoría de los casos este desarrollo afecta a las articulaciones (la artritis gotosa).  Por eso es importante conseguir una dieta pobre en purina o estrictamente sin purina. 

Las personas que padecen gota deben eliminar todo tipo de asaduras y alimentos con alto contenido en ácido úrico.Pobre en purina significa: un máximo de 100 gramos de carne, salchichas o pescado por día.  Estrictamente sin purina significa: las mismas cantidades, pero máximo dos veces a la semana. Mejor es suministrase las proteínas en forma de leche, productos lácteos y productos vegetales pobres en purina.  La toma de alcohol no se recomienda.

Pero se aconseja un aumento de la ingesta de bebidas no alcohólicas, como el té, el café y el agua. Además los pacientes que padecen de gota deben abstenerse completamente de la asadura (contiene grandes cantidades de ácido úrico) como el hígado, los riñones, las mollejas y el corazón, así como de ciertos tipos de peces (la trucha, la carpa, la platija, el arenque salado),  los crustáceos (las langostas, los cangrejos), los guisantes, las habas y las lentejas.

Los trastornos cardíacos y vasculares

En este contexto la enfermedad mas común es la aterosclerosis que se refiere a los cambios degenerativos en la pared arterial.  Esta dolencia puede conducir a consecuencias graves, tales como el derrame cerebral, el infarto de miocardio, trastornos circulatorios periféricos, aneurismas, etc.. Por lo tanto  la ingesta de grasas de origen animal debe ser evitada lo máximo posible.  Por el contrario el arenque, la caballa, el salmón y el atún son permitidos porque contienen niveles altos en ácidos grasos omega-3.  Igualmente positivos se presentan las grasas vegetales contenidas en los granos enteros, las legumbres, las patatas, las frutas y las verduras, porque adicionalmente a sus niveles altos en omega-3 ofrecen también el omega-6.

Cuando se habla de los trastornos vasculares se tiene que nombrar lógicamente la presión arterial alta (a partir de una presión arterial superior a 140/90 mmHg, medida varias veces en sucesión).

Las contramedidas: Eliminar el exceso de peso, reducir el consumo de sal a un máximo de 6 gramos por día, evitar el alcohol, garantizar la ingesta adecuada de potasio, de magnesio, de calcio, de vitaminas y de fibra.

La hiperlipidemia

El omega 3 debería estar presente en la alimentación de los mayores por sus múltiples beneficios. Muchas personas mayores también sufren de la llamada hiperlipidemia (un aumento de los niveles de grasa y de colesterol  en la sangre, causada en general por una dieta con demasiada grasa) que puede conducir a problemas vasculares graves.  Por lo tanto, se debe respetar una dieta pobre en grasa y en colesterol. 

Además evitar el alcohol y el azúcar, los dulces, y las sustancias sustitutivas del azúcar (fructosa, sorbitol, xilitol).  Cambiar la dieta quiere decir también, utilizar productos sanos que contienen mucho omega-3, tales como el aceite de colza, la caballa, el arenque, el atún, el salmón y utilizar  harina de grano entero en lugar de la harina blanca.

En el caso de la hipercolesterolemia (colesterol alto en la sangre) las recomendaciones dietéticas son las siguientes:

Reducción de la ingesta de grasas (hasta un 7 a 10 por ciento de la ingesta total de energía por día), cocinar sin grasas lo máximo posible, no utilizar grasas de origen animal ni las grasas hidrogenadas, utilizar los granos enteros, las verduras, las patatas, las legumbres y las frutas ricas en pectina (manzanas, peras), rehuir la asadura y el marisco.  Sin embargo los huevos son permitidos debido a su contenido de lecitina, lo que ayuda a reducir el colesterol.

Los cálculos urinarios

Los dos tipos más comunes de los cálculos urinarios son los de calcio oxalato (70-75 %) y los cálculos de ácido úrico (10-15%).  Las siguientes recomendaciones son aplicables a ambos tipos de cálculos: 

Beber 2,5 - 3,5 litros por día, tomar un máximo de 0,8 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal al día, evitar la purina (que se encuentra en las vísceras de los animales, en las sardinas, en el arenque, en la piel de los peces o aves de corral) restringir la ingesta de sal, comer alimentos ricos en fibra como los cereales integrales, las ensaladas, las frutas y las verduras.

El reflujo

Para prevenir la acidez estomacal, se debe renunciar a bebidas alcohólicas (especialmente por la noche), evitar el café, el chocolate y las bebidas ricas en azúcar.  Además se recomienda de repartir la alimentación diaria (comida y cena) en varias pequeñas comidas esparcidas por el día, sobretodo ricas en proteínas y baja en grasa y azúcar. 

El alcohol, el azúcar y bebidas gaseosas o estimulantes no deberían incluirse en la dieta de los mayores.El alcohol, el azúcar, las bebidas gaseosas, y las estimulantes no deben incluirse en la alimentación de las personas mayores.  Así se trata el estomago con cuidado.  Sobre todo por la noche es preferible de contenerse para que el estomago no tenga que trabajar demasiado, lo que aumentaría el nivel de la acidez estomacal.

 Los cálculos biliares

Para luchar contra la formación continua de los cálculos biliares hay dos  contramedidas importantes:

La cuota alimentaria de grasas y carbohidratos refinados debería ser bajado al favor de una dieta alta en fibra.  En el caso de sobrepeso, esto tiene que ser reducido de forma lenta y definitiva.

El estreñimiento  

En la tercera edad  un 30% a 60% de la personas a menudo sufre de estreñimiento.  La gran mayoría de las personas mayores afectadas se refiere a las mujeres.  El miedo que el estreñimiento conduzca al auto-envenenamiento es infundado.  Cada cuerpo necesita su tiempo individual para limpiarse, e incluso intervalos hasta 100 horas aun no se consideran como anormal.  Para promover la digestión se recomienda la absorción de al menos 30 gramos de fibra por día, garantizar una hidratación suficiente y conseguir una dieta rica en potasio (verduras, patatas, tomates, frutos secos, etc.)

La fibra es fundamental para promover la digestión y evitar así  laxantes que agreden y hacen perezoso al intestino.Los laxantes no son aconsejables porque a la larga el intestino  se acostumbra a este apoyo artificial, se vuelve perezoso y por lo tanto empieza de perder su impulso.  Sin embargo si el estreñimiento aparece de hoy a mañana de forma violenta y duradera, un control medico es inevitable para descartar la posibilidad de un cáncer.

La conclusión

En general con la edad disminuye la tasa metabólica basal.  Esto significa que el cuerpo requiere menos energía para el rendimiento de los órganos.  Además la demanda de energía será menor, porque normalmente las personas de una edad avanzada se mueven menos que las personas mas jóvenes.  Pero moverse poco en la edad avanzada y comer como un joven esta acompañado de la gran probabilidad de aumentar peso incluso todas las consecuencias negativas.  Para evitar esto existe solo una medida:

Conseguir una nutrición sana, rica en nutrientes y baja en calorías!

Comentarios de usuarios

Rosa Montserrat

2013-11-19

La leche animal no es aconsejable, en absoluto. Tampoco lo es la soja.
De ello hay suficientes estudios que lo demuestran.
Les aconsejo el libro El Estudio de China, en él encontrarán mucha información sobre la nocividad de los lácteos..

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com