Digestión y gases

Se muestran 1 - 13 (de 13)

La Digestión

Existen 2 tipos de digestión. La digestión mecánica, que empieza en nuestra boca con la masticación, y la digestión química, donde las moléculas alimentarias se van transformando en otras más pequeñas gracias a las diferentes enzimas digestivas para poder ser asimiladas.

El proceso digestivo requiere su tiempo, y son el tipo y la cantidad de alimentos que se ingieran lo que determinará el rato que puedan estar, primero en el estómago y después en el intestino.

Evidentemente, cuanto más tiempo necesite nuestro sistema digestivo, más molestias pueden generarse. Molestias que pueden ir desde una simple sensación de pesadez o plenitud, a hinchazón, gases, acidez e incluso dolor.

Escoger bien los alimentos y como cocinarlos es clave si se quiere tener una digestión fluida y sin molestias. Sobre todo en personas más sensibles.

Dado el caso, tenemos a nuestra disposición elementos de la naturaleza que pueden ayudarnos a que estas digestiones se produzcan de forma favorable.