La diabetes: la parte amarga del azúcar dulce

El termino "diabetes" describe una afección que resulta de la incapacidad del páncreas de producir suficiente insulina para regular los niveles de azúcar en la sangre. La consecuencia: A la larga un nivel elevado de azúcar conduce a daños graves para la salud. Sin embargo con unos pequeños cambios de hábitos, el riesgo de padecerla disminuirá considerablemente.

Diabetes del tipo 1 y 2

Alrededor del 90% de las personas afectadas de la diabetes no son diabéticos desde su nacimiento, sino que se ven enfrentados a este trastorno durante el curso de su vida.  Esta forma de diabetes, se denomina la diabetes del tipo 2, y afecta generalmente a personas en la edad adulta y en la mayoría de ellos a personas particularmente obesas.

La característica de la diabetes del tipo 2 consta en una producción limitada de insulina, lo que significa que la cantidad producida de insulina no es suficiente para garantizar el funcionamiento adecuado del  mecanismo regulativo del nivel de azúcar en la sangre.

Diabetes del tipo 1

En lo que concierne la diabetes en la edad infantil o juvenil, se trata sobre todo de la diabetes del tipo 1. Esta forma de diabetes, que puede ser causada por trastornos genéticos (infección o una enfermedad del sistema inmune) afecta a aproximadamente un 5% de todos los diabéticos.

¿Qué factores pueden desencadenar la diabetes del tipo 2?

El desarrollo de la diabetes se ve favorecida por los hábitos alimenticios poco saludables. Estos se refieren en primer lugar al consumo excesivo de azúcar, de carbohidratos y de grasas. Además, la obesidad y la falta de ejercicio aumentan el riesgo de la diabetes tipo 2.  Por eso no se debe olvidar, que ya una pérdida de peso de un 5%  ¡puede reducir el riesgo de diabetes a la mitad!

Para reducir el riesgo de la diabetes una dieta equilibrada es irrenunciable. Para reducir el riesgo debemos vigilar la dieta a conciencia. En otras palabras: se debe acostumbrar a consumir mucha fibra pero poco azúcar, pocos hidratos de carbono, reducir la grasa y practicar alrededor de unos 150 minutos de ejercicio a la semana. 

Esta estrategia evita en un 50% de las personas, el desarrollo de la diabetes 2.

Los primeros signos de la diabetes pueden incluir los síntomas siguientes:

  • Aumento de la micción
  • Sed intensa
  • Fatiga, debilidad, descenso del rendimiento
  • Pérdida inexplicable de peso

Las posibles consecuencias de la diabetes

  • El pie diabético (desde leves trastornos circulatorios hasta amputaciones)
  • Alteraciones sensoriales (sensación de hormigueo en los brazos y en las piernas)
  • Trastornos circulatorios graves
  • Endurecimiento de las arterias (aterosclerosis)
  • Desde ataques cardíacos hasta derrames cerebrales
  • Daño en los ojos, incluyendo la ceguera
  • Daño renal
  • Daño en los nervios
  • Infecciones de la piel
  • Mala cicatrización de heridas

Estos daños se pueden evitar tomando las medidas preventivas enumeradas anteriormente. Es decir, alimentarse de forma sana, perder peso y practicar ejercicio. Todo lo contrario a la imagen de la derecha.

Estas medidas son tan efectivas que pueden incluso estimular de nuevo la producción de insulina en una fase, en la cual el páncreas está  a punto de abandonar su producción.

El  mecanismo del páncreas y de la insulina

Cada vez que tomamos azúcar o comemos alimentos que se descomponen en azúcar, el nivel de éste en la sangre aumenta.  Por lo tanto, el páncreas se ve obligado a liberar la hormona insulina.  Junto con el azúcar la insulina circula a través de todo el sistema vascular actuando como una especie de llave que abre los receptores en la superficie celular para que el azúcar en la sangre pueda entrar en las células.

Las tareas de la insulina:

  • Bajar el nivel de azúcar en la sangre
  • Suministrar al organismo el azúcar necesario para la producción de energía o para su almacenamiento en las células

Cuanto más se suministre al organismo con azúcar o hidratos de carbono, más insulina debe liberar el páncreas.  Esta cadena conduce en última instancia a que el páncreas no llegue a producir suficiente insulina para contrarrestar la cantidad abundante de azúcar. La consecuencia:

Las células se hacen resistentes a la insulina!

