La deficiencia de selenio causa muchos trastornos de la salud

Las cantidades de selenio necesarias para que el organismo funcione correctamente son pequeñas y rara vez ocurre una deficiencia, pero en caso que esta se llegue a producir, podrían verse afectadas importantes funciones vitales del cuerpo como las del corazón, el cerebro, el metabolismo y el sistema nervioso entre otras.

Las propiedades básicas del selenio

El notable efecto antioxidante y la capacidad de unir metales pesados representan las dos propiedades básicas del selenio. Ambas características ayudan a proteger las células contra los ataques de los radicales libres fortaleciendo al mismo tiempo el mecanismo de defensa del organismo. Por lo tanto un suministro suficiente de selenio es una importante medida preventiva para contrarrestar muchos problemas de salud. Desafortunadamente la mayoría de las personas padecen hoy en día de una deficiencia de selenio, lo que a la larga arrastra consecuencias negativas para la salud.

El selenio es un oligoelemento esencial, lo que significa:

  • Es de interés vital
  • El organismo necesita solo pequeñas cantidades
  • El cuerpo no lo puede producir por sí mismo

Solo las plantas disponen de la capacidad de asumir a través de sus raíces
el selenio inorgánico de la tierra para convertirlo en
selenio orgánico y luego almacenarlo.

Consumiendo plantas con su contenido de selenio orgánico podemos cubrir el requisito de selenio de nuestro organismo. Esto requiere, sin embargo, que las plantas puedan desarrollarse en una tierra rica en selenio. Por desgracia hoy en día en Europa, así como en muchas otras regiones del mundo, la tierra es pobre en selenio.

Responsable de la deficiencia grave de selenio inorgánico en la tierra es su extensa acidificación debida por un lado a la lluvia ácida y por otro lado al uso de fertilizantes que contienen sulfato. Además el aumento de las fuertes lluvias (cada vez más fuertes y más frecuentes) inundan la tierra regularmente, eliminando así más y más el selenio de la tierra.

A parte de estos factores se observa un aumento de metales pesados en la tierra, tales como el mercurio, el cadmio, el aluminio, el plomo y el arsénico (sobre todo en los centros industriales y en las áreas metropolitanas). Estas sustancias causan un cambio drástico concerniente a la calidad de la tierra lo que conduce en última instancia a que la absorción de selenio por las plantas sea obstaculizada de forma significativa.

El selenio es esencial para la salud

El selenio se encuentra en diferentes concentraciones en todos los órganos y tejidos de nuestro cuerpo. El selenio está presente en:

  • El hígado
  • El riñón
  • El corazón
  • El páncreas  
  • El bazo
  • El cerebro
  • Los ojos
  • Los testículos
  • Los glóbulos rojos
  • Las plaquetas sanguíneas


La cantidad más grande de selenio se encuentra en el
músculo esquelético (aproximadamente un 40%).

En el caso de una deficiencia de selenio el organismo redistribuye automáticamente las pequeñas cantidades almacenadas según las necesidades prioritarias del cuerpo. Es decir, suministra en primer lugar el selenio a los tejidos y los órganos que sirven al mantenimiento de las funciones vitales del cuerpo. Estos incluyen principalmente la glándula tiroides, las paratiroides, la pituitaria, la glándula pineal, el páncreas, las glándulas suprarrenales, los órganos reproductores y el sistema nervioso central.  Solo la presencia de selenio garantiza su funcionamiento adecuado.

Este hecho pone de manifiesto la importancia que tiene el oligoelemento selenio a pesar de que se necesita solo cantidades mínimas para mantener el cuerpo saludable.

El selenio protege todas las células y es uno de los antioxidantes importantes que protegen al organismo de los radicales. Estos elementos perjudiciales atacan las paredes de las células con el objetivo de penetrarlas para destruirlas por completo. Este mecanismo promueve diversos trastornos, entre ellos:

  • Los problemas de los ojos de los ojos
  • Los trastornos cardiovasculares
  • El cáncer
  • La esclerosis múltiple
  • El Parkinson (cuando los radicales libres atacan a las células nerviosas)
  • El Alzheimer (ataque a las células del cerebro)

Las dolencias asociadas a procesos inflamatorios crónicos tales como la artritis, la colitis ulcerosa, la tiroiditis, etc. están también relacionadas con los radicales libres, porque cada ataque desencadena de nuevo el proceso inflamatorio.

