Oídos sanos con tratamientos naturales

El oído es el órgano del equilibrio y la audición y se divide en 3 partes, oído externo, medio e interno, estas partes trabajan conjuntamente para recoger los sonidos de nuestro entorno y procesarlos, enviando señales al cerebro para su interpretación.

Partes del oído

El oído externo está conformado por el pabellón de la oreja (que es la parte que podemos ver) y el conducto auditivo exterior (donde se produce la cera, sustancia que protege el conducto auditivo). Su función es captar o recibir los sonidos.

El oído medio tiene como misión transformar las ondas sonoras recogidas por el oído externo y transmitirlas al oído interno. Esta función la hace a través del tímpano (una lámina de piel muy fina, fuerte y tensada) que separa el oído medio del externo y de la cadena de huesecillos u osículos que está formada por los tres huesos más pequeños y delicados de todo el cuerpo:

  • El Martillo
  • El Yunque
  • El Estribo

El cerebro se encarga de integrar todas las partes para que podamos escuchar.Cuando las ondas sonoras llegan al tímpano hacen que éste vibre y mueva la cadena de huesecillos. Primero el martillo golpea al yunque, el yunque a su vez golpea el estribo haciendo comunicación entre los 3 y éstos al vibrar ayudan al sonido a llegar al oído interno.

El oído interno: cuando el sonido llega a la cóclea o laberinto (la cóclea está llena de un líquido que se mueve), las vibraciones causan un movimiento en los diminutos pelitos que cubren las células del interior de la cóclea, haciendo que se creen unas señales nerviosas que el cerebro interpreta como sonido, el cerebro se encarga de integrar todo para que podamos escuchar.

El oído, ademas de ser el órgano de la audición, es el órgano del equilibrio ya que ayuda como su nombre indica a mantener el equilibrio; En el oído interno hay tres conductos llamados canales semicirculares que al igual que la cóclea contiene líquido y miles de pelitos microscópicos. Cuando movemos la cabeza este líquido también se mueve, desplazando los pelitos que a su vez transmiten señales nerviosas al cerebro sobre la posición de la cabeza e inmediatamente el cerebro envía la información a los músculos adecuados para que se pueda mantener el equilibrio.

El oído, además de ser el órgano de la audición, es el órgano del equilibrio. Por eso muchas veces cuando hacemos un movimiento brusco como giros o agacharnos, el líquido que está dentro de los canales semicirculares sigue moviéndose y cuando dejamos de movernos viene una sensación de mareo o pérdida de equilibrio (esto ocurre porque el cerebro se confunde y esta recibiendo dos mensajes contradictorios). Cuando el líquido deja de moverse dentro de los canales semicirculares, el cerebro recibe la información correcta y recuperamos el equilibrio, desapareciendo a la vez la sensación de mareo.

El oído es un órgano delicado y sufre en muchas ocasiones las consecuencias de algunas enfermedades, inflamándose, alterándose y deteriorándose. Además, factores externos como la contaminación acústica, una incorrecta limpieza o la introducción de objetos pueden afectarlos gravemente.

Pérdida de la capacidad auditiva (hipoacusia)

Puede producirse por diversas circunstancias:

  • Envejecimiento
  • Exposición a altos niveles de decibelios
  • Discapacidad por nacimiento
  • Enfermedad viral del oído interno
  • Consecuencia de alguna enfermedad mal tratada.
  • Trastornos cerebro vasculares

Los tratamientos para la pérdida auditiva dependen de la causa. Sin embargo, a menudo no existe cura y se compensa la pérdida con dispositivos de ayuda o en algunos casos  con el trasplante del tejido afectado.

Debemos proteger los oídos contra el ruido, los reproductores con excesivo volumen, igualmente de la radio o la televisión, intentar usar tapones en los viajes en avión, tapar los oídos con la mano cuando pasemos por una obra con maquinaria ruidosa, en definitiva no exponerlos a niveles elevados de ruido constante ya que se puede producir una pérdida de audición que puede ser irreversible.

El oído también requiere cuidados específicos y precauciones como mantener la higiene. Se pueden limpiar con una gasa húmeda hasta donde el dedo permita llegar, sin embargo el oído interno no se debe manipular, el uso de bastoncillos hace el efecto contrario ya que empujan la cera o suciedad hacia dentro, lo ideal es hacerlo con una solución de agua marina e isotónica que ayuda a evitar los tapones de cera.

El uso de piercings en las zona cartilaginosa del pabellón, a menudo se infectan y derivan en una patología conocida como oído de coliflor, que consiste en la ausencia de riego sanguíneo en la zona afectada, provocando la muerte del tejido. Para este problema no existe cura ni siquiera con la cirugía estética.

La otitis es una de las afecciones más comunes del oído. Es el resultado de alteraciones de la trompa de eustaquio.Debemos evitar la otitis, sobre todo cuando se deriva de la gripe o algún proceso infeccioso de las vías respiratorias altas. Una gripe mal cuidada o un proceso alérgico pueden terminar en una otitis.

La infección afecta el oído medio puesto que los tubos dentro de los oídos se taponan con fluidos y moco, obstruyendo el paso del sonido.

La trompa de Eustaquio es un pequeño tubo que conecta el oído medio con la parte posterior de la nariz, permite que el aire del exterior entre en el oído medio. Este tubo, que se abre al tragar, ayuda a mantener una misma presión de aire a ambos lados del tímpano, un factor importante para oír con normalidad y no sentir molestias.

La conexión de la trompa de Eustaquio con el oído medio explica por qué las infecciones respiratorias superiores (como un resfriado común), que inflaman y bloquean la trompa de Eustaquio, pueden producir infecciones en el oído medio o incrementar la presión en dicha parte del oído, lo que produce dolor.

El peligro de una otitis infecciosa es que puede producir lesiones permanentes en la delicada estructura del oído como sordera o que la infección pueda progresar afectando la zona más interna.

Los remedios naturales con plantas medicinales

Para afecciones como la otitis se puede recurrir al uso de remedios naturales con plantas medicinales que además de aliviar, ayudan a prevenirla. Recordemos que la mucosa otorrinofaríngea es uno de los primeros filtros de defensa a las agresiones exteriores infecciosas o tóxicas, el estímulo de las defensas reduce la producción de episodios infecciosos en el organismo.

Entre las plantas más interesantes para la prevención se encuentran:

Las Antiinfecciosas como el eucalipto, el enebro, la esencia de pino y las hojas de mirto.

Las inmunológicas, entre ellas la Equinacea y el regaliz.

Las antiinflamatorias como puede ser el castaño de indias y el harpagofito.

Las depurativas, la bardana, el diente de león y la zarzaparrilla.

Se pueden tomar en forma de infusiones, jarabes y extractos.

Para la salud en general de los oídos es importante la ingesta de vitaminas como la A, C y E y suplementos nutricionales que ayudan a regenerar las mucosas.

Al igual que los ácidos grasos esenciales, que son importantes en el proceso de las defensas corporales, para ellos podemos recurrir a las semillas de lino, el aceite de borraja o de onagra y los suplementos de zinc, selenio, betacaroteno y los flavonoides. Sin embargo su administración es conveniente que sea vigilada por un especialista de la salud.

Cualquier síntoma de dolor, disminución en la capacidad de escuchar, necesidad de volumen en las conversaciones, la radio y la TV, pueden indicar un inicio de la pérdida de la capacidad auditiva o una afección relacionada. Debemos estar alertas a cualquier alteración y tratarla antes de que progrese o se vuelva irreversible.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com