El aceite de coco en la vista general de las diferentes grasas

El aceite de coco es rico en ácidos grasos saturados de cadena media. Una de las ventajas de los ácidos grasos con cadenas de longitud media y corta es que el cuerpo puede absorberlos directamente, obteniendo así un suministro de energía rápida. El aceite de coco es además rico en vitaminas y minerales entre otros nutrientes.

El aceite de coco

Se obtiene de las semillas de la palma de coco, es decir, de los cocos. Al principio se seca la pulpa o la carne de los cocos para prensarlos después. De esta manera se extrae el aceite de coco (también llamado "manteca de coco") que debido a su bajo punto de fusión (25-27°C) se presenta en los países de producción (los países tropicales) de forma líquida.

En los países tropicales este aceite se ha considerado desde siempre un alimento importante y particularmente sano. A pesar de la ingesta de muchos ácidos grasos saturados, en estas zonas no hubo muchas personas que padecieran de dolencias cardíacas. También los trastornos degenerativos se produjeron sólo desde la propagación del azúcar y de otros alimentos refinados que llegaron mediante la civilización a estos pueblos primitivos.

Uno de los libros más importantes sobre este tema proviene del Dr. Weston A. Price "Nutrition and physical degeneration" (la nutrición y la degeneración física).

En este libro el Dr. Price documentó ya en los años 30 del siglo XX., el impresionante estado de salud de los pueblos primitivos en todo el mundo y de su lenta pérdida debida al cambio en la dieta en la cual el uso de los alimentos altamente refinados se extendió cada vez más.

La luz, el calor, el oxigeno y la homogeneización transforman una grasa sana en un alimento malsano.Además, hoy en día se sabe que un aceite considerado saludable puede convertirse rápidamente en un alimento malsano cuando está expuesto a los efectos destructivos tales como el calor, la luz, el oxígeno, la hidratación y la homogeneización. Los medios de comunicación a menudo informan sólo de manera superficial sobre este tema, es decir no prestan suficientemente atención a estas influencias, especialmente cuando se trata de valorizar las diferentes calidades de los aceites.

La sociedad de hoy cayó obviamente en un error acerca de la importancia de las grasas en la dieta diaria, y desafortunadamente solo muy pocas personas tienen conocimientos suficientes sobre este tema de importancia vital.

El aceite de coco biológico hecho en primera prensada de cocos frescos es:

  • 100% cultivo orgánico y natural
  • No refinado
  • No desodorizado
  • No blanqueado
  • No hidrogenado
  • No homogeneizado
  • Es ideal para la salud ya que contiene las vitaminas B1, B2, B3, B6, C, E, ácido fólico, calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio y zinc

La aplicación del aceite de coco

  • Se conserva en un recipiente cerrado a la temperatura ambiente
  • A una temperatura inferior a 25°C, el aceite de coco se pone sólido y va tomando un color lechoso, Pero este cambio no influye su calidad
  • Se recomienda tomar diariamente 1-3 cucharaditas de aceite de coco biológico junto a las comidas
  • Utilizar aceite de coco para cocinar (freír, asar o también para untar en el pan)
  • El aceite de coco es perfectamente adecuado para el uso externo (cuidado de la piel)
  • También sirve como un aditivo para el baño
  • Como acondicionador para el cabello (poca cantidad sólo en las puntas)

Los ingredientes del aceite de coco

véase el artículo aceite de coco

El aceite de coco es rico en ácidos grasos saturados de cadena media. Sus principales propiedades: el bajo punto de fusión, la consistencia sólida (a temperaturas por debajo de 25°C), la buena digestibilidad y un gran numero de efectos beneficiosos para la salud.

La composición de los ácidos grasos

En relación a los ácidos grasos totales, valores aproximados:

  • Un 90,5% de ácidos saturados
  • Un 7% de ácidos grasos mono-insaturados
  • Un 2,5% de ácidos grasos poli-insaturados

El malentendido en el contexto del colesterol

El colesterol contribuye a los procesos de curación y a la formación de hormonas vitales.Cuando los radicales libres dañan las arterias, el cuerpo produce colesterol para reparar los daños. Pero el colesterol no sólo contribuye a los procesos de curación en el cuerpo, sino también a la formación de hormonas vitales. Además, protege contra las enfermedades cardíacas y el cáncer. 

Sin olvidar que el colesterol a un nivel adecuado es necesario para que la serotonina pueda actuar sobre el cerebro. Un bajo nivel de serotonina promueve la agresión y el desarrollo de la depresión la cual incluso puede crear la tendencia al suicidio.

En otras palabras, el colesterol juega un papel muy importante en lo concerniente al mantenimiento de la salud. Por eso el cuerpo lo produce por sí mismo.

