Boca y Garganta

Se muestran 1 - 9 (de 9)

Boca

Los problemas bucales involucran encías, labios, lengua, paladar, parte interna de las mejillas y dientes. Los más comunes suelen estar causados por úlceras bucales, que pueden aparecer en cualquier parte de la cavidad bucal, así como infecciones en las encías. Es en el caso de las infecciones de encías que, si no son tratadas correctamente, pueden desarrollar complicaciones que pueden llegar a afectar hasta las vías respiratorias.

Mantener una buena higiene es el factor clave para mantener en buen estado nuestra zona bucal. Cepillarse los dientes tras cada comida, así como el uso de hilo dental, es el abecé de toda higiene bucal. Los enjuagues bucales ayudarán también a mantener el resto de la cavidad libre de bacterias.

Garganta

Para aliviar las molestias de la garganta, además de la higiene rigurosa, es aconsejable proporcionar sustancias calmantes como la salvia, el llantén, el malvavisco y el própolis, todas ellas con propiedades protectoras de las mucosas bucales, calmantes y refrescantes, muy eficaces y, lo mejor, naturales.