Protección bucal con propóleo

El propóleo es un compuesto producido por las abejas para proteger las colmenas y también un producto que nosotros utilizamos por sus descritas funciones protectoras. De entre todas ellas, llama la atención las propiedades del propóleo para la salud bucal.

¿Qué es el propóleo?

La RAE define el propóleo o propóleos (en plural) como "sustancia cérea con que las abejas bañan las colmenas o vasos antes de empezar a obrar". También es conocido como própolis, aunque este último término no lo tienen recogido (de hecho, si escribes "própolis" te deriva hacia "propóleo").

Ampliemos un poco más esta información desgranando esta definición, que, aunque no lo parezca, nos explica mucho.

¿Qué es la sustancia cérea?

El propóleo es una mezcla de diferentes sustancias vegetales, principalmente exudaciones vegetales que las abejas de la especie Apis melífera recolectan y procesan mezclándolas con secreciones salivales y cera hasta formar una amalgama con la que poder trabajar (quizá por eso que la RAE lo define como "sustancia cérea").

En el propóleo también pueden encontrarse aceites esenciales y polen.

¿Qué significa cuando indican que "bañan las colmenas"?

El propóleo es utilizado como elemento estructural de las colmenas y de protección frente a la entrada de intrusos y elementos patógenos. Sus componentes (de los que os escribimos más adelante) son muy eficaces cuando se trata de "deshacerse" de otros animales que quieren entrar en la colmena.

Pongamos por caso que un animal o insecto es eliminado por las abejas después de haber "osado entrar en sus dominios". En ocasiones, deshacerse del cuerpo les es imposible, sobre todo si se trata de animales más grandes. Es aquí cuando el propóleo hace su función. Las abejas envuelven el cuerpo con esta "sustancia cérea", lo que evita la descomposición y los problemas que ello conllevaría. El cuerpo queda embalsamado.

¿Y lo de los "vasos antes de empezar a obrar"?

Dentro de la colmena, las celdillas son recubiertas también con propóleo antes de ubicar en ellas los huevos (antes de obrar). Esto aporta impermeabilidad a los espacios a la vez que los mantiene en un ambiente estéril.

¿Qué contiene el propóleo?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que químicamente el propóleo varía bastante dependiendo de la zona donde vivan las abejas, ya que, como es lógico, la recolección de los elementos vegetales estará sujeta a la flora disponible allá donde habiten estas importantes criaturas. Es más, dentro de una misma colmena también puede variar la composición del propóleo.

Los propóleos (utilizaremos el plural para englobarlos a todos) se componen básicamente de elementos flavonoides provenientes de las resinas, responsables también de la actividad biológica. De hecho, el contenido en resinas es el parámetro de medida y calidad que se utiliza para los propóleos, seguido del contenido en ceras y de material insoluble.

Otros compuestos que encontramos en los propóleos son los azúcares, polioles, ácidos grasos, minerales y otros fitoquímicos como ácidos fenólicos y terpenos.

El color del propóleo será también indicativo del tipo de resinas predominantes. Podemos encontrar propóleo de color marrón oscuro, pasando por todas las tonalidades hasta llegar al amarillo casi blanco.

¿Qué propiedades tiene el propóleo?

Como agente protector de la colmena, el propóleo presenta acción antimicrobiana.

El propóleo es utilizado por el ser humano desde hace miles de años. Ya los egipcios utilizaban polen para embalsamar los cuerpos.

También se le atribuyen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, cardioprotectoras, antitumorales, cicatrizantes y preventivas en la formación de caries.

Podemos encontrar propóleo en complementos alimenticios destinados a fortalecer el sistema inmune, para tratar catarros, para aliviar molestias en la garganta, antitusivos… y también en la industria cosmética.

¿Qué relación tiene el propóleo con la salud bucal?

Nuestra cavidad bucal es la vía de entrada de muchos elementos patógenos. Además, en toda la zona bucofaríngea aparecer alteraciones como aftas, herpes, infecciones tipo amigdalitis, caries, nos podemos provocar pequeñas heridas al comer (con alimentos duros, mordeduras) o por intervenciones odontológicas.

Son las propiedades antimicrobianas del propóleo las que lo hacen un gran candidato para tratamientos en afecciones bucales. De especial interés es su papel a la hora de inhibir microorganismos responsables en la progresión de la caries.

Su actividad antiinflamatoria y cicatrizante supone una gran ayuda en caso de gingivitis y aftas.

Podemos encontrar en el propóleo un gran aliado en los tratamientos bucodentales. Tanto para ayudar a paliar afecciones como para prevenirlas.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com