Se habla ya de una "epidemia" mundial de la diabetes

Según una prognosis actual del Centro Estadounidense para el Control y la Prevención de Epidemias (CDC) en 2050 será cerca de un tercio de los adultos afectados por la diabetes.  Por lo tanto varios terapeutas alternativos estadounidenses recomiendan una guía consistente en seis consejos sencillos. Cuya efectividad está comprobada.

1 Cero azúcar industrial

Ya cuando se toma en consideración sólo este consejo, se nota sin falta los efectos positivos para nuestro bienestar y nuestra salud.  Pero eso supone renunciar completamente a cualquier tipo de azúcar procesado industrialmente.  Esto incluye el azúcar de mesa, de caña, de remolacha, etc.  (La alternativa:  La estevia ver articulo relacionado.

2. Utilizar los llamados "super-alimentos", "superfood"

Como "super-alimentos" se consideran suplementos alimenticios, que son particularmente ricos en sustancias vitales.  Estos incluyen por ejemplo los batidos verdes.  Es decir, batidos preparados de mezclas de hojas verdes y de verduras, enriquecidos de algas como la espirulina y la chlorella en suplemento, del aceite de coco o de frutas orgánicas de cultivos bío.

Otra sugerencia: La leche de almendras es también una merienda rica en nutrientes. Su preparación:  Moler finamente un puñado de almendras (incluyendo la piel marrón) en una batidora.  Después añadir 300 mililitros de agua y 3 a 4 dátiles y mezclar todo hasta que se obtiene una consistencia espumosa.

3. Los ejercicios deportivos

En el conjunto con las medidas para prevenir  o  controlar la diabetes, incluso una caminata de sólo 30 minutos demuestra un efecto positivo.  Es decir no se trata de establecer un nuevo récord sobre los 100 metros.  Lo único importante en ese contexto consta en practicar los ejercicios diariamente!

4. Almacenar el sol

El sol es como un medicamento: lo importante es respectar la dosis justificable.Más del 70 % de los estadounidenses blancos sufren de deficiencia de vitamina D.  En Europa esa cuota es casi la misma.  Según los expertos esta deficiencia de luz solar favorece el desarrollo de muchos problemas de salud, tales como la diabetes, el cáncer, los trastornos del corazón y de los riñones, la esclerosis múltiple, etc.  Por lo tanto, es importante de tomar regularmente el sol, bien entendido en cierta medida.  El sol es como un medicamento: lo importante es respectar la dosis justificable.

5. Utilizar alimentos frescos en lugar de alimentos procesados industrialmente.

Se recomienda no utilizar el pan blanco clásico del supermercado, sino el pan ecológico sin aditivos que se vende en tiendas especializadas.  Además es aconsejable servirse de leche de almendras en lugar de leche de vaca, de reducir el consumo de queso, de renunciar a embutidos salados curados (contienen demasiado nitritos) y de comer frutas y verduras crudas de cultivación ecológica.

6. Tener cuidado de un nivel suficiente de magnesio

La relación entre la diabetes y una deficiencia de magnesio aún no está bien clarificada.  Sin embargo, los estudios existentes muestran que una gran parte de los diabéticos sufren de una deficiencia crónica de magnesio.  Por supuesto, el magnesio no  cura la diabetes, pero sin magnesio la curación es mas difícil sino imposible. 

Aparte de la diabetes causada por factores genéticos no rectificables, esta dolencia a menudo es la reacción biológica del cuerpo
a un estilo de vida no saludable. 

Teniendo claro que hay tres factores claves que se consideran como disparadores de la diabetes mellitus tipo 2 y que son:

La obesidad, la falta de ejercicio y la preferencia por una dieta alta en carbohidratos.  Podríamos sacar una conclusión inversa que demostraría que:

El peso normal, la actividad física y una dieta saludable son elementos efectivos para prevenir o curar la diabetes del tipo 2.  La diabetes del tipo 1, sin embargo, se considera mas como un golpe del destino que encima parece ser relativamente inmune a las influencias externas.  Pero incluso en la diabetes del tipo 1, un estilo de vida saludable fortalece el cuerpo de manera que el riesgo de daños resultantes disminuye. 

Controlar los niveles de azúcar es indispensable en cualquiera de los casos de diabetes. En este contexto no podemos olvidarnos de la canela en combinación con el cromo y el cinc, ayudan a equilibrar un elevado nivel de azúcar, no en vano durante siglos se ha considerado la canela como un remedio tradicional, siendo una especia valiosa para diversos trastornos de salud.

 

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2021 Copyright - Cebanatural.com