Hígado

Se muestran 1 - 1 (de 1)

El hígado

El hígado es uno de los órganos más grandes y con más actividad de nuestro cuerpo. Es clave para el proceso digestivo ya que por él circula toda la sangre proveniente del estómago, intestino y bazo a fin de obtener los nutrientes. Pero no solo eso, también los fármacos y sustancias de desecho pasan por el hígado para su eliminación posterior. Podemos decir de él que es el gran filtro de nuestro organismo.

Entre sus muchas tareas se encuentran:
  • La transformación de algunos alimentos cuyos nutrientes se deben modificar químicamente en el hígado antes de ser aprovechados por el cuerpo como energía
  • La depuración de gran parte de las toxinas de la sangre
  • La regulación de la coagulación sanguínea
  • El almacenamiento de hierro
  • La producción propia de colesterol
  • Producción de bilis para su posterior almacenamiento en la vesícula biliar
Además, el hígado tiene una enorme capacidad de regeneración. Aun así, no debemos abusar de sus cualidades ni relajarnos en exceso, ya que los malos hábitos mantenidos en el tiempo pueden pasar factura. La mala alimentación, el consumo de alcohol o el abuso de fármacos pueden afectar el correcto funcionamiento del hígado.

Afortunadamente, el hígado es un órgano agradecido y protegerlo resulta una tarea sencilla si adoptamos un estilo de vida saludable con una alimentación rica en elementos vegetales, potenciar el consumo de grasas insaturadas, especialmente omega 3, ingerir cereales integrales, reducir el consumo harinas refinadas y azúcar, hidratarse correctamente y eliminar el consumo de alcohol, gran enemigo del hígado.

Apoyar el trabajo del hígado con complementos que ayuden a su depuración será un valor añadido para proteger la salud de nuestro órgano más trabajador.