La importancia de las grasas

Las grasas y los aceites contenidos en nuestra dieta no sólo nos proporcionan las importantes vitaminas liposolubles tales como las vitaminas A, D, E y K, sino que también son la base para la formación de la pared celular, las hormonas y las prostaglandinas que controlan todas las funciones del cuerpo al nivel celular. Incluso para la conversión del beta-caroteno en la vitamina A, el organismo necesita las cantidades correspondientes de grasa en la dieta. Y eso porque los ácidos biliares responsables para mantener este mecanismo son segregados sólo después del consumo de grasa.

Las grasas y los aceites adecuados crean las condiciones necesarias para una buena salud.Las grasas y los aceites adecuados crean las condiciones necesarias para una buena salud.  Por el contrario, las grasas malas la socavan a largo plazo. 

Durante milenios, la humanidad supo apreciar los beneficios del aceite de oliva, del aceite de linaza y del aceite de sésamo. Pero hoy en día, por ejemplo, se sirve de la soja para la producción de aceite porque se acopla mejor a la maquinaria moderna.

El principal problema con los aceites poliinsaturados es el hecho de que se ponen fácilmente malos cuando están expuestos a los efectos deletéreos de calor, de la luz y del oxígeno. Esta inestabilidad conduce a la formación de radicales libres que atacan el cuerpo, causan daños en los órganos y en el ADN, y por lo tanto son en alto grado cancerígenos.

Por estos motivos el cuerpo necesita apoyo en su lucha contra los radicales libres. Es decir, necesita más vitamina E y de otros antioxidantes, pero su suministro a través de la dieta no es tan fácil, debido a que se han perdido durante el proceso de refinación.

Las posibles consecuencias de consumir este tipo de alimentos desnaturalizados constan entre otros en los problemas generales de salud, en un proceso de envejecimiento acelerado (tanto físico como mental), así como ciertos trastornos, tales como la artritis, el reumatismo, el Parkinson y el Alzheimer.

Las grasas saturadas, mono-insaturadas, poli-insaturadas

Todas las grasas se clasifican en saturadas, mono-insaturadas y poli-insaturadas. Las grasas animales contienen aproximadamente un 50% de grasa saturada. Además son sólidas en la temperatura ambiente.

Los aceites vegetales provenientes de zonas climáticas más frías contienen la cantidad más alta en ácidos grasos poliinsaturados y son líquidos a la temperatura ambiente. Por el contrario, el aceite de coco saturado se presenta de forma líquida en los países tropicales y solido en nuestras zonas.

Las grasas también se diferencian por la posición de sus cadenas de ácidos grasos. En el aceite de coco se encuentran los ácidos grasos de cadena corta y media, mientras que la carne de ternera ofrece principalmente los ácidos grasos de cadena larga, así como el aceite de pescado, el aceite de oliva y otros aceites vegetales.

Una de las ventajas de los ácidos grasos con cadenas de longitud media y corta es que el cuerpo puede absorberlos directamente, obteniendo así un suministro de energía rápida.

Los ácidos grasos de cadena larga entran en el sistema linfático y no pueden ser degradados fácilmente. También se almacenan en los tejidos grasos y por lo tanto contribuyen a una mayor acumulación de grasa en el cuerpo.

Conclusión  

Los ácidos grasos de cadena corta y media en el aceite de coco protegen contra las bacterias, los virus y las infecciones por hongos en el sistema digestivo. Además, fortalecen el sistema inmune e incluso previenen a la formación de tumores.

Los ácidos grasos saturados contribuyen a la utilización óptima de todos los ácidos grasos esenciales, dan rápidamente energía y apoyan el sistema inmunológico.

Y por último un consejo especial: el aceite de coco aplicado de forma externa protege de las garrapatas. Y eso tanto en los seres humanos como en los animales. Sabiendo que estos "mini-vampiros" transmiten la enfermedad borreliosis se recomienda aplicar un poco de aceite de coco antes de ir de paseo por el bosque tanto si va solo o con su perro.

Compartir artículo:

Comentarios de usuarios

Félix

2014-08-08

estoy de a cuerdo con todo lo que dicen del aceite de coco yo hace dos años que lo estoy consumiendo y me va fantástico.

muestras gratis

2014-06-27

Hola,

Cada día tengo más interes en los alimentos y sus caracteríasticas. Parece una chorrada pero si cuidamos nuestra alimentación podemos tener mucha más calidad de vida.

El aceite de coco creo que lo voy a consumir, tiene muy buena pinta ...

Un placer

NeyLo2011.

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2020 Copyright - Cebanatural.com