El selenio: un oligoelemento que ayuda en la lucha contra el cáncer

El selenio previene la degeneración celular la cual puede iniciar el desarrollo del cáncer.El selenio (pertenece a la familia "glutatión peroxidasa", se considera debido a su poder antioxidante como una protección muy eficaz contra el cáncer. El mecanismo de la así llamada "glutatión peroxidasa" captura en el interior de la célula los radicales libres infiltrados, para inhibir que destruyan  los genes responsables del mantenimiento de la vida.  De esta forma el selenio previene la degeneración celular la cual puede iniciar el desarrollo del cáncer.

Este efecto protector del selenio en relación con el cáncer fue comprobado claramente en numerosos estudios científicos.  Se mostró, entre otras cosas, que un suministro suficiente de selenio protege a las células de sustancias cancerígenas, especialmente en el contexto de la aparición del cáncer de la próstata, de pulmón, del esófago, del estomago y del cáncer de colon. Por lo tanto, en una dosis individualmente ajustada, el selenio representa un instrumento excelente en el campo de la prevención del cáncer.

El selenio es esencial para las tiroides

El selenio es (a parte del yodo) el oligoelemento más importante para las tiroides.

Mediante el control de la activación y desactivación de las hormonas tiroideas, el selenio asegura un suministro equilibrado del cuerpo con hormonas tiroideas. Por un lado el selenio convierte la pro-hormona "tiroxina" (T4) en la hormona activa "triyodotironina" (T3). Por otro lado, si es necesario, el selenio puede desactivar el T3, convirtiéndolo en la hormona inactiva "diyodotironina" (T2). Las hormonas son mensajeras químicas que influyen de forma notable en los procesos biológicos del cuerpo, tales como nuestro comportamiento y nuestros sentimientos.

Todo esto son procesos químicos extremadamente complicados en los cuales las tiroides juegan un papel importante. Debido a esta tarea, el suministro de selenio a las tiroides no solo es irrenunciable sino también tiene prioridad absoluta. Es decir, en el caso de una deficiencia de selenio el organismo suministra el selenio en primer lugar a las tiroides y luego al cerebro.

Selenio estimula el sistema inmunológico

El selenio dispone de la capacidad de ligar los metales pesados en la tierra como en el cuerpo humano. El selenio dispone de la capacidad de ligar los metales pesados como el aluminio, el arsénico, el plomo, el cadmio y el mercurio, y eso tanto en la tierra como en el cuerpo humano.  De esta manera los metales pesados no pueden causar daño en el organismo. A parte de su efecto antioxidante el selenio ayuda de esta forma al sistema inmunológico aún más. Además, el selenio estimula la producción de anticuerpos los cuales pertenecen al sistema inmune y que tienen la tarea de eliminar los agentes patógenos y otras sustancias contaminantes. Cuanto mayor sea el número de anticuerpos, más fuerte es el sistema inmune en su lucha contra enfermedades.

Un último aspecto interesante sobre el selenio: ¡aligera y mejora el ánimo!

Las personas con niveles bajos de selenio padecen frecuentemente sensaciones de ansiedad incluso síntomas de depresión. Estos trastornos afectan de forma grave la calidad de vida de los así afectados. Varios estudios demostraron que en tales situaciones una administración de selenio puede ayudar a restablecer su bienestar mental.

Por ejemplo en un estudio alemán (doble ciego), una mitad de los sujetos tomaron durante un período de cinco semanas diariamente 100 microgramos de selenio, la otra mitad recibió un placebo. En el grupo "selenio", el estado de ánimo mejoró de forma notable, en el grupo "placebo" no se observó casi ninguna mejora. Este efecto positivo del selenio sobre la psique se pudo demostrar de manera impresionante en otros numerosos estudios.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com