Ortiga. Una maravillosa mala hierba

La ortiga es una planta de la cual solemos huir o, como mínimo, evitar. Pero más allá de sus pelitos urticantes, la ortiga esconde unos beneficios que pueden ayudar a mejorar nuestra calidad de vida.

La ortiga es el nombre común de un género de plantas llamadas Urtica, cuya familia, las urticáceas se caracterizan, como bien intuimos, por poseer efectos urticantes cuando sus hojas entran en contacto con la piel.

El género urtica está muy extendido a nivel mundial y es la ortiga mayor (urtica dioica) la más común. Es considerada una mala hierba ya que es común encontrarla por los sitios habitados por el hombre, al borde de caminos, entre cultivos, en jardines... A la ortiga le gusta la humedad y la tierra removida y rica en nitratos o residuos orgánicos.

Quizá sea por esta convivencia en común que de la ortiga hemos aprendido a extraer todos sus beneficios.

Su mala fama

Sin duda, la mala fama de la ortiga es a causa de su papel urticante. De ahí su nombre. Aunque no queda clara la etimología de la palabra, lo que sí lo está es el picor, ardor e inflamación que causa en nuestra piel con el simple roce de sus hojas y tallos.

¿A qué se debe?

Si tenemos la oportunidad de poder observar la planta a muchos aumentos, podemos ver que en la superficie de la misma hay distribuidos pequeños pelitos, también llamados tricomas, en cuya base se aprecia un pequeño depósito donde se concentra el líquido urticante.

Cuando tocamos la superficie de las hojas, esos pelos se clavan en la piel e inyectan su contenido, un líquido compuesto por ácido fórmico en su mayoría que provoca la reacción de nuestro sistema inmunológico. Nuestras defensas trabajan para contrarrestar o neutralizar el ácido provocando la tan conocida respuesta (escozor, hinchazón e incluso la aparición de pequeñas ampollas y rojeces en la zona de roce).

La buena hierba

Peeeero, tras sus tricomas urticantes, tras su apariencia tosca y tras su mala fama, la ortiga guarda un sinfín de propiedades que, quien la conoce bien, sabe aprovechar. Hay quien diría que la ortiga lo único que hace es guardar a buen recaudo su precioso tesoro.

Si se quieren tomar frescas, hay que ponerlas en agua caliente para que suelten los pelitos urticantes.A nivel nutricional, la ortiga es una planta rica en fibra, proteínas y carbohidratos y baja en grasas. Posee minerales como el hierro, el calcio, potasio y magnesio, vitaminas del grupo B, vitamina C y provitamina A.

También destacan diversos taninos, clorofila y mucílagos.

Estamos ante una planta muy versátil que se ha utilizado (y se utiliza) como alimento, como remedio, como fibra textil e incluso como insecticida.

En lo referente a la salud, la ortiga trabaja como:

  • Diurética: Por su contenido en minerales, la ortiga es un buen diurético favoreciendo la eliminación de líquidos y por consiguiente el exceso de toxinas. Tomar infusión de ortiga con asiduidad o preparados a base de ortiga, puede ayudar ante situaciones de ácido úrico, artrosis, hipertensión y otras dolencias que mejoran al reducir la retención de líquidos.
  • Digestiva: como estimulante intestinal y por la presencia de mucílagos, la ortiga es un buen aliado para favorecer la digestión. Esta mejora de nuestra función digestiva se hace efectiva tanto si se toma la ortiga en forma de infusión como si se consumen las hojas frescas.
  • Próstata: tradicionalmente la ortiga se ha prescrito también para ayudar frente a la inflamación de la próstata. De hecho, muchos preparados para esta afectación incluyen entre sus ingredientes la ortiga.
  • Anticaspa: nuestro cabello y cuero cabelludo son dos grandes beneficiados del uso de la ortiga. Tanto la caspa como la dermatitis seborreica pueden combatirse con la ayuda de la ortiga. De hecho, no es de extrañar que encontremos champús anticaspa con extractos de ortiga en su composición.
  • Astringente: sobre todo sus raíces son ricas en taninos, con demostrado poder astringente, lo que puede ayudar en caso de diarreas.

La ortiga lleva tanto tiempo con nosotros que sus propiedades no nos son desconocidas.

Aun así, siendo la naturaleza como es, estamos seguros que no tardaremos mucho en ampliar los beneficios que podemos sacar de esta maravillosa mala hierba.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com