La menta: un delicioso y refrescante remedio

El aroma de la menta que varía entre fresco, suave, picante, y dulzón, hace de esta hierba un verdadero estimulante. Sus propiedades van mucho mas allá que un ingrediente en la cocina. La menta es un remedio comprobado que se recomienda para tratar el intestino irritable, el dolor de cabeza, problemas de las vías respiratorias y para muchas otras aplicaciones terapéuticas.

La Menta, Una hierba medicinal con tradición

La menta es un remedio comprobado en el caso de dolor de cabeza, resfriados y trastornos gastrointestinales.  Su aplicación es muy simple:

Se recomienda la toma en forma de cápsulas cuando se trata del intestino irritable, contra el dolor de cabeza es preferible utilizar el aceite esencial de menta, y la inhalación de la menta se aconseja para aliviar las vías respiratorias congestionadas.

La menta (mentha piperita) pertenece a la familia labiatae. El género incluye 25 especies de hierbas perennes aromáticas repartidas por toda Europa, Asia y África.

El efecto medicinal de la menta se debe principalmente a su alto contenido en aceites esenciales.  La menta consiste en mayor parte (alrededor de un 50-80%) de mentol.  Además contiene mentona, flavonoides, taninos y sustancias amargas.  Los diferentes tipos de menta también difieren en sus ingredientes.  Por ejemplo en los tipos suaves de menta se encuentran apenas ingredientes que promueven la salud.

La menta tiene ya desde hace miles de años un gran valor en la medicina natural.

Cuando los expertos hablan de "la menta", piensan "mentha piperita".  De las demás mentas, la mentha piperita difiere notablemente por su alto contenido en mentol y su sabor que recuerda a la pimienta (en latín: piperita = pimienta).  En primer lugar este mentol es el ingrediente más importante que facilita a la planta sus efectos beneficiosos para la salud.

El efecto medicinal de la menta se debe principalmente a su alto contenido en aceites esenciales.En la medicina natural se utilizan las hojas de la planta, porque las glándulas situadas en la superficie de la hojas son las fuentes del aceite esencial que demuestra los siguientes efectos:

  • Antimicrobiano
  • Antiviral
  • Estimulante mental
  • Antiespasmódico (relaja los músculos lisos del tracto gastrointestinal)
  • Calmante (sobre todo para la vesícula biliar)
  • Regulador  y promotor de la digestión

La mitología

El nombre de la planta "Mentha" deriva según una leyenda griega de una ninfa llamada "Minthe", que fue al punto de ser secuestrada por el codicioso "Hades" (el rey del averno) cuando su esposa celosa "Perséfone"  intervino y convirtió  Minthe en una planta: la menta!

La menta ayuda al estómago y al intestino,  especialmente en el caso de:

  1. Indigestión
  2. Distensión
  3. Gastritis

La menta activa el mecanismo anti-dolor y ayuda a eliminar gases intestinales.En todo tipo de trastornos digestivos (comida pesada, el estómago sobrecargado, el proceso digestivo demasiado lento, náuseas, hinchazón, etc.)  los efectos neutralizantes de la menta ayudan a poner todo de nuevo en equilibrio.  Además la menta estimula la producción de jugos biliares asegurando así su fluidez y evitando al mismo tiempo la apariencia de espasmos biliares.

En el estómago, la menta estimula la secreción de jugos gástricos, lo que acelera el vaciado gástrico y causa al mismo tiempo un efecto estimulador del apetito.  Un efecto muy apreciado especialmente en niños y en personas en convalecencia.

En el intestino el té de menta actúa claramente carminativo.  Este efecto alivia los dolores abdominales debidos a la flatulencia.

Sin embargo, para las personas con problemas estomacales crónicos se desaconseja tomar el té de menta en forma pura de manera que se debe preparar una mezcla de menta y manzanilla.  

La menta para el síndrome del intestino irritable

Padecer el síndrome del intestino irritable a menudo significa para los afectados una restricción significativa de la calidad de vida.  Los principales síntomas suelen consistir en calambres abdominales con diarrea impredecible.

Dado que la menta es un remedio probado contra los espasmos y los calambres del tracto gastro-intestinal, su uso se recomienda lógicamente también en el caso del síndrome del intestino irritable.

Remedios con mentaBajo la influencia de la menta los músculos del intestino se relajan notablemente, las delicadas células nerviosas se calman y los gases intestinales pueden ser eliminados de forma suave. Además, el mentol contenido en la menta activa el mecanismo "anti-dolor" en las paredes del intestino, lo que reduce la sensación de dolor. 

Adicionalmente la acción antibacteriana de la menta inhibe el crecimiento de las malas bacterias intestinales y mejora de esta manera el ambiente intestinal.

La menta para el sistema respiratorio

En el caso de resfriados el aceite esencial de la menta ayuda mediante la producción de secreción y su efecto antibacteriano a liberar las vías respiratorias congestionadas.  Tome en estos casos (dependiendo de los síntomas) un baño en agua enriquecido con algunas hojas de menta y unas gotas de su aceite, inhalando de forma intensiva el vapor ascendente.  La inhalación de estos aceites esenciales conduce a que los cilios en los bronquios se alientan ayudando a la tos a eliminar mas fácilmente los mocos pegados.

