Acai. Un fruto de gran interés.

Con el nombre de acai es conocido el fruto comestible de la palmera Euterpe oleracea, muy consumido en Brasil, especialmente en las zonas de donde se cosecha, en el norte del país. La composición y sabor único del acai ha hecho que el aprecio por esta baya traspase fronteras.

El árbol y su aprovechamiento

Euterpe oleracea es una palmera muy común en la región del Amazonas. Produce unas bayas llamadas acai, açaí o naidí, entre otros nombres. El árbol es conocido como açaizeiro (portugués), palmera de acai (en español) o simplemente acai, también entre otros nombres.Euterpe precatoria es otra de las palmeras de las que puede extraerse acai. 

Dado que el Amazonas abarca varios países y la palma de acai puede encontrarse repartida allí por donde esta gran selva se expande: Ecuador, Bolivia, Perú, la Guayana Francesa, Venezuela, Panamá, Surinam, República de Guyana y Brasil, es en este último donde más tradición de consumo hay de las bayas de acay, además de ser el principal productor.

Como todos los árboles de la familia de las palmeras (arecáceas), crece en ambientes húmedos y temperaturas suaves. En el caso del acai, gusta de zonas inundables y riberas de ríos.

La palmera puede superar los 20 metros de altura y produce unos frutos que cuelgan en forma de grandes racimos por debajo de la base de sus hojas. Cada palmera puede producir hasta 4 de estos racimos al año y de cada uno de ellos puede recolectarse entre 3 y 6 Kg de bayas.

Pero de la palmera no solo se aprovechan los frutos. También el tronco y las hojas se utilizan como materia prima para la elaboración de diversos productos, básicamente de consumo local, con los que obtienen materiales para la fabricación de viviendas, utensilios y bolsas entre otros... De las raíces se elaboran diversos remedios tradicionales y de los brotes de palmeras jóvenes se obtiene también palmito para el consumo humano.

La fruta acai y sus efectos sobre la salud

Los frutos de acai constan de pequeñas bayas esféricas que tienen un tamaño de entre 1 cm y 2 cm. Cuando alcanzan la madurez adquieren un color púrpura muy oscuro. Las semillas del acai son de gran tamaño y pueden suponer hasta el 95% del volumen. Parte importante también es una capa grasa que alcanza un espesor de entre 0,5 y 1,5 mm. La parte externa, la piel, es fina y suave y es donde se concentran los flavonoides que le dan su color característico. El acai se cosecha durante la segunda mitad del año, entre julio y diciembre. Se trata de un producto muy perecedero, por lo que, fuera del mercado local, es muy difícil encontrar acai fresco.

En cuanto a su composición nutricional, estamos ante una fruta calórica, debido básicamente a su contenido en grasas. Aunque los números varían en función de la fuente de consulta ya que la composición varía también dependiendo del origen geográfico, a grandes rasgos puede determinarse que la fruta de acai contiene entre un 30 y 40% de grasas, sobre un 40-50% de carbohidratos (algunas fuentes señalan un contenido de hasta más de un 90%) y algo más del 10% en forma de proteínas.

Sobre el perfil lipídico, muchos comparan el acai con el aceite de oliva y el aguacate ya que, de las grasas presentes, sobre ¾ partes son en forma de ácidos grasos insaturados, de los cuales, entre el 50 y el 60% como ácido oleico (omega 9).

En referencia a los micronutrientes, si bien contiene algunas vitaminas y minerales, no destaca ninguno de manera especial como para ser considerado “fuente de”.  

Lo que sí destaca del acai son sus fitonutrientes. Compuestos fenólicos entre los que se encuentran las antocianinas, antocianidinas, responsables de las tonalidades de las grupas.

La capacidad como antioxidante de estas sustancias bioactivas es sin duda lo que despierta más la atención del acai.

Los antioxidantes muy importantes en la prevención y tratamiento de algunas enfermedades. Están ligados a otras funciones como la de ejercer como antiinflamatorios. De hecho, en un estudio prospectivo de intervención nutricional realizado en 40 mujeres sanas en el que tuvieron que consumir 200 gramos de pulpa de acai durante 4 semanas, se observó que los marcadores inflamatorios séricos de antes y después de la intervención mostraban una disminución de las concentraciones de moléculas proinflamatorias.

Como neuroprotector, el acai, junto con zumo de limón, demostró ejercer su papel en otro estudio en el que se observó su capacidad como inhibidor de las colinesterasas, de gran interés en el campo de estudio de las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.  

Otras de las propiedades del acai con las que se está investigando es su papel como antihipertensivo y vasodilatador. También como anticonvulsivo y para el tratamiento de procesos alérgicos.

No son pocos los estudios que se están realizando sobre el acai, sus componentes y la actividad de estos sobre nuestra salud, para protegerla y tratar algunas patologías. Sabemos que, en muchas de ellas, el estrés oxidativo juega un importante papel, tanto para el desarrollo de unas como para el empeoramiento de otras. El acai, al igual que otros muchos elementos del mundo vegetal, con su potencial antioxidante, es un gran aliado y un muy buen candidato para formar parte de nuestra “red” de apoyo para nuestra salud.  

Consumo de acai

En las zonas de producción es fácil encontrar acai fresco. En Belém (Brasil), en el mercado Ver-o-Peso es habitual encontrar puestos de venta de esta fruta, tanto fresca como en zumo que elaboran al momento.

También puede encontrarse la fruta congelada o desecada y molida (acai en polvo), con la cual se preparan batidos, helados y también zumos.

Con la inquietud de poder aprovechar las maravillosas cualidades del acai, es posible encontrarlo en forma de complemento alimenticio, en polvo o en extracto. O en forma de infusión mezclado con otras hierbas y especias.

Blog posts relacionados

Productos relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional dsanitario. No se debe sustituir o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento médico.
© 2009-2022 Copyright - Cebanatural.com