La menta tiene un efecto beneficioso para los músculos

Concerniente al dolor muscular o piernas hinchadas el aceite esencial de la menta proporciona un alivio notable mediante su efecto calmante y refrescante a la vez.  Incluso los trastornos debidos a eczemas, al reumatismo o a contusiones pueden ser tratados con este aceite (aplicado externamente).

La menta y el dolor de cabeza

El dolor de cabeza está en un 80% de los adultos europeos relacionado con el estrés.  En este contexto las personas afectadas se quejan por lo general de un dolor opresivo ya sea en el área de la frente, en ambos lados del cráneo o en el occipucio.  Además estos pacientes son propensos a una mayor sensibilidad, sobre todo a la luz y al ruido.

El dolor de cabeza está en un 80% de los adultos europeos relacionado con el estrés. Aproximadamente un 40% de estas personas se deciden por la auto-medicación, es decir: tomar  analgésicos. Los analgésicos atenúan a través del sistema nervioso central la sensación de dolor.  Estos medicamentos, especialmente cuando se trata de una combinación de diferente tipos de analgésicos para lograr una mayor inhibición del dolor, tienen a la larga efectos secundarios dañinos (especialmente concerniente el hígado y el riñón).

Por estos motivos vale la pena recurrir en primer lugar a la menta.  En particular, en la cefalea tensional el aceite de esta planta proporciona un alivio rápido debido a su efecto anti-convulsionante. 

El aceite se aplica localmente en la frente y en las sienes donde desencadena un estímulo frío a la piel, que entonces conduce a un bloqueo de las señales de dolor al cerebro mientras los músculos se relajan.

Ya en 1996,  un estudio (doble ciego, controlado con placebo (Goebel et al. 1996) demostró que el aceite de menta (10%) diluido en etanol y aplicado en la frente y en las sienes no solo es significativamente eficaz contra la cefalea tensional, sino también tan eficaz como dos pastillas (1g) del analgésico paracetamol! A los 15 minutos se produjo en los pacientes tratados con aceite de menta un efecto calmante, que incrementó durante los siguientes 45 minutos.

En 2010, otro estudio (Borhani Haghighi et al. 2010) investigó la eficacia de una solución al 10% de mentol en la migraña.  El resultado: El 38,3% de los pacientes tratados con la solución de mentol estuvieron libres de dolor después de dos horas.  Incluso la intensidad de los típicos síntomas acompañantes de la migraña (náuseas, sensibilidad al sonido y a la luz) fue significativamente más bajo que en el grupo placebo.

Así el aceite de menta ha podido demostrar científicamente su eficacia. Por eso se considera este producto natural como una alternativa valiosa a los medicamentos tradicionales. Otras ventajas: no tiene efectos secundarios y no es caro.

La menta y el herpes

El labio estira y pica, y ya sabemos que probablemente se acerca un herpes labial.  ¿Qué hacer?

Los resultados científicos indican que el aceite de menta tiene un efecto anti-viral directo sobre los virus del herpes simplex.  Un estudio realizado por la Universidad de Heidelberg encontró que sólo tres horas después del tratamiento del virus herpes simplex tipos 1 y 2 con aceite de menta, el  99% del virus fue destruido.  Especialmente cuando se aplica el aceite desde los primeros síntomas, este producto natural inhibe la adhesión del virus a las células, evitando así la propagación de la infección.  No olvidar, que es necesario repetir la aplicación  cada 4-5 horas.

El te de menta frio o caliente, en invierno y en verano.

Infusion de mentaEsta planta aromática ofrece sus propiedades refrescantes.

Una bebida exquisita a base de hojas de menta y agua, no debería faltar en las comidas, las hojas de menta frescas o secas sirven como aditivo a muchas elaboraciones culinarias, pero como ingrediente en bebidas refrescantes y digestivas no tiene precio.

En muchas partes del mundo árabe esta infusión con su aroma fresco y su sabor fuerte y picante, forma parte de la cultura.  Son comunes las preparaciones de bebidas tanto frías como calientes a base de esta hierba que sola o simplemente acompañada del limón se convierte en una exótica bebida que estimula el cuerpo.  Incluso en el verano se toma caliente y aun así tiene efecto refrescante para el cuerpo.

Hablando de las propiedades refrescantes de esta planta, podemos decir que su efecto como refrescante se debe a que su componente mentol, contribuye a mejorar la circulación, de forma que ayuda a irrigar mas sangre hacia las ultimas capas de la piel donde la evaporación hace que se refresque mas rápido.

La infusión concentrada de hojas de menta promueve la transpiración lo cual es un remedio efectivo para casos de fiebre, para bajar los síntomas de resfriados y gripe y para aliviar el dolor de garganta.

Las vaporizaciones con hojas de menta (pueden acompañarse de hojas de limonero y eucalipto) son efectivas para aliviar la congestión nasal y el dolor de cabeza producto de estos síntomas.  combinándolo con las unciones del aceite de menta puede ser un remedio muy efectivo y sin molestos efectos secundarios de los analgésicos..

El té de menta también es efectivo para reducir los síntomas ocasionados por el estrés, para equilibrar los nervios y conseguir un sueño reparador.  Lo mejor de todo, su delicioso sabor a pesar de ser un remedio!

Conclusión

Mas y mas científicos se interesan por la menta  y sus efectos positivos.  Actualmente se encuentran 270 estudios con el tema "el aceite esencial de la menta" en las publicaciones médicas (PubMed).  Y se estima que en los próximos años la menta va entrar aún más en el foco de la medicina moderna.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com